jueves, 2 de octubre de 2014

¡Aquí está el Sol!


Así como ayer lloré de emoción contemplando la salida del Sol, hoy he reído y sonreído, por ese cielo azul noche tan nítido que he descubierto alzando la mirada desde mi ventana, hacia la constelación de Orión en el Sureste mar, y la estrella Sirio a sus pies casi tocando el horizonte, y tantas estrellas brillantes que parecían anunciar un día azul y nítido, un Sol nítido...

Sirio a los pies de Orión, poco antes de amanecer
Y he sonreído pensando que hoy la salida del Sol no tendría ningún interés, que saldría como un foco, o como un huevo frito, sin esas estelas de aviones como las de ayer formando cruces y dibujos que provocan tantas luces y colores... y queda muy bien en las fotos. Pero he querido fotografiar ese huevo frito por comparar los dos amaneceres, el de ayer con tantas estelas (¿Chemtrails?) gruesas y densas, ampliándose hasta cubrir el cielo y dejarlo nublado. Hoy, en cambio, el cielo era de cristal, con ese Sol alegre y bonito que me hacía sonreír pensando en un huevo frito, y esas pequeñas estelas de aviones que sí son normales, comerciales, que no dejan rastro más que por un minuto... de lejos...


¡¡Y aquí está el Sol!! de hoy, jueves día dos de octubre de 2014, como si desde ayer hubiera empezado el verano, un verano de verdad, de los de antes, sin esas lluvias y tormentas tan pesadas que hemos tenido casi todo el verano recién terminado.

Es el resplandor del Sol de otoño, son días mágicos, hoy un Sol simpático, lleno de buena energía. Y hasta las barcas, cada día, como yo, vamos a saludar al Sol, a darle la bienvenida y darle las gracias.



Aprovecharé para ir a la playa ahora desierta, donde sé que el mar me espera como un espejo iluminado.
Iré cantando esta bonita canción de los Beatles, Here comes the sun. Aquí está el sol,  que canto desde que el Sol alumbraba mis primeros abriles mis jóvenes años. Iré cantando como si nada pasara, como si no hubiera satélites artificiales en este cielo azul y nítido. Como si no existieran las máquinas, como si fuéramos humanos iluminados, envueltos solo en alegrías y sonrisas. Iré con esa buena energía que hoy nos da el Sol, con este Amor, que hoy nos da la vida.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario