martes, 15 de diciembre de 2015

Última Luna nueva del año 2015


Hoy martes, 15-12-15, ha sido el primer día que he visto la Luna nueva que empezó el pasado viernes. Es la última Luna nueva de este año 2015, la he visto ya en su cuarto día, en un atardecer rosa naranja y rojo, esos colores tan vivos de los atardeceres de otoño e invierno, a diez días de Navidad, que este año coincidirá con la Luna llena.


La he descubierto al Sureste, apenas visible entre las nubes teñidas de rosas mirándose en el mar.


El Sol dormía tras las montañas de Suroeste hacía rato, dejando su rastro con mil formas, luces y colores al ritmo que cambian las imágenes bajo los párpados en la vigilia del sueño.


Dejando que la noche empezara a extender su manto de azules con la nueva Luna como un fino broche de diamante.


Siempre que la veo nueva por primera vez la saludo con varias reverencias, como hacía el poeta Robert Graves. Y pienso en Isak Dinesen, entonces varonesa Karen Blixen, escribiendo en sus memorias Lejos de África la importancia de la Luna nueva:

Empiezas los safaris con la luna nueva para beneficiarte de un ciclo entero de noches de Luna. Te resulta extraño cuando vuelves a Europa encontrarte con que tus amigos de las ciudades viven sin tener en cuenta los cambios de la luna y casi la ignoran. La luna nueva fue la señal de acción para el camellero de Kadija*, cuya caravana se puso en marcha cuando apareció en el cielo. Con su rostro vuelto hacia ella fue uno de los "filósofos que tejen sus sistemas del Universo de la Luna". Debió de contemplarla mucho, porque la tomó como el signo de la conquista.
  Adquirí prestigio entre los nativos porque muchas veces sucedió que en la granja fui la primera persona que vio la luna nueva, como un delgado arco de plata en el crepúsculo; sobre todo porque dos o tres años seguidos vi antes que nadie la luna nueva del mes del Ramadán, el mes sagrado de los mahometanos. (Lejos de África. Isak Dinesen)
 
 * Kadija fue una mujer que heredó el comercio de su padre, Mahoma la conoció en uno de sus viajes y empezó a trabajar al servicio de ella como camellero, convirtiéndola en su primera esposa. Si queréis saber un poco más aquí hay un párrafo interesante: 
 http://www.forgottenbooks.com/readbook_text/La_Espana_Moderna_1400004229/319

Recuerdo siempre lo extraña que me consideraban en la ciudad por hablar y señalar la Luna en sus ciclos. Afortunadamente, quizá desde la existencia de Internet y la facilidad para tomar imágenes cada vez hay más personas que la siguen. Y creo que empezar esta última Luna nueva del año 2015 en día 15 leyendo y transcribiendo a Isak Dinesen es una bonita manera de empezar a cruzar este desierto de sentimientos y emociones que está sufriendo la humanidad...

Por hoy no escribo más, voy a seguir leyendo mirando la Luna y este cielo ahora bordado de estrellas, con las grandes constelaciones que nos acompañarán todo el invierno, Tauro y el magnífico Orión, protector de la humanidad... Lanzando un deseo más.



© EVA HUARTE 2015

texto y fotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario