lunes, 11 de enero de 2016

Lunes de luces, olas y estrellas para David Bowie


Que la Luna mueve las mareas lo sabemos, que cambia los vientos, lo mueve todo, lo renueva todo. Y que los lunes es el día de la semana dedicado a la Luna, también lo sabemos, siendo hoy, además, el  segundo día de Luna nueva. Y hoy lunes 11 de enero ha sido un día especialmente triste y movido, hemos despertado con la triste noticia de que David Bowie ha dejado la Tierra para seguir su viaje por su espacio estelar, el hombre de un ojo verde y otro azul, una pupila dilatada por el puñetazo que le dio un compañero de colegio, el hombre que supo deslumbrarnos con su gran personalidad, su música, sus canciones y letras, su expresión facial, sus variados vestidos e interpretaciones, siempre elegante, siempre refinado... El hombre de mil miradas, de mil caras, el hombre cambiante como el día y la noche deslumbrando a varias generaciones.


Así ha sido este lunes, cambiante, con fuertes vientos de Poniente levantando grandes olas brillando entre los rayos del Sol intentando filtrarse entre nubes, estelas de aviones. Así lo he visto a mediodía, con el fuerte viento que no me dejaba sujetar la pequeña cámara y hacer una fotografía.


Al atardecer, a pesar de llevar la cámara reflex era imposible mantener el equilibrio para que no salieran las fotografías movidas. Al llegar a la arena el Sol ya estaba escondido y se encendían las luces del pueblo y del faro con las olas encrespadas que parecían engullir la montaña de Montjuïc de Barcelona al fondo.


Era difícil estar quieta y disparar la cámara intentado coincidir con la luz verde intermitente del faro del puerto y las olas. Casi todas las fotografías han salido movidas y la noche caía encima.


He enfocado hacia las rocas con las luces eléctricas al fondo y las últimas luces de la tarde.


Entonces la he visto, alejándome de la arena empujada por el viento me he girado y ahí estaba por encima de un arcoíris.


La bonita Luna nueva fina como una uña o media alianza bordeando su cara reflejada sobre rayos crepusculares rosados, verdes y naranjas, en una preciosa paleta de casi toda la gama de azules del cielo. Y he pensado en los ojos verdes y azules de David Bowie, he pensado en su reflejo sobre la Tierra entre el día y la noche. He pensado que todo se refleja, todo lo bueno, toda la belleza.


Y al llegar a casa sintiendo dentro aquellas luces y colores he visto aparecer las primeras estrellas. Nada más bello que ver cambiar las luces del día a la noche como de la noche al día, y no hay nada más bello que ver aparecer las primeras estrellas. Desde mi terraza las he ido contemplando una a una cómo aparecían, empezando a distinguirlas con su constelación mientras el azul noche tendía sus mantos de seda. Ahí estaba el magnífico Orión, al Este, con su brazo y espada señalando a las Híades y Pléyades de la constelación de Tauro, las dos grandes constelaciones que nos acompañan las largas noches de invierno. Ya sé que me repito, pero así aprendemos a leer el cielo, porque no hay nada más bello que leer el mar, el cielo y las estrellas. Que tal como está el mundo esto es lo único que nos queda, lo que sigue viviendo, lo que seguimos viviendo. Y como decía Carl Sagan y repito siempre también para no olvidar. Somos polvo de estrellas, porque venimos de las estrellas.

Dedico esta página a David Bowie, el hombre que supo deslumbrar a varias generaciones, el hombre que vino de las estrellas y hoy a vuelto a ellas...
Feliz viaje, estrella*
Gracias por tu paso por la Tierra*



© EVA HUARTE 2016 texto y fotos


2 comentarios:

  1. De hecho David Bowie ya tiene su lugar en el firmamento:
    http://www.ara.cat/societat/meteo/asteroide-anomenat-David-Bowie_0_1502849783.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto sí que es una alegría, Santiago, esta es la muestra de que la música trasciende más que las políticas, que no pasan del asfalto. Hace años voy diciendo que la música de los Rolling y Paco de Lucía es lo que el hombre tendría que haber llevado a la Luna. Ya nos vamos acercando.
      Gracias por el enlace. Y feliz Marte y martes :))

      Eliminar