jueves, 19 de diciembre de 2013

Día de plata y lluvia


Anoche comentamos en Facebook, con un amigo fotógrafo de Formentera, que la Luna llena estaba muy roja y eso indicaba cambio de tiempo. Y así ha sido, el día ha despertado completamente nublado pero siempre está el milagro, -no sé si en esta zona privilegiada de la Costa del Maresme- donde el Sol siempre encuentra algún momento y algún rincón para filtrarse entre las nubes regalándonos un poco de luz y color.


Las fotografías de hoy quizá no son muy atractivas, pero hace tiempo que tengo por costumbre saludar al nuevo día en Facebook con la fotografía del amanecer, y cuando no decido la fotografía única, por bonitas o mediocres, decido poner unas cuantas aquí en el blog.


Paco siempre decía; En Facebook se regalan las fotografías, para eso, ponlas en el blog, aunque solo sea una, la ve más gente.  De lo que no estoy segura, ya que tengo muchos más seguidores en FB que en el blog, aunque es verdad que tengo muchas más visitas en el blog que en FB... Esto son las estadísticas de las que Paco siempre estaba pendiente, y yo me reía, decía que me daba igual, que aunque hubiera una sola persona que disfrutara con una fotografía, ya estaba contenta. Eso, para mí, también es como un milagro.


Y a estos días grises, que a Paco siempre le deprimían diciendo que estaba como el día, yo les llamaba días de plata, y le gustaba mi expresión; Siempre tan optimista y romántica, me decía. Aunque sé que he perdido el optimismo y una gran parte del romanticismo, enfadada con el cielo y con la vida sin entender lo que considero una injusticia, pero teniendo que aceptarlo como una forma de hacer de la vida, sin más entendimiento ni sabiduría. No paro de decirme que la vida va a su bola, sin ese concepto ridículo de premio o castigo que tenemos los humanos según la religión impuesta. Aunque sí que existe la elementalidad de la acción y consecuencia... Si no hubiera ido a El Garraf como le dije...


Ahora llueve, una lluvia silenciosa y fina, tiemblo casi de frío, de ausencia, soledad, y tiemblo recordando las veces que venía Paco con viento, lluvia, nieve, sin luz, con las carreteras cortadas, con problemas de horarios en los trenes... Contra viento y marea, decía él, yo voy a ver a mi Evita aunque sea a pie...


Oigo los trenes y pienso que lo trae a él, veo coches parecidos al suyo y pienso que viene... Las imágenes salen solas en mi mente porque están grabadas en el corazón... Y eso es la memoria, lo que queda registrado en la sangre, lo que entra en tu ADN, lo que se lleva el Alma, lo que nunca desaparece.

Y siento esta lluvia fina de plata, como el llanto que no puede llorar el Alma... sólo palabras...
Pero siempre vivirán nuestros días de oro y plata.

Fotos y texto

© EVA HUARTE

4 comentarios:

  1. Yo sigo defendiendo el blog como formato. Lo del face, me aburre. Solo lo uso para promocionar la entrada diaria del blog. Poco más.
    Paco era muy sabio y sus consejos los tengo presente a diario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me aburre el mundo que hemos inventado, Jan, no era por esto por lo que luchamos, al menos con "los míos", y unos cuantos más que nunca han tenido ni tienen ordenador, ni teléfono móvil, aunque parezca mentira. Y siguen su vida. Hay muchos mundos en este mundo.

      Las máquinas no lo son todo, nada más lejos, es un invento más del sistema capitalista en decadencia, y Paco era culto, inteligente sensible y provocador, muy listo, pero también estaba muy harto de este sistema de máquinas de consumo. Ya estaba delegando y eliminando muchas cosas con las que no podía, y estaba enganchado por la necesidad económica, intentando superarla, relacionándose y soportando gente que no soportaba ni le aportaba nada. Por eso buscaba quedar bien con todos. Y eso es imposible, llega un momento en que te embruteces. Hablábamos de que justamente las máquinas, a las que ahora adoramos como dioses, (aunque no me incluyo) eran el demonio de la actual situación de pérdida de valores como seres humanos, disfrazada de crisis económica que tantos lloran. En contra de lo que dicen muchos, Paco odiaba "estos mundos modernos", él necesitaba moverse físicamente, necesitaba el contacto humano, como yo, vivir y experimentar, no estar todo el día sentado delante de una pantalla, ahí empezó su decadencia, como la de tantas personas, por muy bien que lo hiciera como viejo lobo que era. Todo tiene su encanto, la fotografía también es pantalla, y ésto aparenta una salida, porque es imagen y tiene el atractivo de lo novedoso. Pero no nos engañemos, representa al mismo sistema y no hace más feliz al ser humano.

      Así que, personalmente, sigo este sistema y me da igual Facebook o el blog, todo es comunicación con las personas, eso sí me gusta y necesito, igual que Paco. Pero también odio que se utilice la imagen para aparentar lo que no es, para que nos manipulen los de más arriba y nos manipulemos nosotros. Este es el problema que estamos viviendo. Siempre lo he dicho, seguro que seríamos más felices si nos encontráramos en la playa.

      Sí, en las redes te promocionas si tienes un negocio o vives de la imagen. Pero no es esta la finalidad del ser humano. Y esto sí es importante.

      Disculpa el mitin, pero este tema lo tengo en la punta de los dedos. está claro que el sistema se les ha ido de las manos a los de arriba, y a los de abajo.

      Un abrazo, Jan.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con ambos al final tienes que seleccionar, yo siempre lo hago con este blog, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Tomás, una alegría y honor.

      Eliminar