domingo, 30 de junio de 2013

A tres meses de tu ausencia


Hoy domingo 30 de junio hace tres meses que nos dejaste para siempre, aunque tu espíritu y presencia sigan aquí conmigo, como si no te hubieras ido, y oigo tu voz continuamente contestando siempre a mis preguntas, aconsejándome, diciéndome lo que está bien y lo que no, sonriéndome, moviéndote por la casa como hacías siempre. Compartiendo todo como siempre. Mientras cocino, lloro, escribo o duermo, siento que estás conmigo.

Ayer sábado 29 fue un día muy duro y difícil, el 29 de marzo nos despedimos sin saber que sería para siempre, después de pasar juntos los días de Semana Santa o Fiestas de Primavera. El sábado era un día que nos gustaba especialmente a los dos, los dos nacimos en sábado, casi siempre los pasábamos juntos en estos últimos años, y te fuiste el Sábado de Gloria para no volver. Y ayer quería volver a El Garraf para estar a solas un rato en el lugar que te acogió por última vez, pero me siento incapaz físicamente, apenas tengo fuerzas y había tenido una horrible pesadilla; Primero iba a tu casa, donde una chica joven me decía que era tu nueva pareja. Luego estábamos en tu coche y mientras conducías me decías que todo había sido mentira; tu desaparición, la búsqueda, el encuentro, el funeral, tus cenizas, todo era mentira. Decías que lo habías hecho para que no sufriera. Ese era el mensaje. Pero el despertar fue aún más horrible al ver tu ausencia, y sintiendo fuertemente tu presencia todo el día, mirándome, acariciándome, consolándome, diciéndome cuánto me querías y que nunca dejarás de quererme, sonriendo y pidiéndome que sonriera. Y eso hago cuando veo que me sonríes. Aunque la realidad siga siendo dura.

Sabes bien que ahora soy criticada por dedicarte tantas páginas aquí en mi blog, y por decir cosas que a algunas personas no les parece bien, por el motivo que ellas sabrán, aunque a la mayoría no le parece bien que tus cenizas estén desde hace tres meses en casa de tu exmujer, casada con otro hombre hace años. Es una ofensa para ti, sabiendo que no es ahí donde te gustaría estar ni en cenizas. Eso me lo dicen también. Y sabes que no puedo dejar de ser como soy, y que decir la verdad siempre crea enemigos, pero admirabas mi dignidad y sinceridad, desde hace muchos años, me decías. Y me pedías que siguiera diciendo la verdad que a veces tú no te atrevías a decir, pero creías tan necesaria para crear realmente un mundo mejor. Y sé muy bien que apruebas cuanto estoy haciendo y escribiendo, aunque apenas diga nada.

En el anterior post de este blog, titulado Saltar hogueras y cenizas, lloré públicamente el hecho de no poder tener aquí tus cenizas, que para otras personas no tienen ninguna importancia, y al enlazar el post en mi página de Facebook una buena amiga, María Braojos, puso un largo comentario criticando la hipocresía y situación que tanto daño me está haciendo, además de tu ausencia sin poder cerrar la herida. Y otra amiga común (a quien tenía cariño) mostró fría y duramente su desaprobación, sin decir el porqué. Vulnerable como estoy, decidí guardar el post que más tarde volví a publicar, gracias a la fuerza que me dieron tres buenas amigas, que salieron como tres arcángeles con espada de fuego en defensa del derecho a decir lo que quiera públicamente. Aquí no pondré sus nombres, constan bien claros en Facebook, pero sí quiero transcribir algunas frases tras pedirles permiso, (ellas lo dicen mucho mejor de lo que ahora pueda decir yo) para que consten, y quizá como respuesta a otras personas que no aprueban lo que escribo:

M.S.-Este medio, esta promoviendo revoluciones a niveles mundiales - que permiten a la gente unirse, denunciar, poner en evidencia a aquellos que se creían intocables, primavera árabe .....etc...¿de verdad crees, que no es un medio para expresar el dolor y señalar a quien te lo hace? Seguramente la quieres- porque así lo expresas en tu comentario-. Pero dale cancha , porque, que yo sepa no ha gritado nada, solo ha expresado un sentimiento desgarrador, porque le están pisando las alas que necesita para volver a volar. 

C.G.C. -Es evidente que la doble moral funciona en todos los ámbitos. Que no se sepan las cosas, o que se cuenten de forma velada, sin nombres, porque los propios, escuecen.Y parece mentira, pero es la impura verdad. Doble moral, circo, ya sea en internet, en eventos varios, en blogs, libros o cualquier medio comunicador. Pero Eva no es de esa pasta, y por eso la quiero.Y quienes de verdad la queremos, sabemos por lo que está pasando, y es que el luto sólo tiene un color: El negro.Y es asunto de todos los amigos aliviarlo, acompañar, poner el hombro, la cara y echar el guante si hace falta en la jeta –sí, he escrito “jeta”- de los legales vigentes que no pintan nada en una historia de amor.Y el amor existe para sentir,vivir, y contarlo. Para predicarlo a los cuatro vientos, extenderlo...

