jueves, 7 de noviembre de 2013

El nuevo periodismo, la gran mentira impresionista...


Si hay algo que detesto en este mundo desde niña es la mentira, base de casi todos los males. La mentira es injusticia, provoca dolor gratuitamente, a veces cruelmente. La mentira destroza vidas enteras. Hay muchas clases de mentiras, incluso a veces divertidas, pero hablo de las mentiras inmorales, crueles, las que enloquecen a las personas sin saber distinguir qué es verdad o mentira, sean mentiras emocionales, comerciales, políticas... Y esto hace el nuevo periodismo, mentir, engañar, confundir, como los políticos.

Quienes siguen este blog, y la mayoría de mis amistades, saben que hace siete meses, el domingo 5 de mayo, se publicó un mal reportaje en El Periódico de Catalunya firmado por Emilio Pérez de Rozas, un reportaje lleno de esas horribles y traumáticas mentiras sobre el dramático final de la vida de una persona, y más aún, de un compañero de profesión, fotoperiodista, que vivió intentando denunciar a través de su cámara, y a veces de sus escritos, las grandes y pequeñas injusticias de países en conflicto, o denunciando la injusticia de cualquier vecino. Varias veces le pregunté a Paco, Entre la fotografía y la humanidad ¿con qué te quedas? - Con la humanidad- Me respondió siempre. Y eso creo que lo demostró y queda claro, ya que si por algo se conoce a Paco Elvira, además de fotógrafo, es por su bondad y sensibilidad ante el sufrimiento humano, ante la injusticia. La cámara es un medio, decía él mismo.

Juan Gris, 1915
Poco podía imaginar Paco que un compañero de trabajo manipularía y publicaría (sin haberlo vivido ni investigado) el dramático final de su vida, lo más íntimo que existe en una persona, lo más sagrado, sin respetar el derecho a su intimidad, y la mía. Ni eso se respeta hoy día en el nuevo periodismo, ni siquiera tratándose de un compañero de trabajo. Lo denuncié ese mismo día a través de este blog, estando todavía en shock, escribí meses después (cuando me sentí capaz) una carta a El Periódico, me presenté físicamente para hablar con algún responsable, llamé por teléfono para hablar con el director y sólo logré hablar con la secretaria que me tomó el número de teléfono diciéndome que al día siguiente me llamaría. No hace falta esperar la llamada. No se quiere la verdad. No es rentable, no interesa. Y como repetía siempre Paco, incluso en su blog, denunciando el mal periodismo: No dejes que la verdad te estropee una buena noticia, dice una máxima del periodismo. Del periodismo malo, mentiroso y manipulador del que por desgracia cada vez estamos viendo más ejemplos en nuestro país. http://www.pacoelvira.com/2011/06/la-razon-manipula-mediante-photoshop.html
Y eso hicieron con el final de su propia vida, y eso hacen conmigo, sin querer escucharme ni rectificar.
(Clic aquí para leer Carta al director de El Periódico: http://ehuarte.blogspot.com.es/2013/08/carta-el-periodico.html )

Llamé también al Col·legi de Periodistes preguntando con quién podría hablar para denunciar una publicación de El Periódico donde se ha violado el código deontológico periodístico. Insistieron en que no era cosa del Col·legi, que tenía que denunciarlo al mismo diario...

Fundación Photografic Social Vision, publicada en FB el 5 de marzo 2012
Y mientras seguía pensando qué vía puede ser más directa y eficaz para solucionar este grave error de un mal periodista y la irresponsabilidad del diario al que representa, el pasado día 21 vi que en la web del Col·legi de Periodistes anunciaban la presentación del nuevo calendario INOUT, que Paco Elvira creó y presentó por primera vez en diciembre de 2010, poniendo una fotografía en la página de cada mes con el personal de Inout Hostel, formado por personas con disminución psíquica. Y leí sorprendida en la misma web del Col·legi de Periodistes un grave error, dice textualmente; Paco Elvira va perdre la vida en un accident el passat dia 30 d'abril. (Paco Elvira perdió la vida en un accidente el pasado día 30 de abril) Me quedé parada al leerlo, ya que Paco Elvira perdió la vida el pasado día 30 de marzo. Increíble, en El Periódico pusieron una foto de diez días antes del accidente diciendo que era la última foto minutos antes de resbalar, y en el Col·legi de Periodistes dicen que ocurrió un mes más tarde... Supongo que la mayoría dirá que no pasa nada, como dijeron con el reportaje de Emilio Pérez de Rozas, no es importante, lo importante es vender, impresionar a la gente, sin importar el error la mentira el engaño y el daño que puedan hacer.

Intenté enviar un mensaje en la misma web del Col·legi de Periodistes para que rectificaran el error, pero al parecer los códigos no coincidían, o no sé, cosas de las tecnologías, no lo admitía. Al día siguiente, un seguidor de este blog con el nombre de Carles, enlazó en su comentario la web del Col·legi de Periodistes, y ya le comenté el error que hay en la fecha de fallecimiento de Paco. (Clic aquí para ver: http://ehuarte.blogspot.com.es/2013/10/imagenes-de-formentera-amanecer-y.html#comment-form

Esta mañana me he levantado pensando si escribír aquí, me parece mentira que nadie se haya dado cuenta del error y que no lo hayan rectificado después de tantos días. Seguramente no tiene importancia. ¿Cómo pretendo entonces que me escuche nadie cuando hablo y escribo denunciando la dramática falsedad que Emilio Pérez de Rozas publicó en El Periódico? ¿Qué puedo hacer para que se haga una rectificación pública y se pidan disculpas por la falta de respeto que representa para la persona fallecida y el daño íntimo y moral que han hecho? ¿Cómo puede ser que los mismos llamados compañeros periodistas, incluso amigos, cometan errores tan graves? ¿Cómo puede ser que se hagan homenajes y en el mismo Col·legi de Periodistes no sepan ni el mes en que falleció su compañero y amigo Paco Elvira?


He visto que hoy era el centenario de nacimiento del periodista y escritor Albert Camus, que tanto leíamos y admirábamos en los años 70 y 80, cuando empecé a trabajar en prensa entusiasmada por decir la verdad, por explicar la realidad, justamente en los años que coincidimos con Paco, entonces éramos pocos y nos conocíamos casi todos. Leíamos a Camus y a los grandes intelectuales de la época que siguen vigentes. Leíamos también (algunos lo tenían como una biblia) El nuevo periodismo de Tom Wolfe, y hoy he vuelto a releer algunas de sus páginas: "Tenían que reunir todo el material que un periodista persigue... y luego ir más allá todavía. Parecía primordial estar allí, cuando tenían lugar escenas dramáticas, para captar el diálogo, los gestos, las expresiones faciales, los detalles del ambiente. La idea consistía en ofrecer una descripción objetiva completa, mas algo que los lectores siempre tenían que buscar en las novelas o los relatos breves: esto es, la vida subjetiva o emocional de los personajes. Por eso es por lo que resultó tan irónico que la vieja guardia del periodismo y la literatura empezase a tachar a este nuevo periodismo de impresionista".

Y este era el periodismo que practicábamos en los años 70-80, estábamos ahí, vivíamos las situaciones, buenas o malas, podíamos hacer una descripción perfecta del lugar y de las personas siendo rigurosos en la información, decir la verdad, la realidad, y es que tal día, a tal hora, en tal lugar, ocurrió esto. Y nada más. Respetando los sentimientos de las personas, y si nos equivocábamos, al día siguiente rectificábamos y pedíamos disculpas. Eso era el periodismo. Y es el Alma que se ha perdido; la Verdad, la ética, la moral, el respeto a la intimidad, base del Código deontológico periodístico. Entonces, ¿qué queda? ¿Hacia dónde va el nuevo periodismo? ¿Hacia dónde la humanidad?

Y para conmemorar el centenario de nacimiento de Albert Camus, que tanto luchó por el auténtico periodismo, apunto una de sus frases que viene como anillo al dedo: Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta.

Albert Camus: El hombre rebelde



© EVA HUARTE

Última hora, viernes 8 de noviembre: Acaban de rectificar el error en la web del Col·legi de Periodistes. Gracias.

6 comentarios:

  1. Hola Eva.
    He aconseguit enviar un comentari a la web del col.legi de periodistes, 'sembla que segons amb quin navegador web, no accepta be els codis captxa' demanan que es rectifiques, i oh! Han rectificat la data de L'accident!
    Però no han publicat el comentari...

    Agafant un símil fotogràfic, diria que el periodisme que es fa majoritàriament, sobretot els mitjants generalistes, és desenfocat i forçat.

    Salut i força!
    Carles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt bé, Carles!! Bon símil amb la fotografia. Sembla que som en temps d'imatge per damunt de tot, i no es molesten en viure les coses, en investigar.les, ni cal descriure res com feiem abans. No cal la veritat, "todo cuela". Així queda, com dius, en una fotografia forçada i borrosa. Aquestes fotografies, ja saps, van directes a les escombreries. Després es queixen de "crisi"... I la crisi es de valors, no de diners.

      He vist aquest matí que ja havien rectificat a la web del Col·legi de Periodistes, deseguida he fet una nota de "Última hora" al final del text, per a no confondre a ningú. Al menys ha servit d'alguna cosa el teu comentari o el meu... Això demostra que tots som periodistes, tots estem connectats... Com comentavem sempre amb el Paco, el periodisme s'ha convertit en el mateix que la política; marketing i publicitat, i la gent no traga, no som públic, tots som en el mateix vaixell, i ja hem viscut masses anys falsetats i aparences per tot arreu... Potser faré un altre escrit sobre el periodisme...
      A veure si recupero una mica l'humor.

      Moltes gràcies, Carles!
      Salut i força!

      Eliminar
  2. Un mundo pintado de colorines baratos y mezquindades

    MUY buen artículo, Eva, tanto por el verdadero ASCO que da lo que comentas respecto de la actitud del periodismo (incluyendo "amigos y coleguillas") en relación a tu compañero del alma, Paco Elvira, como en el tema más amplio del valor contemporáneo de la verdad (y valores afines). Decir que para mucha gente (y en primera fila el colectivo periodístico y fotográfico donde los mismos que defienden y se llenan la boca de palabras bonitas son los mismos que a hurtadillas roban fotos para sus páginas web y notas de sus compañeros para publicarlas en trozos cortando y pegando) decir entonces que para MUCHA gente la verdad y el respeto no valen una caca, es políticamente MUY incorrecto, y me la suda que lo sea. O comenzamos a llamar las cosas por su nombre -que gracias al MALDITO marketing todo tiene que ser bonito y reluciente- o seguiremos escondiendo la cabeza bajo la arena mientras que permitimos que alguien venga por detrás cada día ... y no dé sin miramientos ...

    Lo siento si hablo fuerte, que si incomoda -y desde el respeto mutuo- borra mi comentario.

    Un abrazo, Eva
    *********************************
    Y me respondió Eva, de quien me honra su amistad ...
    *********************************
    ¿Cómo voy a borrar tu comentario, Marcello? No he borrado ni los más insultantes, porque cada persona se ve retratada en sus propias palabras, y a quien primero lo aplico es a mí misma. Supongo que no necesitas que añada ningún comentario al tuyo, sabemos que tenemos la misma visión de las cosas, y sabiendo los valores que tienes. Justamente por esto, por tanto que ves y has visto sufrir, y por tanto que he visto y he sufrido, no podemos permitir que cuervos carroñeros que se llenan la boca con la palabra "periodismo" como si fueran el papa de roma (deja atrás la mafia carroñera) se den la libertad de tomar ascendente sobre la vida y los sentimientos más íntimos y profundos de las personas, sin tener ni idea de lo miserables y ruínes que son y el daño que pueden llegar a hacer con sus míseras vulgaridades e impotencias. Porque eso es lo que son, vulgares impotentes. No tienen ni idea de lo que significa ser humano. Y no consentiré jamás que nadie intente tocar ni mucho menos vulgarizar mi vida y mis sentimientos, donde está guardada, como lo más sagrado, la vida íntima y sentimientos de una persona que acaba de perder la vida dramáticamente y no se puede defender por sí mismo. ¿Cómo me voy a callar ni te voy a callar? ¿Cómo van a callar la verdad? Son unos cobardes carroñeros de vidas vulgares y vacías. No tienen otro título. Y no tienen futuro. Gracias por tu comentario, Marcello. Un fuerte abrazo*
    ****************************
    (continúa por falta de espacio)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. a lo que respondí ...
    ****************************
    SI QUE LO SABEN estimada Eva, la vida me ha enseñado que quienes son cabr... LO SABEN. Y no les importa UN CUERNO. Son editores en jefe de fotografía de conocidos periódicos locales; son jurados de concursos; son los que cuando vas a hacer fotos en una manifestación te levantan los codos para fastidiar; son los que ni les importó la fecha en que partió tu compañero; son los que te fastidiaron y pretendieron cobrarte la entrada en aquella ocasión para un evento en nombre de Paco Elvira; son los que te escriben por privado felicitándote por tu trabajo pero nunca en público para no darte visibilidad; son los y las que van de guays y dan portazo a gente MUY capaz pero la abren para amigos profesionalmente intrascendentes; son los que pasaron de responder tus correos y llamadas; son los que me encuentro en las graaaandes ONGs (incluso en conocidas en BCN) a quienes solo importa enchufar a su gente y pasar gastos siderales encubiertos como "gastos de representación" ... son son son ... Sí, son vulgares impotentes y SOBRE TODO profesionales mediocres, por eso dan la cara sonriendo y van por la sombra haciendo zancadillas ... Sabes qué y quiénes son? Son los MISERABLES.

    Pero sabes qué también, que las dos hijas de la Esperanza son el "darnos cuenta", el tomar conciencia (como decían en aquella película fantástica de Denys Arcand, Decline de l´Empire Americaine, que la cosa más horrible es la inconciencia, la ignorancia por opción), y la hermana gemela melliza de la Esperanza es el "hacer", el hacer algo con aquello de lo que nos hemos dado cuenta. Sin ambas a la vez, nada cambiará.

    Y es hora de hacer. De volver a empuñar las armas más potentes que existen, la palabra, la pluma, y la fotografía.

    Pero como también decían en aquella pelicula al comenzar, hay 3 cosas que -para bien o para mal- definen el rumbo de la Historia: 1) el número, 2) el número y 3) el número. Solo juntándonos con una meta clara podemos al menos hacerlos a un lado. Quien es miserable, es miserable toda la vida, pero hay que intentar apartarlos, arrinconándolos y desenmascarándolos ... aquí y allá y donde toque.

    Un abrazo y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, Marcello, no esperaba que hicieras un "copia pega" de la conversación que hemos tenido hace unas horas en Facebook, pero en todo caso, sigo diciendo que eres auténtico, como lo dicen y saben bien tantísimas personas que siguen tus magníficos trabajos de fotografía y textos viajando por tantos países que las "sociedades civilizadas" llamamos "necesitados", y en realidad, nos hacen descubrir que los necesitados somos nosotros, como seres humanos, con el ejemplo que nos dan de dignidad y autenticidad, y tantos valores perdidos que deberíamos recuperar. Creo que en eso estamos.

      Sorprendida aún al entrar en el blog y encontrar esta conversación, creo que lo mejor que puedo hacer es "copiar y pegar" también la última respuesta que te he escrito en Facebook, son respuestas inmediatas que se escriben por lo que sientes al momento, y es lo que vale:

      Chapeau, Marcello. Has hecho una descripción exacta de la actual sociedad o suciedad que nos rodea en estos tiempos, me parecía estar leyendo a LOS MISERABLES de Víctor Hugo o una novela de Balzac. Has hecho un retrato tan bueno como tus fotos. Nada más que añadir. Las gracias de nuevo. Y un buen finde para ti también* Un abrazo

      Eliminar