viernes, 5 de septiembre de 2014

Viernes, Venus y la feminidad


A las 7 h. era aún noche cerrada y al empezar a clarear se han apagado las luces de las farolas que aún están  programadas con el horario de verano. Siguen los días grises aquí junto al mar, decimos que es un verano raro y esperamos que el otoño compense con días más alegres y soleados. Pero de momento no hay cambios, y aún no puedo fotografiar los esperados colores dorados de los amaneceres, aunque el Sol siga bajando de su cenit acercándose más a mi ventana frente al mar. Son tristes tantos días grises, aunque tenga una chispa de alegría por esa estrellita nieta mía con ojos como el mar, nacida hoy hace siete días, siete días que vive ya en este nuestro extraño y bonito mundo.

Y he pensado que era viernes, día dedicado a Venus, el planeta del amor, la belleza el Arte y la feminidad... ¿Será femenina mi nieta Abril? ¿Qué porte tendrá cuando crezca? ¿Será artista, creativa...? ¿Será lista, divertida...?  Las típicas preguntas que nos hacemos las madres y ahora sé, las abuelas. Nació como mi hijo en viernes, que es todo sensibilidad, y sé que esa virtud la tendrá.
Me habría gustado fotografiar este amanecer, de viernes a viernes, pero al no tener luces ni colores he fotografiado lo que tengo delante de mi mesa escritorio; algunos cuadros que pinté al óleo hace años, cuando tenía espacio donde colocar el caballete y pintar. Algunas láminas de obras clásicas... Y algunos de mis libros de Arte, filosofía, historia... Y sonrío al ver que siempre me he rodeado de mujeres, siempre de feminidad, así me educaron y así he continuado educándome, con Venus como la representante de la belleza, de la feminidad, sensibilidad expresada a través de todas las Artes.
El Amor es Arte.


He recordado mi ambiente infantil, básicamente niñas y mujeres, he recordado lo que me han dicho siempre muchas personas; siempre pintas mujeres. Y he recordado cómo éramos las niñas cuando yo lo era, cómo éramos las jóvenes cuando yo lo era... Y cómo han cambiado las mujeres, la feminidad. Unas siguen con ese indiscutible aire femenino y sensible, no exento de inteligencia y creatividad, al contrario, creo que la inteligencia nace de la sensibilidad, de la bondad. Otras mujeres, en cambio, quizá por la imposición del sistema que sigue basado en la desequilibrada moral del patriarcado, se han endurecido y masculinizado, quizá como defensa, para poder sobrevivir en un mundo sometido al patriarcado, a la productividad, al agresivo y actual capitalismo que nadie sabe hacia dónde va...

¿Y la feminidad, hacia dónde va? Ayer hablamos en Facebook sobre este tema, y no quise entrar más, casi nunca se pone nadie de acuerdo, pero es curioso que quien más quería imponer su teoría era una mujer defendiendo a la mujer que defiende a un marido poderoso político y demostradamente corrupto... No diré nombres para no romper la armonía que siempre intento en los escritos. Y pensé en tantas conversaciones en distintas épocas y con personas de toda condición; el hombre se ha feminizado, la mujer se ha masculinizado... ¿Hacia dónde nos lleva este intercambio? ¿Es otra búsqueda del equilibrio? La vida es una continua búsqueda de equilibrio, sin saber nunca si lo estamos haciendo bien. ¿Lo harán mejor quienes vengan después teniéndonos como referencia?
¿Somos una buena referencia? Creo que en todas las generaciones hay de todo, pero es cierto también que en algunas épocas ha prevalecido la feminidad, y en otras la masculinidad...
En este momento, no sé en qué punto de evolución o bloqueo estamos...

Como es viernes, voy a seguir preguntándome, voy a seguir pensando, sintiendo el influjo y protección de la Diosa Venus, el planeta que rige también mi signo zodiacal, y Ella me dice que la belleza, la sensibilidad, la creatividad, el Amor, nunca desaparecerán. Sigue siendo la base de nuestra existencia, sigue siendo la fuerza que sujeta el mundo, de lo contrario, ya habríamos desaparecido...
Continuará.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

2 comentarios:

  1. El mundo, la vida ... es equilibrio. Cuando surge un desajuste todo gira en busca del equilibrio, es necesario y es vital. Masculinidad, feminidad, hasta ahora la historia del mundo ha creado un evidente desequilibrio hacia lo masculino que afortunadamente, parece que empieza a tender al equilibrio.
    Bonito texto Eva.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que no sé y me planteo, Enric, ¿vamos hacia el equilibrio? ¿Masculinizándose la mujer y feminizándose el hombre? ¿O quizá es consecuencia de una imposición y estamos aún más confusos? Como sigue siendo viernes sigo pensándolo...
      Muchas gracias Enric!! Salut!!

      Eliminar