Y con las palabras de éstas buenas amigas me quedo y dejo este mi blog, no tengo fuerzas para seguir escribiendo de nada que no sea sobre ti, cosa que hago en el word de mi ordenador, donde escribo con más calma y a solas contigo. No tengo fuerzas para enfretamientos ni luchas, no tengo más defensas, he de cuidarme intentando recuperarlas y cerrar esta horrible herida que no sé si nunca lograré. Sé que están preparando homenajes, becas, exposiciones, todo sobre ti como fotógrafo, y como vienen haciendo desde los primeros días, sin darme tiempo al luto, a la intimidad, a la reserva. Y antes de tantos homenajes como fotógrafo creo que te merecías una buena ceremonia como persona, para enterrar tus cenizas en uno de los lugares que sé que te gustaría. Y habría tenido un sitio donde ir a visitarte, a hablarte, a llorarte, y no llorarte día y noche aquí en casa, en nuestro nido de amor, de donde no puedo salir porque voy llorándote por todas partes, en la playa, el bosque, la calle... Como dice un buen amigo:

-La necesidad de ubicación es algo mucho más importante de lo que solemos pensar. Quizás por eso hayamos marcado la Tierra una y otra vez con nuestras señales. Yo también creo que es una crueldad dejarte con esa carencia, porque, consciente o inconscientemente, pueden estar impidiendo que cierres tu herida. Y ninguna historia debería dejarse sin un final correcto.

Y cierro de momento este blog, incapaz de continuar por la insoportable situación. Seguiré escribiendo en silencio, cerrando esta página con las palabras que me dijiste en sueños y me repites continuamente, (y traduzco del catalán): Es todo mentira, la vida y la muerte. La pesadilla también es una mentira. Siempre estaré contigo, ya lo sabes, no me he ido del todo, lo único que no podemos abrazarnos físicamente. Pero nunca te dejaré, siempre estaremos juntos, como te dije muchas veces. 

(Foto Paco Elvira y Eva Huarte)


6 comentarios:

  1. Hola Eva
    He seguido de cerca tu tragedia sin pronunciar palabra,espero sepas disculparme entender mi silencio.Soy de aquellas personas a las cuales el dolor petrifica,enmudece.Duele tu dolor,abre viejas y mal cicatrizadas heridas.Sé fuerte por ÉL,su espíritu,su amor siempre estará contigo;nadie podrá robarte lo vivido,lo amado.Un universo de abrazos y otro muy especial desde mi dolor ...desde mi desamor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ría, por tus palabras, ánimos, y por seguirme sin saberlo, rompiendo hoy tu silencio. El dolor también me deja petrificada, de entrada, luego viene la paciencia, que vengo arrastrando hace tres meses junto con el dolor, y ahora la retirada intentado recuperar fuerzas. Podría haber sido más fácil y distinto, la unión y complicidad ayuda a cicatrizar, pero acepto los hechos como han sido y necesito mi tiempo para asimilar, no puedo hacer más.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Eva
    Solamente decirte que era una anónima y fiel seguidora de Paco y ahora soy tuya.Tus escritos están llenos de emoción, ternura y sensibilidad, a parte de que es una buena terapia para ti y debes seguir haciendolo. Tus recuerdos no te los pueden quitar, tu amor tampoco, tu escritura tampoco.La verdad sólo tiene un camino. Nunca he escrito pero me indigna lo que esta pasando, creo que en mi humilde opinión seria que estuviese con las dos personas a las que más queria, tu y su hija Andrea.
    Perdona por mi atrevimiento y sobretodo fuerza y abrazos
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu seguimiento y ánimos, Maria, y estoy de acuerdo en lo que dices. Pero por favor, no pidas perdón por tu "atrevimiento", es algo que agradezco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buenos días Eva,estas heridas nunca se cierran el tiempo las esconde.Siempre tendremos ese momento que hará que brote,Te echaré en falta como echo en falta otro blog,pues tuve la suerte que uno me llevó a otro sin saber el vinculo de unión (AMOR).

    A el le agradeceré siempre su forma de ser,lo que demostraba sencillez y humanidad compartiendo su saber.

    A (De la verdad y el artificio) Eva,esos momentos de lectura donde respiró profundamente huelo a brisa marina y digo bonito.

    Espero de todo corazón que no tarde mucho en cicatrizar un poquito más esa herida.

    Repito deja que los que te quieren te cuiden,creo que esta es la medicina,que ayuda a cerrar fisuras del corazón.

    P/D.
    Si el corazón te pide escribir,hazlo las malas lenguas seguirán estando,aunque no lo hagas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es verdad lo que dices, Ricard, las malas lenguas seguirán haga lo que haga o diga. Es para pensar, aunque necesito una distancia para reflexionar e intentar recuperar fuerzas. La necesidad de escribir siempre está.

      Gracias por tus bonitas palabras seguimiento y "enlaces". Espero volver con nuevo respiro de "brisas marinas". Y gracias por tus ánimos. Me dejo querer.
      Agradecida.

      Eliminar