domingo, 30 de marzo de 2014

Sigues aquí...



Sigues aquí, en mí

En la realidad del sueño

En el sueño compartido

Antes de tu último paso

Antes de tu último suspiro.


A Paco Elvira Husé: 30 de octubre de 1948- 30 de marzo de 2013.
Hoy hace un año.


Eva Huarte


Sea lo que fuere, las vísperas y la cargada memoria son más reales que el presente intangible.

Jorge Luis Borges

domingo, 23 de marzo de 2014

Escenas del primer domingo de primavera


Sigo intentando vivir la primavera tal como llega, con sus vientos y cambios de frío a calor, de nubes y Sol, luces y sombras, arcoíris y tormentas, todo en el mismo día. Así ocurrió ayer y así ha sido hoy también. Así suelen ser los equinocios, y así es el de primavera, el cambio de invierno a verano que tanto deseamos, por comodidad, menos necesidades, menos consumo y menos gastos. Y sigo necesitando respirar el aire del mar, bañarme de los primeros rayos cálidos del Sol, y contemplar como despierta y florece de nuevo la vida. Solo así sobrevivo al invierno, y solo así puedo sobrevivir día a día, junto al mar.


Y estas son las escenas playeras de hoy, el Sol iluminaba el mar con su lluvia de diamantes, el cielo era turquesa y el mar zafiro, cambiante, por las nubes que venían por el horizonte Este tras la tormenta de anoche. El resto del cielo era un cristal. En la playa había varios grupos de personas, jóvenes animados con bicicletas, otros jugando con sus perros, algunos con bebidas... lamentablemente siguen dejando sus latas sobre la arena... Y algunas parejas enamoradas.


Aunque espero que el amor les haya durado todo el día y les dure muchos años, ya que el paseo bajo el Sol en la playa ha durado poco. El viento ha empezado a soplar de nuevo con fuerza trayendo nubes que jugaban con el Sol, dando al paisaje una luz enigmática y especial...


formando rayas de brillantes sobre el mar entre verdes y azules, y zonas de luz y sombra sobre la arena, donde empiezan a crecer esas plantas rojas en forma de estrella extendiéndose como franjas de coral.


Las gaviotas han empezado a graznar como una orquesta volando en círculos sobre mi cabeza, entre la orilla del mar y la arena. He seguido el vuelo de esta gaviota llamada Reidora, que volaba más bajo, y mirándola con el tele de 200mm. me parecía un delfín con una presa en la boca. Me enamoraba su elegancia en el vuelo con ese círculo blanco en las puntas negras de sus alas.


He seguido haciendo fotos como si las hiciera Paco, que me enseñaba los nombres de las gaviotas y las fotografiábamos todo el año, sé que habría disfrutado, y pensaba que quizá ahora puede ser gaviota y sobrevolar nuestra pequeña playa, nuestro adorado paisaje Mediterráneo. Hoy primer domingo de primavera, fue su último domingo en la Tierra. Y cuento los días reviviendo todo lo vivido, recordándolo todo, a cada momento, como si hubiera sido ayer...


Al final han ganado las nubes, que han seguido jugando hasta formarse una enorme nube negra, descargando una pequeña tormenta, tal como anunciaban las gaviotas con sus vuelos y graznidos, nunca falla su señal. Aunque ésta fotografía ya la he hecho refugiada en casa, desde mi ventana...

Hoy no puedo decir más, estoy como el tiempo, como estos primeros días de primavera, como si el cielo y el mar hablaran por mi, y las gaviotas, y éstos últimos días de marzo que me gustaría que ya hubieran pasado. Y no sé qué haré, ni qué diré, ni si haré o diré. Sigo viviendo a cada momento lo que me dice el corazón, mi único refugio, en lo único que puedo confiar. Y sé que iré donde el corazón me lleve, recordando siempre las palabras de Jack Kerouac: Quiero que mis vagabundos místicos tengan siempre la primavera en el corazón.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

Última hora: He investigado sobre la curiosa y preciosa gaviota de la fotografía aquí expuesta, y dicen los expertos profesionales que no se trata de una Reidora, como creía, es una Gaviota de Adouin ó Gavina Corsa ó Larus audouinii, y comentan también que es curiosa, ya que no abundan... Seguiré observando.
¡Gracias, amigos expertos!

jueves, 20 de marzo de 2014

El baño del cormorán


Aunque hoy 20 de marzo ha empezado la primavera el Sol no se ha lucido mucho, la neblina ha difuminado su luz hasta nublarse del todo y quedar un día gris, que, en un intento de optimismo, suelo llamar a los días grises días de plata. Los colores de las flores que ya alegran el paisaje tampoco lucen todo su esplendor con la luz de hoy. Y he decidido poner unas fotografías que hice por casualidad a finales de febrero a un cormorán, en las aguas más cercanas del puerto.


Venía de hacer fotos en la playa con la Nikon D3100, y tuve suerte. Muchas veces los observo como a las gaviotas y otras aves y lamento no llevar más que la pequeña Canon IXUS 50, sin poder captar su belleza y movimientos más cerca. Pero esta vez sí, bien equipada con la Nikon de vuelta hacia casa, vi a dos cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) pasear por la superficie del agua y zambullirse.


Con la esperanza de que volvieran a salir rápido -ya que pueden estar horas sumergidos-, puse el ojo en la cámara preparada para el disparo y apareció a pocos metros este precioso ejemplar, justo donde el Sol brillaba formando arabescos en el agua, pudiendo apreciar todo detalle entre los reflejos de los barcos y el brillo en su plumaje como un espejo de diamantes. Incluso ese hilillo plateado colgando de su pico.
(Si clicáis sobre la foto la veréis ampliada con más detalle)


Me regaló un momento de su tranquilo paseo mientras engullía rápidamente una pequeña pieza. Lástima que tenía el objetivo de la cámara un punto más alejado y no pude captarlo con la pieza entera.


Pero aún me regaló este precioso gesto viendo seguramente a otra presa bajo las aguas del puerto...


Y... ¡zas! A por ella. Dejando su bonita huella como un círculo de diamantes, volviendo a aparecer un par de minutos después muy alejado del lugar. O quizá ya era otro cormorán. Pero me regaló esta bonita escena para poder fotografiarlo y lucirlo hoy, para celebrar la nueva primavera. Creo que es una bonita manera.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

miércoles, 19 de marzo de 2014

Último día de invierno, San José y sus metáforas


Hace unos días, paseando por la colina bajo un nítido cielo azul, vi volar a esta urraca aposentándose sobre una chimenea con su ramita en el pico, y quise observarla para ver si la llevaría hacia su nido, como buen padre... o madre... Pero ante todo pensé que era la imagen que anunciaba el final del invierno, la llegada de la primavera, como la metáfora de San José con una azucena en la mano. El culto a San José que no empezó hasta el siglo V aproximadamente, ya que el primer cristianismo solo rendía culto a los mártires.


Hoy miércoles 19 de marzo es la festividad de San José, desde que el pontífice Sixto IV introdujo el nombre santificado en el calendario romano, bailando por distintas fechas hasta situarlo definitivamente en el último día de invierno, 19 de marzo, conmemorando también el Día del padre, padre putativo, (que suena fatal) o padre protector, ya que la Virgen María fue concebida por obra y gracia del Espíritu Santo. Es por este motivo que a los hombres con el nombre de José se les llama Pepe, que viene de las siglas PP (padre putativo). ¿Será la festividad también del grupo político dictatorial? ¿Será por el sistema patriarcal dictatorial por lo que Pío IX impuso y nombró a San José patrono de la Iglesia católica? Todo son metáforas. Y creo que conociendo el significado de las siglas, no es muy acertado feminizar el nombre de Pepe por Pepa, o Pepita... Aunque también podría ser metáfora de la pepita que se planta y de la que nace y crece un árbol, flor o fruto. Pero creo que quedaría mejor dejarlo en Josefina, o Fina. Es en detalles así, a través de la historia, que queda en evidencia la necesidad del dominio masculino y el sistema patriarcal.


Prefiero seguir celebrando cada año la sencilla y bonita fiesta de la llegada de la primavera, observar las aves y sus nuevos movimientos con sus ramitas en el pico volando hacia sus nuevos nidos, ver brotar flores en árboles y plantas, como éstos preciosos brotes de mis adoradas Glicinas, que hace pocos días ya pude observar y fotografiar con cierta sonrisa de felicidad, pensando en el bonito y romántico mes de abril... Aunque este año lo siento y veo venir con una gran sombra de tristeza que dificilmente desaparecerá. Pero el instinto de supervivencia nos lleva a dar vida a la vida, intentando dar luz a la sombra, dando amor donde haya tristeza. Como escribió San Juan de la Cruz: Donde no hay amor pon amor, y recogerás amor. 

Aunque pensemos que no siempre es así, aunque sintamos a veces ingratitud, no tenemos más remedio que seguir celebrando la llegada de la primavera, como metáfora del instinto natural de supervivencia. La fiesta de la vida, la fiesta de la naturaleza con toda su belleza.

Texto y fotos


© EVA HUARTE

domingo, 16 de marzo de 2014

Fotografías "regaladas" de Paco Elvira

Fotografía de Paco Elvira, Mongolia, extraída de la nueva web, sin firma

Qué poco le gustaría al fotoperiodista Paco Elvira que muchas de sus fotografías preferidas ronden ahora gratuitamente por Internet y las redes sociales, sin poner firma ni marca de agua, es lo último que haría. Era algo que tenía muy en cuenta por lógica y profesionalidad, y por la lucha que tienen los fotógrafos profesionales con las llamadas fotos robadas. Cómo me duele ver que ahora, acercándonos a la desafortunada fecha del 30 de marzo, un año de su dramática y fatal desaparición, su hija haya abierto una página en Facebook poniendo una antigua fotografía de él en blanco y negro con Fecha de nacimiento, algo que Paco no puso ni habría puesto nunca en Facebook, aunque la fecha es lo de menos, pero da la sensación de que es una persona que está viva, y es bastante triste y desagradable.

Fotografía de Mongolia que Paco Elvira guardó en mi ordenador trabajando para su blog
Me atrevo a decirlo también por tantas personas que me lo están comentando estos días, pero aunque todos aplaudieran las nuevas páginas lo diría igual, porque sé bien los gustos de Paco como persona y como profesional, sé bien cuáles eran sus fotografías preferidas, las más selectivas, las que le daban problemas, satisfacciones, las más solicitadas, las más vendidas, de una época y otra, de un tema y otro, sus viajes, sus políticas, sus reportajes, sus libros, su blog, que casi conozco de memoria, y que ahora ya no está en las redes como enlace. Es otra de las novedades que ha hecho su hija, posiblemente mal asesorada. Ahora la página de siempre de Paco Elvira en Facebook ya no sirve de nada. Paco siempre ponía en Facebook una fotografía del post del día con el enlace de su blog, por eso tengo tantas fotografías suyas en mi escritorio y archivo, las bajaba de su edición abierta, del borrador, siempre que estaba en casa, ya que trabajábamos juntos en mi ordenador. Y ya se ve la diferencia con la firma y marca de agua en esta fotografía de su viaje a Mongolia, una de tantas que guardó en mi ordenador, como tantas de las que hizo con su cámara o la mía.

El Palmar de Troya, 1977. Fotografía de Paco Elvira extraída de la nueva página web, sin firma
Ya no podemos entrar en los enlaces de su antiguo blog desde ningún sitio, ya no se abren, hay que ir a la nueva web que ha abierto su hija, fría, en blanco y negro casi todo, sin firmas ni marca de agua, con distintos apartados casi vacíos, sin explicación, sin fechas ni referencias, nada, solo un pequeño texto -en el apartado Ágora fotográfica- que era el principio de uno de los posts que Paco Elvira puso en su blog y dice:

"Bonito, todo me parece bonito 
Bonita mañana 
bonito lugar 
bonita la cama 
qué bien se ve el mar 
bonito es el día 
y acaba de empezar bonita la vida 
respira, respira, respira"

Lo gracioso o patético es que al final de este texto, en la nueva y fría web, dice, Por Andrea Elvira, acompañado de una fotografía, también sin firmar, que le hizo Monty Padura en Calella de Palafrugell.
Quizá estoy equivocada, pero estaba convencida que es de un post de Paco, que también utilizó su antiguo amigo Pepe Encinas, en unas palabras de despedida que le escribió y que también publicó en Facebook. Quizá es coincidencia, o influencia que Pepe ejerce sobre la hija, a pesar de que hace años ya no eran casi amigos, Paco me explicaba que Pepe estaba en paro desde que lo despidieron de El Periódico, no actuaba casi en las redes sociales, y solo se veían a veces para preparar el calendario del Inout o algún evento, como en la cena de antiguos trabajadores del Grupo Z a principio de marzo del pasado año. Pepe no sabía ni sabe cómo estaba Paco realmente, (como casi nadie) ni los problemas que tenía, ni que Paco estuviera conmigo hacía tiempo, ni que se había vendido el coche, nada. Se enteró, como la mayoría, el dramático día de la búsqueda. Pero ahora han aumentado sus seguidores, su presencia en las redes y en todos los rincones que puede... Igual que tantas personas que ahora van de amigas colaboradoras, y que jamás han hecho nada ni sabían nada de él, que no paraban de dar la lata, para nada, que solo tenían 30 seguidores en twitter, sin tener idea de fotografía... Ahora tienen cientos de seguidores en twitter, casi todos amigos fotógrafos de Paco, y claro, siguen hablando de proyectos, sigue la farsa entre ellos...

En el fondo me divierte ver el circo y las películas que se montan... Pero es triste y patético ver las miserias humanas, y es triste por Paco, tan responsable y riguroso que era, tan desesperado que estaba porque no funcionaba ni la página donde tenía fotos en venta. Si supiera... Aunque de sobra sabía cómo funciona el circo y el mundo del espectáculo.

Fotografía de Paco Elvira,  portada de la página que ha abierto su hija en Facebook, sin firma
Y lo peor, que me dolió y me dio un vuelco el corazón cuando lo vi, es que en esa página de Facebook que ha abierto la hija de Paco, va poniendo fotografías de eventos actuales, encabezadas con textos diciendo; Hoy nos hemos reunido... Ayer homenajeamos... como si Paco estuviera de fiesta, como si nos hablara en línea directa desde el más allá. Eso duele, no solo a mí, a muchas personas, y al menos hoy he visto que un par de personas coinciden públicamente en un comentario diciendo; me resulta un poco chocante recibir un post de Paco... Y a mí me parece una enorme falta de respeto poner fotos de fiestas con caras sonrientes en nombre y presencia de una persona que aún no hace un año perdió la vida dramáticamente... Y que salgan libres, sin su firma, algunas de sus fotografías favoritas, regaladas, a este loco mundo virtual que va siempre por detrás del real... Luego pasan cosas como esta: http://graffica.info/paco-elvira-fotografia-documental/

Y me pregunto también qué habrá hecho la hija de Paco con mis fotografías íntimas, las que Paco tenía en su ordenador, sin haberme permitido ir a su piso para despedirme, recuperar mis cosas, mis libros, entrar en el ordenador y recuperar nuestras fotos... Al cabo de muchos meses insistiendo, el pasado diciembre, Andrea, la hija, se dignó a enviarme algunas fotos por correo electrónico, diciendo que las borraría, con la frase; te aseguro que no me interesan para nada. Eso me alegra, pero me pregunto quién habrá visto esas fotografías íntimas además de ella... ¿Las habrá realmente eliminado? ¿Cómo lo sé? Son cosas de las que hablaré otro día, sabiendo lo poco, lo nada, que a su padre le habría gustado.


© EVA HUARTE

Nota de última hora: Hoy martes 18 de marzo ya han aparecido algunas fotografías de la nueva página en Facebook con la firma de Paco Elvira. Algunas amistades me lo han hecho saber, contentas, como yo, por si este post ha influido en la decisión. Aclarar también que el texto "Bonito" es de la canción del grupo "Jarabe de Palo", que Paco utilizó para la entrada de un post en su blog, y que al fin he encontrado: http://pacoelvirafoto.blogspot.com.es/2010/07/fotos-desde-mi-ventana-bonita-manana.html#comment-form