martes, 1 de abril de 2014

Últimos días de marzo y primero de abril... sin ti

2013, lunes 1 de abril, 7'30h., desde la ventana de Paco Elvira en Gran Via

Dicen que al cabo de un año se reviven los sucesos, buenos y malos, con la misma intensidad, se hace todo más presente, el cielo ha dado un giro de 365 días con sus noches hasta coincidir de nuevo en la misma posición astral. Y éstos últimos días de marzo, y hoy primero de abril, revivo con exactitud el dramático final de la vida de Paco Elvira, que jamás habría escrito en un blog si no hubieran publicado tantas falsedades hipocresías y mentiras en El Periódico de Catalunya y en tantas páginas de Internet, repitiendo la mala información unos y otros, repitiendo lo que dice un diario de papel escrito por un periodista que no vivió nada ni fue testigo de nada ni se enteró de nada, ni respetó el derecho a la intimidad de una persona recién fallecida, ni el mío, siendo uno de los principios deontológicos periodísticos: El respeto a la intimidad. Sin pensar que la persona fallecida estaba unida a una persona viviendo juntos sus últimos días hasta los traumáticos sucesos. 

Última foto de Paco Elvira con mi cámara, 00:17'32h, viernes 29 de marzo 2013

Eran los primeros días de primavera, las fiestas de primavera, las de Semana Santa en el mundo católico, siguiendo el calendario Lunar, coincidiendo siempre con la primera Luna llena. Pasamos los primeros días aquí en mi casa, y  la noche del viernes 29  de marzo, con la Luna llena que empezaba a menguar, lo acompañé como siempre a la estación para subir al tren y volver a su piso de Gran Via en Barcelona, porque Paco tenía que hacer los exámenes de dos alumnos que tenían Erasmus y tenía que adelantarlos. Nos costaba separarnos, habíamos dicho de pasar toda la Semana Santa juntos, hasta el domingo, ya que el lunes, coincidiendo con la Pascua, tenía comida familiar en casa de su madre. Pero le salieron esos exámenes y estaba angustiado por tantos compromisos profesionales que no le beneficiaban en nada, y la urgencia que le pedían para terminar de editar el libro Barcelona vista por los grandes fotógrafos. Estaba angustiado porque era final de mes y era el tercer mes que no podía pagar el alquiler, sin conseguir cobrar lo que le debían de anteriores trabajos, sin conseguir ayuda de nadie... nadie.

Sábado 30 de marzo, 2013. Foto de mis libros y dibujo que publiqué en Facebook

Dejamos de abrazarnos y besarnos cuando el silbido del tren avisó que cerraba las puertas, quedando para el miércoles, que estaría más tranquilo de trabajos y si hacía buen día iríamos juntos a El Garraf, para airearnos, lo necesitábamos. Nos dimos las buenas noches por correo, al día siguiente, sábado 30 de marzo, nos dimos los buenos días, como hacíamos cada día, diciendo cuánto nos añorábamos cuando hacía pocas horas que nos habíamos separado... Estuve todo el día del sábado angustiada sabiendo lo triste y cansado que él estaba, lo felices que estaríamos con el día tan bonito que hacía. No pude comer, aún estaba el mantel sobre la mesa tal como lo puso él, las copas sin lavar, tal como las habíamos dejado, no tenía ganas de nada, preocupada por él... No salí de casa y me refugié en mis libros, haciendo fotos también a pequeñas y extrañas nubes grises que parecían alas, y publiqué en Facebook. Por la noche esperaba angustiada su llamada, no llamaba ni decía nada, no era normal. Esperé hasta la una de la madrugada, la hora máxima que me llamaba por la noche en un día de trabajo. Quise pensar que estaría cansado de los exámenes y habría ido a dormir pronto, como otras veces. Pensando también que si a las 10 de la mañana siguiente no me había llamado lo llamaría yo. No quería molestarlo, como siempre, sé de la necesidad de aislamiento para concentrarte, pero no era normal que no me dijera nada en tantas horas.

Sábado 30 de marzo 2013, foto de las nubes como alas que publiqué en Facebook

Al entrar en Facebook por la mañana, el domingo 31 de marzo de 2013, vi que entraba un mensaje de su hija preguntándome textualmente en catalán: ¿Estás con mi padre? Al instante supe que le había pasado algo grave. Ha vuelto solo al Garraf, pensé. Aún siento el vuelco en el corazón, porque sabía lo triste cansado y deprimido que estaba hacía tiempo, cada vez peor, decía él, no veo salida a la situación. Lo vivía y sufría con él intentando hacerlo feliz y desdramatizar su situación. Sabía cómo vino y cómo se fue el último día, nuestros últimos días y noches sin saberlo, sus últimos momentos de vida. Empecé a llamar a las amistades más conocidas ese domingo 31 de marzo, a enviar correos, para asegurarme de que no estuviera en casa de alguien, sabiendo perfectamente que era imposible, por causas que aquí y ahora no escribiré.

 7 del 7-2012, que publiqué en Facebook el 31 marzo 2013

Por eso insistí en que era importante poner la denuncia cuanto antes, ya que oficialmente no vivíamos juntos y yo no podía poner la denuncia oficial. Llamé a todas las amistades posibles, a hospitales, mossos... Y a las 13'15h, decidí poner en mi muro de Facebook una fotografía de Paco que le hice el verano anterior, medio dormido en el tren, preguntando si alguien lo había visto en las últimas 24 horas. Elegí esta fotografía porque sabía que sería su imagen, seria y triste, si alguien lo había visto, intuyendo que habría sido en el vagón del tren, intuyendo que habría vuelto a El Garraf, dando la alarma de que había desaparecido, como un aviso preámbulo de la desgracia que se acercaba, pero sin querer perder un hilo de esperanza de que ocurriera el milagro y apareciera en algún lugar, aunque estuviera herido, pero vivo.

Aquí y ahora no voy a relatar cómo sucedió todo paso a paso, llevo escribiéndolo día a día desde hace  un año, aún sin querer aceptar el dramático final y el shock vivido/sufrido en el peñasco de La Falconera en El Garraf, el lunes primer día de abril de 2013, hoy hace un año. Y aquella mañana del primero de abril, tras una larga noche de angustia y nerviosismo en su piso de Gran Via, con su hija y su novio entonces, Javi, solos los tres, sin dormir más de dos horas, con la luz encendida en el pasillo como una alarma, y sin parar de contestar mensajes y llamadas, nos levantamos a las 7h., con otra llamada de los Mossos d'Esquadra, diciendo que habían rondado por la zona de El Garraf durante la noche... Recuerdo claramente el momento, el día frío y húmedo, gris y triste, recuerdo a Javi explicando lo que había soñado... hablando aún con esperanzas... Pero yo las había perdido, sin decirlo, ya eran demasiadas horas de ausencia, un día y medio y dos noches, sin querer pensar en el final hasta el momento de encontrarlo, momento que sabía que estábamos a punto de vivir... y sufrir.

7'30h., lunes 1 de abril 2013, desde tu ventana, sin ti

Hice un par de fotografías a su vista desde su ventana, con la pequeña Canon IXUS50, fría, temblando por dentro y serena y callada por fuera. El asfalto y los árboles de la Gran Vía estaban mojados, el día era gris oscuro, lloviznaba, el ruido de los neumáticos sobre el asfalto parecía una orquesta silenciada, resaltaban las luces de los coches y la luz de una ventana en el edificio de frente a la derecha, que tantas y tantas veces fotografiaba y publicaba en su familiar y popular blog pacoelvira.com, pensando en él, imaginándolo solo en algún punto del barranco de La Falconera, pensando que seguramente ya no volvería, ya no haría más fotografías... 

Al cabo de un rato llegaron Albert Cañagueral y Pepe Encinas para ir a El Garraf. Por el camino recibí la llamada de Pepe Baeza, diciendo que iba también hacia allí... sin esperanza... Andrea recibió la llamada de Manel Úbeda diciendo que un amigo técnico de Movistar había localizado el móvil de Paco entre Sitges y El Garraf, avisó a los Mossos d'Esquadra, y allí estaban esperándonos al llegar... Ahora no describiré con detalle lo que ocurrió, pero allí, en el peñasco, al poco rato, vi la señal que hacía uno de los mossos desde la cima de La Falconera a otro mosso que estaba a mi lado... Se me aceleró el corazón y fui rápido hacia Andrea cogiéndola por el brazo mientras hablaba por el móvil diciéndole en catalán:  Andrea, l'han trobat, l'han trobat...  -Andrea, lo han encontrado, lo han encontrado...- No quise recibir la noticia sola, ni que Andrea estuviera sola para recibirla, fui hacia ella cogiéndola del brazo acompañada del mosso d'esquadra, frío y serio, que pronunció en seco la irremediable fatídica palabra...
Jamás olvidaré ese momento... Desgarrada de dolor y llanto lanzando un grito de negación sentí que el corazón se aceleraba luchando para que no me lo arrancaran desde muy lejos, violentamente, sin poder respirar sabiendo que él no respiraba, no podía ser verdad: Nooo, tú nooo...!! Perdí  el conocimiento cayendo al suelo como un plomo, sintiendo caer el cielo como una enorme losa de mil toneladas sobre mi cuerpo. Oí de lejos y débilmente una voz que decía ¡¡Respira, respira!! sin tener la mínima noción del tiempo, ni dónde estaba. El tiempo, la vida, se habían detenido en seco.

Hoy hace un año, el primer día de abril, y hasta hoy, que la posición astral se repite y me hace revivir lo que viví hace justo un año, el tiempo ha seguido sin existir para mí, esperando el momento de despertar de esta larga pesadilla. Veía el mundo que seguía su ritmo, me decían que la vida seguía, pero sólo veía que seguía el mundo para sus habitantes, con sus vidas cotidianas, sus trabajos, enfados, risas y alegrías...

