lunes, 6 de enero de 2014

Amanecer y atardecer de reyes... con problemas

 

Hace tiempo que tengo ganas de dejar el blog durante una temporada o poner solo fotografías con un saludo de pocas palabras. Voy en esa línea a pesar de ser persona de escritura larga, y hoy creo que es el momento de hacerlo, ya que cada día estoy menos comunicativa desde hace meses...
Abro este post con la preciosa salida del Sol de hoy 6 de enero, festividad de los Reyes Magos de Oriente.


Al atardecer he subido a la terraza pero el vecino independestista quiere su bandera estelada en medio de su terraza y bien alta, por lo que hace tiempo he de subir a una silla haciendo equilibrios para poder fotografiar trozos de la puesta del Sol, justo ahora que son los atardeceres más bonitos del año al estar el Sol en su punto más bajo. Ya dediqué a la estelada un largo reportaje en este blog el 11 de septiembre pasado, Diada de Catalunya, con cientos de banderas por todas partes y las cuatro que puso el vecino en su terraza, no pondré las de hoy ni las de todos estos meses donde sale casi siempre un trozo de trapo, he de enfocar, encuadrar y esperar el momento en que el viento sople hacia otro lado para disparar y que la bandera no salga en la foto... Queda claro que, para mi, entre la estelada y la puesta de Sol no hace falta ni plantearse la opción, y la estelada reivindicativa del vecino ha conseguido el efecto contrario. Como dice mi amiga Marga, buena catalana ella; Dile al vecino que amar Catalunya no significa fastidiar a la vecina.


He perdido un gran aliciente, y muchos más, dicen que las desgracias nunca vienen solas, y han pasado otras cosas graves que prefiero no contar ahora, estoy cerrada hace tiempo intentando asimilar. Así que día a día siento la necesidad de ir desconectando de más cosas. Y quizá también es hora de ir a vivir a otro lugar... ¿Dónde? Cada día es más difícil vivir en paz, sobrevivir día a día a este canibalismo humano y social. Nos quejamos de los gobiernos que tenemos y actuamos igual entre nosotros. Como dice Leonard Cohen; Con el poder mantenemos una relación ambigua: Sabemos que si no existiera autoridad nos comeríamos unos a otros, pero nos gusta pensar que, si no existieran los gobiernos, los hombres se abrazarían.


Esta tarde he decidido que es la última que subo a la terraza para contemplar la puesta de Sol, me deprime la impotencia que siento ante tanta belleza con ese palo y bandera en medio ondeando según sople el viento, rompiendo el paisaje, sin poder disfrutar ni de la vista ni de hacer fotografías, y estoy harta de subir a una vieja silla haciendo equilibrios y arriesgarme a partirme la crisma como esta tarde...


He fotografiado de nuevo la montaña de Montjuïc de Barcelona al fondo y de nuevo esas estelas amplias de mil formas distintas que aparecen de pronto entre nubes y se detienen sin más destino... Para los más curiosos y expertos en fotografía, recomiendo clicar sobre las fotos y ampliarlas, insisto en que son estelas sin avión, la cabeza es la propia estela que va adaptando distinas formas, se cruzan, aparecen pequeños trozos como cometas, y quedan estancadas.. He escrito tanto sobre este tema, desde el año 2010, que tampoco tengo ganas de escribir más... Podría hacer la broma de que esas estelas son de los reyes magos, o las cuatro barras...

De momento lo dejo aquí, no sé cuándo volveré, quizá vuelva de pronto descargando tantas injusticias humanas y sociales que nos rodean, o quizá algún día ponga alguna fotografía que me apetezca compartir... Este blog es para mí una pequeña válvula de escape y divertimento, sin ninguna aspiración, así que si alguien lo puede encontrar a faltar seré yo. Por esto lo digo y lo dejo así y aquí, con bonitas fotos, con problemas, pero siempre agradecida.

Fotos y texto

© EVA HUARTE


2 comentarios:

  1. Pues es una lástima que las ideas ensombrezcan la belleza. Coméntaselo a tu vecino, quizá lo comprenda. No puedes dejarnos sin tus fotografías. Seguro que lo comprenderá y la retirará a un lateral. Son tan hermosas las puestas de sol y los amaneceres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se lo comenté, Francisca, y la puso a un lado, pero tan alta que tapaba igual, y le molestaba a otra vecina. Ha decidido plantarla en medio donde estaba y de ahí no se mueve, está en su casa, no puedo hacer más. Es lástima, como dices, pero mira, son los valores de los tiempos que vivimos, ya acepto las cosas como vienen. Igual la vida me invita a cambios... Veré por dónde salgo. Un abrazo

      Eliminar