sábado, 8 de febrero de 2014

Barcelona entre cielo y mar


Podría escribir el titular en catalán y más que nunca se enriquecerían las siglas Bar-cel-ona, que traducido al castellano sería Bar cielo y ola. Faltaba el bar, los chiringuitos en la playa se cierran en otoño hasta primavera, aunque en algunos puntos de la zona hay algunos donde puedes comer con los pies en la arena todo el año. Y es un privilegio los días sin viento y soleados. Con Paco lo hacíamos a veces, nunca en verano, que es cuando la playa se vuelve irrespirable con la marabunta. Hacíamos el aperitivo y pocas veces comíamos, si algo nos encantaba a los dos era ir al mercado a comprar, cocinar y estar horas en la mesa disfrutando nuestro arte culinario, hablando de lo humano y lo divino, riendo soñando, haciendo planes...


Los vientos de este febrero siguen fuertes levantando las olas que rompen con fuerza contra las rocas, o queriendo devorar aún más la arena de la playa, formando un gran escalón en la orilla de tanta arena tragada. Y parece que el mar esté más lejos, pero de pronto se acercan las olas gigantes y has de salir corriendo para que no se te lleve presa de la furia de Neptuno.


He tenido que fotografiar rápido porque ha empezado a llover y la nube era tan oscura y grande que parecía que aumentaría. Pero en el horizonte se adivinaba que el Sol iba cayendo tras las nubes sobre la montaña de Barcelona dejando sus pinceladas naranjas y doradas, recortando en contraste esa estampa del Pirulí de Collserola y la montaña del Tibidabo tan fotografiada por Paco desde su ventana, y tan fotografiada desde esta, mi otra ventana, decía él. http://www.pacoelvira.com/2011/12/fotos-desde-otra-ventana-luna-creciente.html


Afortunadamente la lluvia ha cesado cuando parecía que tenía que empezar a correr con la cámara dentro del anorac para que no se mojara. Y de pronto se ha abierto un claro azul en el cielo formando luces irisadas entre la espuma blanca de las olas y la superficie del mar... El mar siempre es un espejo... Lo que hace el cielo, lo hace la mar...

Hoy es sábado, el día que estaría aquí Paco, el día que se fue para no volver, y lo he vivido desde el amanecer haciendo fotos con él... como si nada hubiera pasado. Sé que le ha gustado.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario