miércoles, 6 de enero de 2016

Día de Reyes y Reinas 6-1-2016


Aún no me he acostumbrado a escribir el 16, pero hoy me gusta este juego numérico entre el 6 y el 1 del día y mes como un capicúa separados por un guión. La pregunta del guión y el millón que nos hacemos la mayoría ¿será este año mejor que el anterior? La respuesta está en el aire, o en el cielo.


Ayer fue un día bonito para mí, tuve buenos sueños que parecían de buen augurio y realmente tuve buenas sorpresas durante el día. Una buena amiga me hizo muchos y buenos regalos, por sorpresa, y eso es lo que hace mayor ilusión, que no lo esperas. Y por la noche, después de mirar el cielo y hablar con las estrellas me dormí pidiendo a los Reyes Magos la magia real y Real; que hoy salga premiado algún número de la lotería que tengo o del que tengan mis personas más queridas. Cuántas cosas se solucionarían... Nunca he sido materialista, por suerte o desgracia, siempre pido amor, salud, belleza, creatividad, paz... lo mejor para la humanidad. Pero este año sí, quizá por la edad o situación, pido la magia de lo material, sabiendo que sería una alegría para mí y las personas más queridas. Y pienso en tantos millones de personas que deben estar pidiendo lo mismo... Y la magia necesita cada vez más magia, más dosis de magia, más dosis de imaginación. Y la humanidad necesita cada vez más alegría.


Hoy no he tenido buenos sueños, más bien ha sido pesadilla. Pero he despertado pensando si el cielo, aún nocturno, estaría limpio para poder contemplar y fotografiar las estrellas y al cometa Catalina. He corrido hacia la ventana sabiendo que encontraría los regalos que ayer me hizo mi amiga,  los he mirado sonriendo con la misma ilusión que los recibí, sintiendo que el mejor regalo es la amistad.


He visto la Luna menguante entre nubes con el cielo clareando en azules, las farolas y luces del puerto encendidas, las primera luces del Sol en el horizonte jugando con las nubes. Y había una nube especial, como una gota de agua queriendo imitar la forma del Sol bajo tres chepas, pensando en reyes y reinas, en los esfuerzos que seguimos haciendo por no perder la ilusión, por transmitirla a las criaturas inocentes o por contagiarnos de ellas... ¿Qué hemos perdido por el camino? Algo hemos perdido, algo no hemos hecho bien dando tanta importancia a la inteligencia artificial, a las máquinas, políticas... El medio se ha convertido en finalidad, que no es la felicidad. La finalidad, la idea, era ser felices, tener las necesidades básicas cubiertas, al menos en sociedades civilizadas, y compartir.


Pero he visto esa nube en forma de gota de agua como una lágrima colgando de tres chepas, quizá por la pesadilla que he tenido, quizá viendo el patetismo en tantas imágenes de reyes y reinas...

Fotografía publicada en Facebook (desconozco autoría)
El patetismo de los pobres Reyes Magos en las fotografías que he visto de Madrid, reyes feos y famélicos, pelo corto y mal vestidos, parecen muñecos de cartón. Esto también es populismo, por querer dar imagen de sencillez han gastado dinero en nuevos trajes horribles. Podrían haber utilizado los trajes de siempre, aunque estuvieran rotos se cosen. Pero no, la política es el medio y finalidad, la mentira, el engaño, el aparentar lo que no se es. Eso es lo peor que se puede ser. La estética y belleza no está reñida con la riqueza material, es cuestión de buen gusto y sensibilidad, es cuestión del respeto a la ilusión de las criaturas inocentes y de todos los seres que no han dejado ni dejan de ser inocentes y necesitan, necesitamos, seguir viviendo con ilusión. Me dice una amiga de Madrid que algunos niños lloraban preguntando dónde estaban los Reyes Magos... Claro que, con los reyes reales que viven en Madrid como tales quizá no necesitan magia, no necesitan Reyes Magos...



Esas tres chepas en las nubes como tres reyes, tres reinas, como esas mujeres en las alcaldías de Madrid y Barcelona, mujeres de mal gusto, (con mis respetos por Carmena, alcaldesa de Madrid, a quien respeto por su carrera hace muchos años) mujeres que deberían fomentar más la sensibilidad y valores humanos, pensar más en las criaturas, respetar su mundo al menos una vez al año, sus derechos... Y nuestros derechos, nuestro derecho a la alegría de vivir, sin engaños, la alegría de ser niñas, madres, abuelas, fomentando el respeto, la estética, la belleza, respetando ilusiones y sentimientos, el de las criaturas pequeñas medianas y grandes. El de todos los seres humanos que nunca dejamos de ser criaturas, siendo la alegría la primera necesidad básica para vivir y sobrevivir.

Ahora el cielo se ha limpiado de nubes, vuelve a brillar el cielo azul y el Sol sobre el mar como un diamante. Aunque parece que el mar tampoco tiene buen día, desde aquí veo cómo se acercan altas olas encrespadas... Voy a a pasear por la playa, a preguntar a las olas qué hemos hecho mal, dónde hemos dejado la magia... Creo que las olas también están enfadadas.
 
Creo que todos seguimos necesitando PAZ, ALEGRÍA, BONDAD. Esa sería la magia real.

Miro las páginas de este blog dedicadas a los reyes de anteriores años... vaya diferencia...
Por si queréis recordar un poco de historial real
 Año 2011 http://www.ehuarte.blogspot.com.es/2011/01/2011-super-no-vas.html

Año 2012 http://ehuarte.blogspot.com.es/2012/01/regalo-de-reyes-y-reinas.html



© EVA HUARTE 2016 Texto y fotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario