jueves, 28 de noviembre de 2013

Amanecer paso a paso, siguiendo al cometa ISON


Estos días de frío intenso ya empiezo con la costumbre de ir a dormir antes y despertar antes para no perderme la salida del Sol, y, a ser posible, intentar estos días captar al cometa ISON que, hoy jueves 28 de noviembre, está en alta magnitud pasando ya por el perihelio. Pero la suerte no nos ha acompañado a simple vista en la costa del Maresme estos días, cada amanecer aparecen en el horizonte grandes franjas de nubes, que dan color y juego de luces a la salida del Sol, pero imposibilita la vista del cometa ISON tan cerca del horizonte buscando la luz solar. Hoy el cielo estaba así mientras clareaba la noche, con las dos familiares farolas como guardianas de las primeras luces del día pasando el relevo de su luz artificial nocturna.


La salida del Sol se adivinaba por las luces entre las franjas de nubes, y me divierte mucho hacer estas fotografías como si pintara un cuadro escogiendo los colores en una paleta de azules y naranjas, entre cielo y el mar, y me invento que las nubes azules del horizonte son montañas, y me invento paisajes y mil historias más allá del horizonte.


Se va adivinando la aparición del Sol sobre esas nubes que me impiden ver sus primeros rayos y el cometa ISON, difuminándose poco a poco y paso a paso los rojos y azules fríos de la noche, dando su tonalidad naranja y oro con esa sensación de calidez cada amanecer.


Las primeras gaviotas inician su vuelo hacia el Este...


mientras el Sol va apareciendo sobre la primera franja de nubes azules paso a paso...


Y a partir de aquí ya no puedo fotografiar más para no dañarme la retina a través del objetivo. No es lo mismo mirar y fotografiar los primeros rayos del Sol sobre la línea del horizonte mar que los primeros rayos sobre una franja de nubes, cuando el Sol ya está más alto y es más brillante. Así como los primeros rayos dicen que son beneficiosos para la vista, poco después ya es peligroso.


Igual que es peligroso que hoy, durante el día, intentemos ver al cometa ISON junto al Sol, y quien quiera hacerlo debe tapar con la mano el astro Solar y ver si sale una cola hacia abajo, así será como se podrá ver o contemplar. Pero, por mi parte, prefiero esperar al atardecer, justo a la puesta del Sol en el horizonte, donde podremos ver la cola en forma de abanico del cometa ISON, suponiendo que no haya perdido magnitud a su paso junto al Sol.

Hoy tengo un nuevo aliciente, a ver si el cielo acompaña y no aparecen de nuevo tantas franjas de nubes al atardecer anochecer. Quiero imaginar la preciosa hora azul con Venus y la cola del cometa a su derecha tocando la parte izquierda del Sol... Si os interesa el seguimiento del cometa ISON os recomiendo que entréis en esta web El Planetarista, de Oswaldo González Sánchez, quien nos pone al día y casi al momento de las novedades de este cometa y de otros. Ya que como comenté hace un par de días, parece que ISON no viene solo, y están apareciendo otros cometas igual de importantes, de los que hablaré más adelante.

http://elplanetarista.blogspot.com.es/

Siempre ha sido así, estamos en el Universo que constantemente se mueve, pero ahora, con las nuevas tecnologías, tenemos quizá mayor facilidad para ver un poco más allá. Aunque imagino los cielos limpios de hace siglos, con el planeta Tierra a oscuras, y quizá la observación era igual de fácil a simple vista, incluso más bella y natural... Pero aquí estamos, con o sin máquinas, el Universo se mueve, la Tierra se mueve y seguimos maravillándonos con la belleza que día y noche nos regala. Vale la pena vivirlo y contemplarlo.

Texto y fotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario