sábado, 8 de marzo de 2014

Esos días azules de marzo....

Universitat de Barcelona, 7 marzo 2013
Ayer viernes 7 de marzo escribí y preparé un post que tampoco publicaré, voy acumulando borradores como hacía Paco, quizá los publicaré en otro momento o quizá nunca, ni yo lo sé. Y miraba las fotografías de sus últimos días de marzo el pasado año 2013, que no publicaré, por tantos/as cuervos/as que hay por Internet. El día 7 nos vimos en Barcelona, había quedado con una amiga en Plaça Universitat para comer, aunque él no podía venir porque tenía que ir a Vallvidrera para preparar el nuevo calendario del Inout, (post de su blog) y quedamos en encontrarnos en Galería Valid cuando terminara, donde fui para ver la expo Colecciona el mundo, y publicar algo aquí en mi blog. Al momento de entrar en la galería recibí la llamada de Paco diciendo que estaba muy cansado y me esperaba en casa. Me pidió que hiciera una de esas tortillas de patatas tan buenas que haces, así la probarán también Andrea y el novio...

Nuestra colina favorita, 2 de marzo 2014
El día era azul, como al día siguiente, 8 de marzo como hoy, y miro las fotos que nos hicimos por la mañana al despertar, la última vez que estaríamos juntos en su casa, las últimas fotografías que nos haríamos juntos en su casa de Gran Vía... Poco imaginaba que la próxima vez estaría sola en su cama sin él, sin dormir, esperando el amanecer para ir a buscarlo a los pies del barranco donde lo encontramos horas después.

2 de marzo 2014
El pasado domingo 2 de marzo subí a nuestra colina favorita, donde siempre íbamos para respirar el aroma de los pinos y eucaliptos, para fotografiar las aves y sus nidos, los árboles, el cielo, el mar y sus veleros... Hacía tiempo que no iba, y fui con él, tan a mi lado, como siempre, fotografiando los mismos árboles, los mismos rincones, el mismo paisaje, el mismo día azul, como aquellos días azules que vivíamos felices.

Nuestra colina favorita, 10 de marzo 2012
Me senté junto a un árbol, y lloré, sintiendo cómo me acariciaba y me consolaba, diciéndome que estaba conmigo, que no me había dejado y que nunca me dejaría, como siempre me decía... Volví a casa con él, preparando la comida con él, no aquellos estupendos platos que siempre preparábamos, ahora apenas cocino cosas sencillas, sigo sin querer comer si no come él, sin querer cocinar si no cocina él, sin querer beber si no bebe él... y todo lo hago con él, sólo así puedo hacerlo y sólo así puedo seguir sobreviviendo.

2 de marzo 2014
Hoy sábado 8 de marzo he despertado por primera vez oyendo los trinos de los pájaros, el aire que respiraba era más cálido, mi gata Mini parecía feliz, pero he vuelto a llorar pensando que él estaría aquí, feliz.. Hemos desayunado solas y al poco rato he ido caminando a la playa, pensando en  este precioso día azul de marzo que él podría vivir... Iba caminando con la cabeza baja mirando mis pasos sobre la arena que tantas veces pisamos, haciendo fotos de la playa, de las rocas cerca de la orilla que solo sobresalen en invierno con la marea baja...

Sábado 8 de marzo 2014
Y este cálido Sol de marzo, sin una brizna de viento. Sin pensarlo dos veces me he descalzado y bañado las piernas por primera vez en este año, y he caminado por la orilla sintiendo las olas como una caricia a mis pies, un bálsamo para el cuerpo y el alma, recordando palabras de Paco: Eres mi bálsamo, lo único que tengo... Me repetía siempre hasta el día que se fue para no volver. Y he vuelto a llorar sentada en la arena preguntándole de nuevo por qué se fue, sabiendo que yo también lo tenía solo a él... Y pensando otra vez que ojalá no nos hubiéramos despertado aquél penúltimo día de marzo...


Hoy tengo mal día a pesar del precioso día azul, voy sintiendo cada día más cerca el fatídico día, hará un año... y me sigue pareciendo hoy, o solo ayer... Seguiré reviviendo día a día todo lo sentido, todo lo vivido, lo que nos decíamos, porque todo sigue vivo, en mí, en él... El cielo lo sabe bien, lo sabe el mar, lo saben los árboles, las aves, y lo saben estos días azules de marzo, porque sigue siendo el corazón nuestra gran memoria, pase lo que pase, día a día, noche a noche, mes a mes... nuestra eterna memoria.

Texto y fotos

© EVA HUARTE







No hay comentarios:

Publicar un comentario