Yo estaba lejos, en él, con el corazón latiendo por los dos. Y es así como la vida, cuando nos arrebata físicamente a quien de verdad nos ama y amamos, nos eterniza.

Y sé que a partir de hoy, pasados los primeros días de abril, volveré a vivir, reviviendo al mismo tiempo nuestro sueño más bello, tal como hacemos ahora cuando duermo y vienes a verme, hasta el día que ya no despierte, hasta el día que ya no despierte sin ti. El cielo tiene sus secretos, que ahora me dictas en sueños, lleno de luz... donde he bebido también tus lágrimas, lo sabes, sabiendo los dos que nunca más viviré aquellos últimos días de marzo, aquél amargo primer día de abril.

Texto y fotos 

© EVA HUARTE





10 comentarios:

  1. Qué maravilloso testimonio de amor y fidelidad.
    Un abrazo tremendo lleno de cariño, Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Misaki. Un abrazo fuerte para ti también.

      Eliminar
  2. Revivir es doloroso, revivir la verdad también. No dejes nunca de ser como eres, de sentir como solo tu sientes, sabiendo que la verdad está en ti, en tus palabras, en tu amor.
    Sigue la senda de la vida, por compañía, el amor y la verdad, no dejes que nadie te arrebata eso. No consientas que nadie diga lo contrario, tu has sido lo mejor que le paso en su vida los últimos años, gracias a ti encontró, el apoyo, la serenidad y el amor. Ese amor de madurez, que nos llega en una etapa de la vida, en que no nos planteamos volver a encontrar. Con ese amor se fue de este mundo y sigue viviendo en ti. Un abrazo enorme, gracias por ser como eres, gracias por compartir tu amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se revive la verdad, la realidad, eso nadie lo puede cambiar.
      Y eso decíamos también, que nuestro amor era un regalo del cielo, un privilegio que no todos los humanos tienen, en una edad que ya no esperas y crees haberlo vivido todo... Al menos, como dices, tengo la felicidad de sentir y saber que se fue lleno de amor, eso tampoco nadie lo tocará.
      Gracias por tus preciosas palabras.
      Un beso*

      Eliminar
  3. Tinc el cor en un puny...
    Eva rep una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Em sap greu, no voldria això, Remei, però aquests dies és inevitable... Intentaré compenssar amb les coses boniques que dóna el mes d'abril.
      Una forta abraçada* I gràcies

      Eliminar
    2. Ara t'ho explique...aquell dia vaig compartir al meu face mitjançant l'amic Jan Puerta el teu crit d'atenció, ja que Paco no apareixia...poques hores després, malhumorada ho vaig llevar, tots ens enterarem del que havia passat...em vaig sentir tan fràgil...la vida és un instant pensava...
      Poc després vaig començar a llegir-te i fa poc que em vaig fer seguidora del teu bloc, un recull de notes que trobe interessants, fotos, records i una vàlvula per soltar tot allò que ens fa mal a dins, però també veig bons moments, comparteixes vida...
      El cor se me posa en un puny perquè ha sigut viure de nou una pèrdua molt grossa, no vull ni pensar com et trobaràs tu ara mateix, supose que la processó va per dins.
      Jo ni tan sols coneixia a Paco, només mirava el seu bloc, mai li vaig comentar res, però m'agradava llegir-lo...i si jo estic una mica trista em faig càrrec de com estarà el teu cor.
      Així i tot veig que ets una persona molt valenta i positiva, ojalà no deixes mai d'escriure i de fer fotos.
      Saber de la teua mà el que va passar, sense mentides pel mig és un regal per a tots, segueix lluitant per la memòria del teu estimat Eva.
      Un bes.

      Eliminar
    3. Gràcies per les teves paraules, Remei. Sempre he procurat donar bellesa i alegria, fins i tot en aquest bloc, però la vida té la seva manera de fer, i no sabem mai què pot passar, res. I és en situacions tan cruels quan hauriem d'aprendre més a ser més respectuosos i humils, al contrari, però, sembla que és quan s'eleva més la estupidesa humana. Quin món hem creat que es fa necessari defenssar continuament la veritat? El Paco era un bon exemple d'humilitat...

      Gràcies Remei
      Un bes*

      Eliminar
  4. No tinc paraules... Doncs, totes les has dites tu durant tot aquest any.
    Nomes dir-te que jo feia com la Remei llegia cada dia el seu blog, i alguna vegada vaig comentar algunes dels seus escrits, ...sempre va contestar. Per això estic segur, que estigui on estigui sempre estarà al teu costat!

    Una abraçada ben forta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les paraules queden buides de contingut en moltes ocasions, Carles, tota paraula és insuficient. És una de les malapteses humanes. El respecte i l'afecte és l'única cosa que ens pot ajudar intentant omplir el buit i poder continuar sobrevivint.
      Gràcies per les teves paraules.

      Una forta abraçada.

      Eliminar