domingo, 1 de febrero de 2015

Fenómenos de febrero


Bonito y divertido ha sido este primer domingo y primer día de febrero de 2015, como una consecuencia del de ayer, cuando comentaba que una ola es consecuencia de otra, un mes de otro... Ha amanecido tranquilo, limpio y azul, un Sol espléndido, y a mediodía ha vuelto a levantarse el viento trayendo nubes blancas, grises y azules, dando al paisaje distintas formas entre el Sol y las sombras que se movían al ritmo de las nubes.


Y unas pequeñas gotas de lluvia chocando en mi objetivo me han regalado éstas imágenes que bien podrían parecer fenómenos naturales. Y en realidad lo son, ¿no es acaso natural el iris que forma una minúscula gota de lluvia sobre un cristal salpicado de Sol? Miraba hacia el Norte, el lado opuesto, a ver si me sorprendía un arcoíris en el cielo, y no ha aparecido, el arcoíris me lo ha reglado esa gota de lluvia en mi objetivo. 


Intentaba sólo captar esta nube como una montaña y esa lluvia que se adivinaba en el horizonte mar con manchas que parecían hechas con acuarela. Y la brizna de agua de lluvia ha favorecido el paisaje como si estuviera nevando. Pero no. El fenómeno natural era el viento, la lluvia intermitente en tierra y alta mar y preciosas luces, contrastes y sombras.


Un poco más a la izquierda, hacia el Este, el paisaje pintaba en el horizonte una auténtica acuarela.


Y hacia la derecha, al Sudoeste, cambiaba radicalmente en tonos azules liláceos y verdes. El día era tan transparente que la figura de las montañas y el puerto de Barcelona se recortaban perfectamente.

Luego he bajado a la playa donde se concentraban todas las luces y colores...
Pero ya son otras escenas, otras historias, otros fenómenos naturales o fotográficos de este recién llegado febrero. Como ha dicho un amigo en Facebook: A ver qué nos prepara febrero-rocher.
De momento, raro, bonito y frío es.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario