sábado, 1 de agosto de 2015

Luna azul de Julio, Luna naranja y oro de Agosto 2015


Veía el aire rosado jugando con mi gatita en el patio, alzo la mirada y veo preciosas nubes rosadas, rojizas, naranjas... He pensado que era buen momento para subir a la colina donde seguro que habría un precioso espectáculo crepuscular, pero antes he subido a la terraza para ver si esas nubes eran más amplias y podrían durar unos minutos hasta llegar a la colina, preparada con la cámara en el trípode porque empezaba a estar oscuro. Y al salir a la terraza esta es la imagen que he visto; una gigante Luna naranja subiendo por el horizonte mar y dos barcos haciendo su ruta diaria hacia el Este.
Sabía que el movimiento de la Luna y de los barcos era rápido y tenía que ser rápida cambiando el objetivo de 35 mm. por el de 200, sabiendo que a veces me pierdo lo mejor he querido disparar así, de lejos, tal como lo veía, era cuestión de milésimas de segundo.


Mi idea era captar el barco justo al momento de pasar bajo la Luna, pero una vez más, no he sido tan rápida cambiando la lente de la cámara, Luna y barco no se detienen y por instantes te pierdes quizá la mejor foto, pero así te queda la deuda para otra vez, y otra más...


La Luna que aparecía como una gigante naranja iba ascendiendo convirtiéndose en oro.


Ha sido una sorpresa, no la esperaba. A mis espalda estaban las nubes rojizas que quería fotografiar iluminando Poniente entrada ya lo noche, pero esto era un regalo del momento preciso en el lugar preciso, disparando y programando rápido.


Y paso a paso, sabiendo que duraría poco su aparición al llegar a la franja de nubes.


La he visto con cara de niña, una niña curiosa traviesa y divertida llena de alegría por la entrada del mes de Agosto, asomándose entre nube y nube sin querer perderse el paseo de los barcos que tanto le gusta contemplar llenos de lucecitas bajo su rostro, sabiendo cuántos humanos la contemplarán y admirarán, alegrándoles la noche estival en alta mar.


En pocos minutos ha quedado tapada del todo por las nubes y el barco se ha escondido tras los pinos. He sonreído como suelo hacer en momentos tan bonitos dándoles las gracias por este regalito. Es lo que se llama serendipia, buscando las nubes rosadas encuentro a la Luna llena oro y naranja.

Hace días que la redes sociales virtuales no paran de poner toda clase de fotografías y enlaces sobre la Luna Azul o Blue Moon anunciando la de ayer 31 de Julio. Observé también que aquí en el blog subían muchas visitas en un post que hice explicando la expresión Blue Moon, en Septiembre del año 2012, ya que justo el 31 de Agosto había sido la segunda Luna llena del mismo mes, entonces la mayoría aún creía que la Luna se vería azul y recuerdo con risa la cantidad de disparates que se decían por las redes. Así que estos días he puesto el mismo post del 2012 para no repetir. Clic aquí: http://ehuarte.blogspot.com.es/2012/09/por-que-la-llaman-luna-azul-o-blue-moon.html 

Luna Azul 31 de Agosto 2012
Esta fue la Luna Azul del 31 de Agosto 2012, apareció un poco más al Este y el barco estaba un poco más alejado, el cielo, como vemos, bastante más limpio que el de ayer 31 de Julio 2015.

Luna Azul 31 de Julio 2015
Así la capté anoche un momento que apareció tarde entre las nubes, con esa estela de avión como una hebra suelta al viento con tonos azulados.

Y es que la Luna no es una moneda de cambio, no tiene dos caras, tiene miles de caras, es una preciosa esfera con sus mapas de luces y sombras pero siempre brillante. Es quizá lo único, la única que nos hace imaginar y sentir que aún somos libres para vivir, amar y soñar.
Como decía de jovencita en los años 70: La Luna, no nos la pisarán.

Texto y fotos

© EVA HUARTE 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario