jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós, 2015* Gracias


Al despertar enseguida he pensado que era el último despertar en este año 2015, he acariciado a mi gatita Mini que dormía a mis pies y se lo he dicho, ha contestado con un gruuua, como si ya lo supiera a modo de saludo y hemos saltado de la cama corriendo hacia la ventana como niñas ilusionadas buscando el regalo a los pies del árbol navideño. Nuestro regalo es el cielo con sus estrellas y brillantes planetas. La Luna menguando y el horizonte que empezaba a clarear. Ha sido un despertar movido, con mi gatita maullando arriba y abajo y yo nerviosa sin fijar bien el trípode. Así que las luces de los barcos y una estrella o planeta han salido como un cuadro abstracto, como un año que se va.


He querido fotografiar el cielo distinguiendo al cometa Catalina por su tono verde esperanza cada vez más visible a simple vista. Estaba demasiado dormida para programar bien la cámara y es cuestión de segundos y minutos captar las tonalidades azuladas entre la noche que duerme y el nuevo día que despierta. Por ser el último despertar de este año 2015 no me he lucido, pero no importa, me he reído de mí misma imaginando la escena de lejos, mis movimientos torpes, Mini corriendo por la terraza maullando como si fuera fiesta... torpezas del planeta Tierra. En el horizonte mar ya se distinguía una gruesa franja de nubes oscuras y sabía que veríamos al Sol sobre esa nube.


Al aparecer le he sonreído, como siempre, dándole las gracias, y dando las gracias a este año 2015.


He preparado el desayuno para Mini mientras se hacía el café y he escrito a pluma tintero y papel:

Adiós 2015, agradecida.

Agradecida por estar viva,
agradecida por tantas cosas bonitas.
Agradecida al Sol
al mar
a la Luna y las estrellas.
Agradecida a tantas personas buenas.
Agradecida a animales y plantas.
Agradecida al cariño y alegría de mis amigas,
de mis mejores amigos
de mi mejor amiga.
Agradecida a tan buenas lecturas.
Agradecida a tantas sonrisas.

Agradecida a la vida.

*Con mis mejores deseos para la humanidad*

Adiós, 2015* Gracias



© EVA HUARTE 2015 texto y fotos

3 comentarios:

  1. Es la mejor manera de despedir un año, dando las gracias por todo. No estamos acostumbrados a agradecer, y tan reconfortante es ser agradecido como que te den las gracias por lo que haces.

    Feliz 2016!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo también, Santiago, antes de dar la bienvenida a lo nuevo hay que dar las gracias a lo viejo. Gracias por tus lecturas, comentarios y amistad. Con mis mejores deseos. Un abrazo*

      Eliminar
    2. Gracias a tí por las mismas cosas, y un placer haberte conocido aunque sea telemáticamente.

      Un abrazo!

      Eliminar