lunes, 2 de marzo de 2015

Última Luna llena de este invierno


Aquí está Ella, Luna lunera, cascabelera, el jueves será llena, irisando las nubes junto a Júpiter, como si jugaran al escondite entre ellas.


Ya sé que he dado demasiado tiempo de exposición a las fotografías y no ha salido la cara de la Luna, que la tiene, y tiene muchas, por eso siempre nos fascina. Y me fascina tanto ver el baile de las nubes y la Luna que no he podido evitar montar la cámara en el trípode y salir a la terraza para fotografiarla. La temperatura ha subido y se nota, ya no es necesario abrigarme como si fuera al Polo Norte, aunque el virus de este invierno aún deja huellas... Otro día hablaré de los virus...


Y así de brillante y radiante ha aparecido después de bailar atravesando las nubes como una columna vertebral. Me pregunto quién baila, las nubes o la Luna y las estrellas. Y sonrío, todo se mueve, el Universo se mueve, la Tierra se mueve, todos nos movemos. Al contrario, me pregunto qué habrá quieto... Quizá por eso también nos gusta la Luna, por su serenidad, su brillo, la sensación de calidez, placidez, la sonrisa, como el vientre de la madre eterna.

Y pienso en los que fueron humanos y ahora están por el Universo. Y pienso en los que estamos en la Tierra... intentando ser humanos... Aunque parece que algunos luchen por no serlo...

Otro día hablaré de ellos, como de los virus. Hoy sólo me apetece disfrutar la última Luna llena de este largo, crudo y duro invierno, acercándose rápido hacia la primavera.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario