sábado, 30 de noviembre de 2013

Dos cometas... a ocho meses de tu ausencia

Viernes 22 nov. 2013, antes de amanecer
Hoy sábado 30 de noviembre hace ocho meses que te fuiste para siempre, el sábado 30 de marzo, y recuerdo que durante todo el mes de marzo estuve entusiasmada intentando ver y fotografiar al cometa PANSTARRS, subiendo y bajando de la colina y explicando aquí en el blog mi aventura frustrada de casi cada día. Al fin logré fotografiarlo, con malas condiciones atmosféricas y mi torpeza en el dominio de la cámara, y para más lucha se rompió una pata del trípode. Recuerdo cómo te reías y te encantaba verme enfadada como una niña y riéndome de mí misma describiendo mis luchas y aventuras.

Marzo 2013, atardecer, cometa PANSTARRS a la derecha

Pero recuerdo especialmente el último día que vi al cometa PANSTARRS y lo fotografié. Cuando estaba en la colina de siempre, donde íbamos siempre, me llamaste por el móvil diciéndome; Voy caminando hacia casa de Xavier Vinader para ir a la cena del Grupo Z, está el cielo precioso lleno de estrellas, y he pensado, seguro que mi Evita está fotografiando al cometa. Aún oigo tu voz, nuestra emoción, contenta de que me llamaras en ese momento, y cómo nos reíamos con mi lucha con la pata de mi trípode. Al día siguiente, sábado temprano, te presentaste en casa con tu antiguo trípode, es un regalito para ti, para que hagas muchas fotos... Y lo comenté en el post, siempre prudente sin decir tu nombre.
(Ver aquí: http://ehuarte.blogspot.com.es/2013/03/siguiendo-la-estela-del-cometa-panstarrs.html )

El mes de marzo nunca me ha gustado, nunca han sido buenos para mí, pero ese pasado mes de marzo, es sin duda el peor de mi vida. Empezó con fuertes vientos y tempestad en el mar, días y días, hice muchas fotografías primero sola y luego contigo, y pusiste en tu blog unas fotos que no estábamos convencidos de si la habías hecho tú o yo, tan parecidas que eran. Otros días intentamos también, ya con tu trípode, cazar al cometa, pero el tiempo seguía nublado y no logramos nada... Y hablamos de que quizá en noviembre tendríamos más suerte con el cometa ISON, que según decían los expertos, sería más grande y brillante... http://www.pacoelvira.com/2013/03/olas-fotos-que-veo.html

Viernes 22 nov. 2013, amanecer, cometa ISON a la derecha

Pero te fuiste para siempre a los pocos días, y ahora estoy sola intentado ver y fotografiar al cometa ISON, pensándote, añorándote, sin el entusiasmo que tenía en marzo, tus ánimos, tus palabras y tu sonrisa, y pensando si será verdad lo que decían antiguamente de que los cometas son de mal augurio. Me enfadaba que dijeran eso los libros antiguos, pensando que es un espectáculo precioso y que eran manías, comentamos que igual habrán pasado cosas malas como buenas. Pero sin duda, el cometa PANSTARRS no nos trajo nada bueno, sobretodo a ti, que te llevó al cielo, llevándose la mitad de mi...

Ampliación foto anterior, el cometa ISON

He intentado estas madrugadas, antes del amanecer, ver y fotografiar al cometa ISON, aunque la mayoría de días y noches el cielo ha estado nublado también. Sólo una madrugada apareció con menos nubes, hice fotografías a las estrellas convencida de que por ahí estaría el ISON, pero no aparecía por ninguna parte. Envié unas cuantas fotos a mi amigo y maestro Joaquin Gómez Arévalos, que tanta paciencia tiene conmigo, y ayer me dio la sorpresa y alegría. Sólo en una fotografía ha distinguido a ISON. Era la hora adecuada y apunté al lugar adecuado, pero ISON no aparece, en cambio, al alba, aparece cerca de Mercurio. La focal era muy corta, de 18mm., a F5.6 y 2.5 segundos de exposición, así que es difícil apreciar su cola, pero el núcleo del cometa está. Era imposible de distinguir para mí. Pero Joaquín lo consiguió, hizo una ampliación y aquí está. Al menos puedes presumir de que lo has cazado.
http://oddiseis.blogspot.com.es/2013/08/cuestion-de-tradicion.html

Y a pesar del frío del amanecer seguiré intentando pescar a ISON, quiero dar otra oportunidad a los cometas y dármela a mí también, no quiero pensar que son de mal presagio, si el anterior fue malo, quiero pensar que este compensará... no sé en qué... pero necesito seguir amando la vida estrellas y cometas.

O seguiré mirando el mar y las olas que vienen de lejos, llenas de añoranza y ausencia... llenas de bellos recuerdos...

Texto y fotos

© EVA HUARTE



jueves, 28 de noviembre de 2013

Amanecer paso a paso, siguiendo al cometa ISON


Estos días de frío intenso ya empiezo con la costumbre de ir a dormir antes y despertar antes para no perderme la salida del Sol, y, a ser posible, intentar estos días captar al cometa ISON que, hoy jueves 28 de noviembre, está en alta magnitud pasando ya por el perihelio. Pero la suerte no nos ha acompañado a simple vista en la costa del Maresme estos días, cada amanecer aparecen en el horizonte grandes franjas de nubes, que dan color y juego de luces a la salida del Sol, pero imposibilita la vista del cometa ISON tan cerca del horizonte buscando la luz solar. Hoy el cielo estaba así mientras clareaba la noche, con las dos familiares farolas como guardianas de las primeras luces del día pasando el relevo de su luz artificial nocturna.


La salida del Sol se adivinaba por las luces entre las franjas de nubes, y me divierte mucho hacer estas fotografías como si pintara un cuadro escogiendo los colores en una paleta de azules y naranjas, entre cielo y el mar, y me invento que las nubes azules del horizonte son montañas, y me invento paisajes y mil historias más allá del horizonte.


Se va adivinando la aparición del Sol sobre esas nubes que me impiden ver sus primeros rayos y el cometa ISON, difuminándose poco a poco y paso a paso los rojos y azules fríos de la noche, dando su tonalidad naranja y oro con esa sensación de calidez cada amanecer.


Las primeras gaviotas inician su vuelo hacia el Este...


mientras el Sol va apareciendo sobre la primera franja de nubes azules paso a paso...


Y a partir de aquí ya no puedo fotografiar más para no dañarme la retina a través del objetivo. No es lo mismo mirar y fotografiar los primeros rayos del Sol sobre la línea del horizonte mar que los primeros rayos sobre una franja de nubes, cuando el Sol ya está más alto y es más brillante. Así como los primeros rayos dicen que son beneficiosos para la vista, poco después ya es peligroso.


Igual que es peligroso que hoy, durante el día, intentemos ver al cometa ISON junto al Sol, y quien quiera hacerlo debe tapar con la mano el astro Solar y ver si sale una cola hacia abajo, así será como se podrá ver o contemplar. Pero, por mi parte, prefiero esperar al atardecer, justo a la puesta del Sol en el horizonte, donde podremos ver la cola en forma de abanico del cometa ISON, suponiendo que no haya perdido magnitud a su paso junto al Sol.

Hoy tengo un nuevo aliciente, a ver si el cielo acompaña y no aparecen de nuevo tantas franjas de nubes al atardecer anochecer. Quiero imaginar la preciosa hora azul con Venus y la cola del cometa a su derecha tocando la parte izquierda del Sol... Si os interesa el seguimiento del cometa ISON os recomiendo que entréis en esta web El Planetarista, de Oswaldo González Sánchez, quien nos pone al día y casi al momento de las novedades de este cometa y de otros. Ya que como comenté hace un par de días, parece que ISON no viene solo, y están apareciendo otros cometas igual de importantes, de los que hablaré más adelante.

http://elplanetarista.blogspot.com.es/

Siempre ha sido así, estamos en el Universo que constantemente se mueve, pero ahora, con las nuevas tecnologías, tenemos quizá mayor facilidad para ver un poco más allá. Aunque imagino los cielos limpios de hace siglos, con el planeta Tierra a oscuras, y quizá la observación era igual de fácil a simple vista, incluso más bella y natural... Pero aquí estamos, con o sin máquinas, el Universo se mueve, la Tierra se mueve y seguimos maravillándonos con la belleza que día y noche nos regala. Vale la pena vivirlo y contemplarlo.

Texto y fotos

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Juego de luces y nubes al amanecer y anochecer


Este amanecer de hoy miércoles 27 de noviembre ha sido raro, una nube enorme azul oscuro cubría toda la parte Este, y el Sol no ha aparecido hasta conseguir superar esa nube cada vez más gigante. En ese justo momento apareciendo los primeros rayos he disparado la cámara desde la ventana de mi escritorio, y la luz ha chocado con el objetivo de la cámara formando ese reflejo en forma de caliz en el poste de la farola, dando el único toque de color. Pero era un amanecer soso, y por una vez me he divertido en Photoshop contrastando la foto con distintos colores. Y este ha sido el resultado, para todos los gustos, o ninguno. Este es el tono natural y original salido de la cámara...


Este en tono tierra rojiza o granada...


Y este en azul noche con un Sol que podría ser la Luna... Lo curioso es que las fotografías han quedado limpias a pesar del Photoshop.


Y de nuevo la sorpresa, durante el día esa inmensa nube azul oscuro casi negra del Noreste ha seguido acercándose hacia el Suroeste, cubriendo el cielo casi por completo, y además del frío, nos ha traído agua nieve al atardecer, y los últimos rayos del Sol luchaban de nuevo entre las nubes dejando al natural casi los mismos colores que he puesto artificialmente en las fotos del amanecer.


Y aquí está de nuevo el problema al pasar estas fotos de anochecer al blog, tan nítidas que son al natural, salidas tal cual de la cámara, ya no tienen nada que ver, los azules salen más claros y eléctricos, totalmente distintos, y con esas horribles manchas. El azul de esta fotografía al natural es como el de la foto de encima... Y como se puede comprobar, nada que ver. Fotos destrozadas...


Y lo mismo ocurre con esta, y otras que ya no pongo. Pero a pesar de todo y a pesar del mal humor, pongo este par de fotos, sin entender porqué a veces salen mal y a veces no. A ver si alguien de Blogspot lo ve y me dice qué puede ser. Varios amigos fotógrafos me han dado consejos, lo he probado todo, pero está claro que el problema está al pasarlas al blog. ¿Por qué salen bien las fotos del amanecer -como se puede comprobar- y las del anochecer no? Las del amanecer pasadas por Photoshop salen limpias, y las del atardecer-anochecer sin tocar absolutamente nada, tal como salen de la cámara, salen sucias, pierden toda la gracia y estética... Y yo pierdo el ánimo y el humor...  Luego me preguntan porqué no me gustan las tecnologías... Este juego no me gusta, parece un juego sucio, nunca mejor dicho.

Pero seguiré haciendo pruebas hasta que me canse...
Siempre estoy a tiempo de retirarme.

Ah, contesto a quienes me preguntan, sigo sin pescar el cometa ISON, quizá pueda pescarlo al atardecer los próximos días, pero está perdiendo intensidad al pasar por el perihelio, aunque hay más cometas estos días. Ya hablaré si Blogspot me permite poner fotografías. Sigo resfriada y sigue el frío cada vez más intenso, ha nevado en los pueblos de al lado... Y la semana pasada aún me bañaba en la playa... Es lo bueno y malo de la Mediterrània. Pero es brillante y azul, y no cambio por nada sus juegos de luces.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

lunes, 25 de noviembre de 2013

Despertar estornudando, sin ISON


Sí, así he despertado hoy lunes 25 de noviembre, lo intuía. La madrugada del pasado viernes 22, intentando ver y fotografiar al famoso cometa ISON -que sólo algunos privilegiados han logrado fotografiar y hacer su seguimiento-, sentí frío, eran las 6 de la madrugada, justo esa hora inhóspita en que cae la noche y el cielo empieza a clarear antes de las primera luces y rayos del Sol. En el horizonte mar había una gruesa capa de nubes que atrasó la salida del Sol  impidiendo también ver al cometa, y estuve en la terraza más tiempo del previsto sintiendo el frío de madrugada. A partir de ese momento intenté recuperar el calor, con buenos calditos y abrigo, pero hoy, definitivamente, los estornudos matinales me confirman que he pescado un buen resfriado otoñal, y sin pescar el ISON. Al menos, eso sí fue fácil, fotografié la Luna menguante de madrugada sobre la preciosa constelación de Orión, que nos acompañará como siempre en el cielo de las largas noches de invierno.


A pesar de los estornudos no he podido evitar subir de nuevo a la terraza para fotografiar, al fin, una limpia salida del Sol que ha empezado con manchas de fuego entre pequeñas nubes blancas a su alrededor. Y ahí aparecía la típica barquita de pescadores que cada día, a la misma hora, sale enamorada hacia el mar atraída por los primeros reflejos dorados, como si hubiera hecho una promesa íntima y sagrada de atravesar la estela Solar, sin saber que de lejos sigo su ceremonia y saludo matinal.


Las fotografías están hechas con segundos de diferencia, como se puede ver por el Sol un poco más alto y redondo, la barca acercándose a la estela Solar y la estela del avión hacia la izquierda acércandose a las ramas de los árboles. Lo curioso de hoy era ese halo que tenía el Sol alrededor, podría pensar que es un reflejo de sí mismo entre las nubes, pero he empezado a estornudar de nuevo y me he puesto a reír, pensando que quizá el Sol está resfriado también y ha estornudado conmigo. Las fotos no son nada del otro mundo, un poco estilo Walt Disney, pero las cuelgo en el blog porque así voy comprobando si va mejorando el problema de distorsión de imágenes que tengo hace días, o quizá ha sido un simple resfriado del blog. Parece que hoy va mejor, aunque cosas raras van pasando por el cielo y la Tierra, según Ramon Naves y rigurosos astrónomos -aunque se llamen a sí mismos aficionados-, se están descubriendo y observando varios cometas y objetos Distantes acercándose a la órbita de la Tierra como hasta ahora no recuerdan...  Parece que por el cielo hay mucho tránsito de fenómenos naturales y artificiales... De momento no puedo decir más. Sigo los pasos de los que realmente saben de estos movimientos y nos van informando.

La verdad es que me he levantado de mal humor por el resfriado, pero como siempre, la salida del Sol me ha llenado de belleza y optimismo, anunciando un día brillante azul y limpio. Sin ISON.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

sábado, 23 de noviembre de 2013

Amaneceres y atardeceres de noviembre, la simpleza y necesidad


Ya casi podría titular así este blog, con tantas fotografías de amaneceres y atardeceres que he ido poniendo desde que lo empecé hace tres años. Y ya era esta la idea, la verdad es esto, el amanecer del de Sol cada día, el atardecer del Sol de cada día, incluso contemplar la Luna las estrellas y planetas al anochcer, o de madrugada, como ayer viernes 22 que me levanté a las 5'30h para ver si podía distinguir al cometa ISON, que dicen los expertos que está en su mejor momento y se distingue casi a simple vista en dirección al Sol, entre las 5 y 6h. Fotografié la brillante Luna menguante sobre las preciosas constelaciones de Orión y Tauro que nos acompañan en el cielo nocturno todos los inviernos. Y no estoy convencida de haber fotografiado al cometa ISON, no sé calcular bien los grados entre la cola de Osa Mayor en curva hacia la estrella Spica. Envié las fotografías a un amigo que lo sabe bien, para que me diga si lo que a mí me parece es realmente ISON. Y quise poner algunas fotografías aquí en el blog, pero sigue el problema en Blogspot, distorsiona las fotografías con ondas anormales incluso sin pasar por Photoshop. Tampoco permite la búsqueda de páginas, ni muestra la vista dinámica. Y sigo sin saber si es de blogspot o de mi ordenador. Así que pierdo aliciente para publicar nada, limitándome a poner algunas fotografías que no sé porqué salen menos distorsionadas.


Estas dos que encabezan la página son de hoy sábado 23 de noviembre a las 8'03h, con un minuto de diferencia, entre esta de la nube y más tarde la aparición del Sol sobre la franja de nubes del horizonte.


Esta de las familiares dos farolas es de ayer viernes 22 a la misma hora, después de fotografiar la Luna sobre Orión, foto que no puedo poner porque queda distorsionada al pasarla al blog. Me llama la atención estos días que los amaneceres suelen ser parecidos, con tonos verdes y azules, y una gruesa franja de nubes en el horizonte que no permite ver el Sol con sus primeros rayos sobre el mar, cuando aparece sobre esa franja de nubes ya está más alto, más grande y luminoso, y es más difícil de fotografiar, pero si la aciertas (actúo mucho por intuición) da preciosas luces y colores. Es como el Sol indica, ir superando barreras.


Este es el atardecer de ayer a las 17'32h, limpio, sencillo, como dije en Facebook, parece que un artista del cielo haya perdido su pincel de oro dejando una gota para el Sol. 


Esta es de anteayer al anochecer, a la hora azul, con Venus que parece estar en diálogo y diagonal con la intermitente luz verde esperanza del faro guardando la mar. Y esto es lo que ocurre con las fotografías cuando las paso al blog, sin pasar por Photoshop más que para poner la firma y reducir el tamaño. En el ordenador se ven pulidas y perfectas, y al pasarlas al blog ocurre esto. Si clicáis sobre la foto podréis verlo mejor. Y a ver si alguien puede decirme qué es y debo hacer, o si es cosa del blogspot y no hay remedio, cosa que me deprime bastante pues hasta ahora no ocurría, y me limita en mi trabajo o intento de dar belleza y un poco de arte, la verdad de la vida. Y el artificio es esto, las máquinas, las tecnologías, que nos están imponiendo y sometiendo como única posibilidad de futuro y vida.

La mayoría de mis amistades sabe que no soy amiga de las máquinas ni tecnologías, son armas, como los coches, las fabrican los mismos que fabrican las armas desde hace un siglo, distorsionan y someten nuestras vidas como necesidad básica y no lo son. Nací humana y quiero vivir y morir como humana, con la salida o puesta del Sol, o con el Sol de mediodía. Imagino el planeta Tierra lleno de material no reciclable. Imagino a la humanidad ahogándose en sí misma, en su propio invento, en sus propias armas. Quizá es una consecuencia natural, una forma de reciclarse a sí misma, pasando por la destrucción de sí misma.

Está claro que nos falta optimismo, que nos falta alegría, nos falta belleza y nos falta Arte. Nos falta el Arte de la vida, el arte de saber vivir y ser feliz... Y quiza siga este blog escribiendo sólo texto con alguna imagen pescada por las redes. Y me limitaré a regalar mis fotografías de amaneceres y atardeceres a mis amistades de Facebook. Es el único aliciente que nos dan, saber que das placer, que das belleza y alegría. Con poco nos conformamos, es así de simple. Es apretar el botón de la simpleza y la necesidad... como un atardecer.

Texto y fotos 

© EVA HUARTE