jueves, 14 de mayo de 2015

Siguen las nieblas y el silencio de las sirenas


Nada que decir, vuelven las nieblas, siguen, sólo se ven los mástiles de los barcos, las barcas pequeñas de recreo han vuelto rápidas a puerto parando sus motores y quedando quietas sin poder amarrar, no se ve a más de cinco metros, a veces diez. Vuelvo a la playa sabiendo que no me podré bañar. Sólo dos personas, otra sirena y mi andar, mirar sin ver más allá.
Vuelvo a pensar en Ulises y su mástil, sus voces y sus ecos internos, vuelvo a pensar en el silencio, en El silencio de las sirenas de Kafka:

 
 "El canto de las sirenas lo penetraban todo, y la pasión de los seducidos hubiera roto trabas más fuertes que cadenas y mástiles. Ulises, aunque acaso enterado, no pensó en eso. Confió plenamente en su puñado de cera, en su manojo de cadenas, y con inocente alegría, contentísimo con sus pequeñas astucias, navegó al encuentro de las sirenas.
Pero sucede que las sirenas disponen de un arma más terrible aún que su canto. Es su silencio. Acaso era imaginable -aunque, por cierto, eso tampoco había ocurrido- que alguien se salvara de su canto; pero sin duda alguna nadie podía salvarse de su silencio
."

Dicen los meteorólogos oficiales que esta tarde desaparecerán las nieblas, pero son las 15'20h y aquí siguen, a veces menos intensas, no entran ni salen barcos, apenas pasan trenes, no se ve casi nada, sólo la orilla blanca de las olas encrespadas... y silencios...

El ambiente climatológico es bochornoso, como el socio-político... oleadas de gente encrespada, de políticos encrespados haciendo más y más ruido, jugando con el agotamiento y el tiempo...
No importa lo que digan, todos prometen los mismo, el mismo ruido.
Pienso qué sería si dijeran lo que callan... lo que no cantan...
Metáforas

http://ehuarte.blogspot.com.es/2011/10/el-silencio-de-las-sirenas.html


Texto y fotos
© EVA HUARTE 2015

2 comentarios: