viernes, 28 de agosto de 2015

Estelas de Sol y Luna


Es la última Luna llena de este caluroso verano 2015, el plenilunio será mañana sábado 29 de Agosto. Mi intención era ir mañana a un lugar alto para fotografiar la salida de la Luna, pero hoy viernes ya me han sorprendido en mi paseo diario por la colina. Primero esta bonita estela rosada en medio del cielo Suroeste, tras ponerse el Sol en un cielo nítido.


Y un poco más a la izquierda, en Sureste, ya destacaba la Luna llena sobre el mar crepuscular.


He vuelto a casa dando un rodeo por la playa, en esa hora azul tan especial, y la sorpresa ha sido tan bonita que a pesar de llevar sólo la pequeña Canon, y casi sin batería, quería intentar captar ese brillo de la Luna como un foco en el horizonte derramando una preciosa estela de diamantes hasta la orilla.


En los chiringuitos de la playa había menos gente, aunque la música en directo intentara animar la noche. La belleza estaba en el mar, en el silencio de las olas casi dormidas.


Lo miraba todo sorprendida, ha cambiado el ambiente en pocos días, en la arena pequeños grupos de personas en círculo casi calladas contemplaban la maravilla, y una pareja mayor salía del agua... El silencio en la orilla era sorprendente, como si todos contempláramos un milagro.


He ido acercándome a la orilla siguiendo la estela de la Luna, fotografiándola, mojándome los pies... Al girarme he visto que sólo se distinguían figuras en sombra en la arena y sin pensarlo dos veces he entrado en el agua, nadando en la estela diamante, mirando la Luna y el horizonte, sonriendo y dando las gracias por tanta felicidad. No se puede pedir más ni se puede decir más. Repitiendo de nuevo mentalmente la frase de Isak Dinesen: Todo se cura con sal, con sudor, con lágrimas y con el mar.

Texto y fotos

© EVA HUARTE 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario