domingo, 25 de agosto de 2013

Recuerdos sorpresas y estrellas... Si estuvieras...


Hace unos días escribía un post con los bonitos recuerdos de agosto del pasado verano, fotos de nuestras comidas, risas, playa, Sol, Luna y estrellas... Y entré en tu blog pacoelvira.com  para poner el enlace de tu post del 15 de agosto de 2012, un regalo sorpresa que me hiciste para celebrar el día de mi Diosa, no santa, la Asunción de la Madre de Dios, la Mare de Déu d'agost, decimos en catalán, o como pintó y bautizó Salvador Dalí, la Asunción Antiprotónica. http://ehuarte.blogspot.com.es/2010/08/asuncion-antiprotonica.html Ese 15 de agosto de 2012, me dijiste enseguida; venga, vamos a desayunar rápido que tengo un regalito sorpresa para ti. Y el regalito sorpresa era tu post del día con unas fotografías que nos hicimos días antes; Así sabrán ya que estamos juntos, para los que no lo sepan, y que vean lo guapa que es mi chica. -¡Qué vergüenza!- Dije riéndome. Fue realmente una sorpresa, ya que habíamos ocultado nuestra relación durante mucho tiempo, pero inevitablemente empezaba a ser cada vez más difícil de ocultar.


Nos reímos como dos niños, y vivimos felices nuestro segundo mes de agosto, nuestro segundo verano, que tanto nos gustaba a los dos, por el calor, el mar, el Sol, la comodidad de la ropa, la sensación de libertad... Eran días libres, casi no tenías trabajo y podíamos estar tranquilos y felices, a pesar de haber tenido una discusión que nos hizo pensar en dejar la relación. Los dos nos habíamos dado la confianza de entrar libremente en nuestros correos electrónicos, y leí algunos mensajes que no me gustaron, lo deploré, y me aseguraste que una cosa es la relación virtual y otra la realidad. No hagas caso de lo que leas, sabes que me gusta quedar bien con todo el mundo. - Pero no puedes quedar bien con todo el mundo, engañas- te dije. A ti no te engaño, y lo sabes, por algo estoy aquí contigo, y quiero seguir contigo.  Aquella discusión no hizo más que reforzar nuestra relación y confianza, coincidiendo los dos en que, las discusiones, con inteligencia y honestidad, siempre son enriquecedoras, y más a nuestra edad. Además, tienes una cosa muy buena, y es que enseguida se te pasan los enfados. Lo mismo te dije, en eso también coincidíamos, fuera por la edad y la experiencia, fuera porque estábamos enamorados, o por las dos cosas. Era un privilegio para los dos.Y vivimos un precioso mes de agosto entre tu casa y la mía hasta los últimos días que tuviste que ir a Suiza por trabajo: http://www.pacoelvira.com/2012/08/cuando-leais-este-post-ya-estare.html


Pero hace unos días, este pasado 15 de agosto de 2013, al entrar de nuevo en tu blog, con la intención de enlazar tu post con éstas fotos y las que hicimos la noche siguiente en mi terraza, intentando cazar la lluvia de estrellas Perseidas, vi que ya no se abría tu blog, error de página, decía. Fue una triste y desagradable sorpresa. Enseguida pensé que, a pesar de los avisos de varias amistades, recordando que el contrato del dominio de tu web caducaba el 7 de agosto, lo habían dejado ir. Era tan grande la tristeza pensando que todo tu trabajo en el blog durante casi cuatro años, con tanta documentación histórica, didáctica, fotográfica, con tanto esfuerzo, tiempo y cariño que habías invertido, se había perdido, que me puse a llorar por ti, y añorándote aún más, sintiendo que te alejabas un poco más, que desaparecías un poco más, que tu vida virtual se perdía para siempre también... sin avisar. Dejé de escribir el post y lo guardé como borrador, averiguando enseguida a través de amigos técnicos qué había pasado, y me confirmaron, técnicamente, que el dominio había expirado. La palabra me sonó fatal, y enseguida hicimos los movimientos necesarios para conseguir que no se perdiera, aunque, por suerte, dijeron que estaría en cuarentena por si algún familiar quiere recuperarlo. Y así ha sido, hace tres días volvió a salir tu blog, y fue un respiro: 
 http://pacoelvirafoto.blogspot.com.es/2012/08/autoretratos-de-verano.html



 Afortunadamente, dejabas siempre muchas fotografías en mi ordenador, y estas que tanto te gustaban y publicaste en tu blog las hicimos con mi cámara, como tantas, igual que las que hicimos al cielo estrellado de agosto en mi terraza. Recuerdo la emoción de los preparativos, las risas, la belleza del cielo y las estrellas, cómo me ibas preguntando el nombre de las constelaciones, el punto cardinal por donde teníamos que enfocar la cámara para intentar pescar alguna estrella Perseida... aunque poca lluvia de estrellas tuvimos. Pero vivimos las noches más estrelladas: http://ehuarte.blogspot.com.es/2012/08/las-noches-mas-estrelladas.html


Y recuerdo esta fotografía que hicimos la noche siguiente, y publicaste en tu blog preguntando si alguien sabía qué era esa luz en la parte superior, sobre la constelación de Casiopea:  http://www.pacoelvira.com/2012/08/buscando-la-lluvia-de-estrellas-de-las.html
Nadie supo asegurarlo. Pero ahora, hace poco, un buen amigo astrofísico y fotógrafo me aseguró que, sin duda, y tal como nos temíamos, no era un OVNI ni un satélite, es un precioso patrón de reflexión interna de la lente, lo que los fotógrafos profesionales llaman ghost o flare. Ahora nos reiríamos... si estuvieras... ahora sabríamos más... si estuvieras... Aunque sé que ahora sabes mucho más que yo, más que todos nosotros. Sé que ahora conoces mejor que nadie los secretos del cielo y parte del universo. Y ahora, en estas noches de agosto, si estuvieras, seguiríamos riendo intentando fotografiar algo más... Pero este verano no soy capaz de fotografiar nada, ni de reír, ni de contemplar el cielo enamorada... Miro las estrellas llorando pensando que estás entre ellas, sintiéndote igualmente a mi lado, sintiendo que estamos, quizá tan lejos... quizá tan cerca.

Dentro de cinco días hará cinco meses que te fuiste con las estrellas...
He de volver a La Falconera.

(Fotos y texto de Eva Huarte)

8 comentarios:

  1. Un abrazo muy fuerte Eva. A veces hay que dejarle un tiempo a las lágrimas para que nos sanen. Pero nunca pierdas el amor por las cosas vivas, hermosas y sencillas. Porque si hay un alma que nos sobreviva, sobrevive en ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que dices, Oddiseis, creo que es verdad, y eso intentaré, no perder el amor por las cosas vivas hermosas y sencillas.

      Gracias también por tu aportación técnica sobre las estrellas. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Como te e comentado otra veces, hace 9 meses también perdí a mi mujer , hayer día 24 era su 57 cumpleaños , y aunque yo no soy amigo de airear mis sentimito si me creí en a obligación de hacerle un recordatorio y muy torpemente puse esta francés espero que a ti te sirvan también

    Que suerte tuve de que me amaras
    Que suerte tuve de amarte
    Que suerte tuvimos de amarnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosas palabras, Torreplata, es así de sencillo, y sublime. Es lo único que llena un poco el vacío, y eso sólo lo sabe quien lo ha vivido.
      Gracias

      Eliminar
  3. Precioso texto y aunque noto y sé toda tu tristeza, tengo que decir que ahora, por fin, la noto más calmada. Una tristeza y una añoranza y un de todo, sin la rabia de antes.
    No quiero que se malinterpreten mis palabras. Lo digo desde la más profunda alegría de ver como tus sentimientos se van posando.
    Cuando el pozo de casa se llena, el agua está turbia. Al tiempo se queda cristalina. Sedimenta.
    Sedimentar no es tirar, ni olvidar, ni borrar, es poner en su sitio, aposentar.
    Te veo mejor y no sabes cuanto me alegro. De corazón te lo digo.
    En las fotos estás preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que me veas mejor, Susana, no sé si me vieras en realidad y me compararas a como me viste las primeras semanas qué dirías. El punto de rabia lo sigo teniendo, porque nunca sabes si podrías haberlo evitado, porque sigues pensando que es una injusticia para él, por todo, y para mí, para tantas cosas y personas. Porque no tocaba. Y no queda más remedio que aceptar la forma de hacer de la vida. Si a esto te refieres.
      Virtualmente verás que siempre he seguido la misma línea, creo, excepto cuando hablo de las cosas que me hacen daño, porque sé que a él también le harían daño; no poder ir a su casa a recuperar mis libros, nuestras fotos personales, fotos mías, que publicaran su final y encima mintiendo de principio a final, que no pueda tener ni sus cenizas, y encima me enviaran una invitación para "colaborar" pagando 15 euros para hacerme "amiga de Paco Elvira", y luego ver que había desaparecido su blog... Aunque afortunadamente se haya recuperado. Es en estas cosas que he sacado la rabia, cuando aún no había superado (ni sé si he superado) el shock, como dices, es cuando se enturbia el agua, porque el pozo está lleno, eso no lo esperaba, sobraba, ese sufrimiento extra sí se podría haber evitado.
      Y su ausencia, la soledad, la aceptación de la realidad, día a día, la llevo como puedo, a ratos. Sólo me siento bien hablando con él, sea interiormente, con el pensamiento, en sueños, o escribiendo. Y esto hago.
      Físicamente tampoco soy la misma. Pero eso es lo de menos.
      A ver si volvemos a vernos y me dices cómo me ves, sabes que me fio de ti.
      Pero me alegra si me ves mejor por aquí, me animas.
      Un beso muy fuerte Susanita*

      Eliminar
  4. Precioso recuerdo de Paco. Gracias por compartir tus sentimientos. Disfruta de las fotos que te dejó como regalo. Un beso fuerte de ánimo, y gracias también por recuperar su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, José Pedro.
      Quisiera aclarar que el blog sólo podía recuperarlo un familiar, y supongo que el movimiento de varias personas ha hecho que se recuperara, ya que lo habían perdido a pesar de los avisos. Es una alegría para todos. Un abrazo

      Eliminar