miércoles, 30 de septiembre de 2015

Adiós a Septiembre de 2015, sí o no...


He preferido estar callada unos días antes que implicarme por escrito y aquí en mi blog con los movimientos sociales y políticos que hemos vivido especialmente este mes de septiembre de 2015, bastante movido estaba todo y ardían las redes sociales virtuales con toda clase de noticias, sustos, despropósitos, prejuicios, marketing, mítines, rivalidades... El objetivo político es movilizar a las masas, la mejor manera de tapar las reales irresponsabilidades de quienes deberían gobernar y dictan constamente leyes absurdas como la ley mordaza, tanto que luchamos hace décadas por la libertad de expresión, leyes impuestas a los más débiles o necesitados de protección social, que cada día somos más, leyes contra gobiernos democráticos que piden en nombre de dos millones de personas manifestándose en las calles su deseo de independizarse de otro gobierno que censura, manipula y no respeta las leyes democráticas de un referéndum con la simplicidad de un o un No. Siguen considerando más rentable el sistema del divide y vencerás olvidando que hace décadas estamos en una democracia con leyes y derechos que los gobiernos deben ser los primeros en respetar.


He preferido estar callada aquí pero he discutido constantemente con Personas Propensas a la burla, descalificación de millones de personas, de una historia cultura lengua y memoria de un pueblo, una nación. Discursos comentarios e insultos que se repetían como un viejo disco rayado. Mientras millones de personas dejábamos nuestra energía especialmente en las urnas. Y el resultado, más manipulación, el mismo presidente de gobierno que amenaza con perder la nacionalidad incluso europea demostrando patéticamente que no conoce las leyes democráticas demuestra también que no conoce los números. Máxima asistencia de votantes como nunca en la historia, máximo número de diputados independentistas al Parlament de Catalunya donde se decidirán las cosas sin tener que consultar al gobierno que no conoce las leyes y dice que han perdido. Es la política de no, no, no se ha enterado de que la mayoría de votantes ha dicho sí al elegir a representantes independentistas, a falta del referéndum que el gobierno central impidió porque resulta más rentable y atractivo movilizar a las masas y llevárselas para su casa. Vampirismo, eso es vampirismo, vampiros energéticos.


Y pensaba seguir callada y poner fotos de los últimos días de septiembre con tantas novedades terrenales y celestiales. Pero todo se eclipsó, hasta la Luna se eclipsó plenamente. Y hoy, último día de este movido y eclipsado septiembre, cuando los vientos deciden cambiar provocando lluvias y altas olas en el mar, decido hacer un par de fotos a las olas para despedir a septiembre en el blog. Ha sido un día movido, lluvias, vientos arremolinados, olas arremolinadas...


Y al final del día, un tímido arcoíris al Este,


por los rayos del tímido Sol que teñía las nubes en Poniente,


reflejándose en el mar como largas colas de novia teñidas de azulete. Los tintes y el contraste eran preciosos, parecía una pintura impresionista, pero no podía fotografiar la luz naranja de Poniente por las antenas de las casas y los árboles que las tapaban. He decidido subir rápida al coche para llegar al espigón de la playa a un minuto de casa, y poder fotografiarlo todo con una perspectiva más amplia.


Pero las nubes nocturnas y de lluvia han sido más rápidas. Una chica bajaba del espigón y ha podido captar con la cámara de su teléfono portátil el momento naranja, y mi cámara ha fotografiado su figura caminando por la orilla en contraste con las largas olas, las últimas luces del horizonte y las primeras luces eléctricas de la noche cayendo sobre el mar y la colina.


Ha sido todo muy rápido, sin poder casi disfrutarlo, al contrario de este mes de septiembre que me ha parecido tan largo sumergida en los movimientos terrenales, más que celestiales. Luego me dicen que hable de política, que opine en mi blog, y me parece mucho más agradable hablar del mar o las gaviotas que vuelan según giren los vientos... con o sin metáforas.


Y para redondear el día y el mes, al volver al coche, veo a un empleado del ayuntamiento poniendo un papelito rosa de multa en el parabrisas, por no haber puesto unas monedas en una máquina, a las 19'57h., con lluvia y la zona de aparcamiento casi vacía. Le digo que por favor elimine la multa, que vivo delante, que he cogido el coche porque llueve, he estado cinco minutos, y varias referencias más de las que se ha burlado, ya que se discute si hay alguna ley en el Reglamento de Tráfico que indique al conductor y propietario de un vehículo la obligación de pagar multas puestas por una persona sin placa de policía municipal o de tráfico, y si esta persona está autorizada por Tráfico a tocar un vehículo de propiedad privada y poner multas. Al momento, del coche de al lado, ha salido un chico con un cigarrillo y otro papelito rosa entregándoselo a ese señor con anorac y placa del ayuntamiento, diciéndole que estaba dentro del coche "¿Qué ha hecho usted? Estoy dentro del coche..." Otra discusión, más discusiones. El señor de las multas se excita se burla y empieza a insultar... El chico del coche y yo hemos hecho fotos diciendo que íbamos a denunciarlo. Hoy día, para todo, se necesitan fotos... Y así nos hemos ido, cuando el chico ha pasado con su furgoneta y el móvil en la mano ha gritado "¡Justicia!..." -¿Sí o no?- He respondido.
Esa es la palabra a todo, justicia, pero la justicia no tiene foto.

Esperaba que llegara este mes de septiembre con ilusión, saliendo de los calores bochornosos de este verano y disfrutar la calma y los colores de otoño, pero poco lo he disfrutado este año, quería, al menos, despedirlo con un poco de elegancia, pero creo que él ha estado poco elegante, o quizá somos nosotros los humanos, que nos hemos apartado demasiado de los mensajes celestiales.

El otoño acaba de empezar, seguro que octubre será mejor, y procuraré serlo con él... .

Texto y fotos

© EVA HUARTE 2015






domingo, 20 de septiembre de 2015

Septiembre es una fiesta... Y todo se renueva


Son días movidos y calmos, los últimos de este verano 2015 anunciando el nuevo otoño que empezará el próximo miércoles 23, todo se mueve y remueve, todo se regenera. Pero las playas quedan quietas y desiertas. El viernes, desde el vagón del tren hacia Barcelona, pudimos ver las prácticas de los aviones haciendo piruetas en el cielo sobre el mar, con un sonido estruendoso, parecía la guerra, pero no lo era, eran ensayos para la fiesta que se celebraba hoy con motivos de las fiestas de La Mercè. Los turistas reían intentado hacer difíciles fotos. Poca cosa conseguí también.


Ayer sábado, sentada aquí en mi escritorio, me sorprendió el mismo estruendo viendo un caza cruzar rápidamente el cielo delante de mi ventana sobre el mar.


Un avión apaga fuegos que se acercó un poco más y me lo puso más fácil para fotografiarlo.


En el lado Poniente, con la figura de Barcelona al fondo, apareció de pronto esa columna de humo en el cielo, (a la derecha de la foto)


La columna de humo pareció caer en un momento, desapareciendo. Y ese palo que se ve en primer plano es el mástil del vecino sujetando la estelada en su terraza, molesta para ver contemplar y fotografiar el paisaje, pero son días de fiestas, primero por el 11S, luego el 24, la Festa de la Mercè, patrona de Barcelona y de los presos, y el 27S las elecciones catalanas. Septiembre es una fiesta.


Y hoy domingo 20 de septiembre, último domingo de este generoso verano 2015, el día ha despertado nublado, pensaba que quizá se suspendería la exhibición de aviones, un clásico de casi cada año con motivo de las fiestas de La Mercè. De pronto se ha despejado quedando un cielo limpio, azul y brillante Mediterráneo. Han ido apareciendo toda clase de barcos y veleros, acercándose de nuevo el avión apaga fuegos, era todo un espectáculo que no he podido captar bien por la distancia en la que estaban haciendo la exhibición. Ha sido una mañana movida por cielo y mar. Una fiesta.


Al final del día, la calma, la ligera añoranza veraniega viendo oscurecer el cielo a las 20'30h, cuando en días veraniegos disfrutábamos en la playa con el Sol y el mar crepuscular, las voces de los niños y las músicas en los chiringuitos, parejas enamoradas brindando y gente bailando la fiesta estival. Hoy la Luna nueva nos ha animado esa hora azul crepuscular de días más cortos de otoño, la Luna nueva todo lo alegra y regenera, anunciando noches más largas con nuevas luces y colores, nuevas formas, nuevas ideas, nuevas esperanzas y emociones...


Nuevas estrellas. Ante el cielo nocturno limpísimo he vuelto a ver nacer las estrellas, la Osa Mayor en su posición por donde seguirá otoño e invierno, se acercan Tauro y Orión... Se acerca una nueva época, hay estrellas que tiemblan y estrellas que están quietas. Hay personas que tiemblan y personas que están quietas... Hay quien mira y contempla, quien sonríe y ríe, quien imagina y piensa...
Y todo se renueva.


Texto y fotos

© EVA HUARTE 2015



martes, 15 de septiembre de 2015

Primeras luces y esteladas de septiembre


Éstas han sido las primeras luces del día, a las 7'20h., con los bonitos colores de esa nube rojiza entre dos farolas. La farola más cercana seguía encendida sobre la primera estela de avión que aparecía.


La estela se iba alargando


Y al mismo tiempo que subían las luces naturales del Sol seguían apareciendo estelas paralelas.


Esas típicas estelas que en lugar de evaporarse se expanden cambiando el paisaje terrenal y celestial.


Ya aparecían los primeros rayos de Sol como creador de esas estelas, se apagaba la luz artificial de la farola que parecía iluminarlas. Eran las 7'39h cuando he parado de fotografiar pensando que ya había fotografiado las luces más bonitas del día. El cielo azul iba tornándose blanquecino por las estelas que seguían ensanchándose cubriendo el azul. Y ahora el cielo está grisáceo, a pesar del Sol que parece esforzarse por seguir siendo el rey del día, como intuyo que podría ser de no haber aparecido esas estelas químicas, ya no sé si drones, chemtrails, pero no creo que sean aviones de pasajeros tan organizados y todos a la vez... Sospechas y dudas.

Una vez más pienso en lo que es natural o artificial, real o engañoso, original o copia. Pero hay una cosa clara, adoro la salida del Sol, la venero, la saludo, y quisiera un cielo azul y limpio para que pudiera mostrarse tal como es, tal como brilla intentando darnos lo mejor de él, las mejores luces y colores, las mejores sombras. Y esas estelas blanquecinas convierten el día blanquecino, insípido, lejos de los azules mediterráneos. Igual que los prejuicios falsos testimonios y calumnias embrutecen los colores y la luz de esas estelas humanas imitando los colores del despertar natural. Hay quien se alimenta de esas estelas químicas artificiales, de las luces artificiales. Y hay quien adora la luz natural del Sol, como una llama viva que nos hace pensar en el futuro de la humanidad, en el sentido de la vida, en la belleza que nos rodea, como una necesidad imperiosa para el sentido de nuestra existencia. Cada vez más dudas sobre qué es real o artificial, verdad o mentira, pero la belleza es la verdad y la verdad belleza. Eso, creo que nunca ningún humano lo podrá cambiar. Como que hoy es 15-9-15, capicúa. Palabra de origen catalán que significa "cabeza y cola".

¡Feliz día!

Texto y fotos

© EVA HUARTE 2015