domingo, 5 de mayo de 2013

Rigurosidad en la información

 

A Paco Elvira le gustaba siempre ser muy riguroso en su trabajo, en los datos y la información, es algo sabido por la mayoría de compañeros y seguidores de sus trabajos como fotoperiodista durante décadas, y actualmente de su blog. A veces se equivocaba, como casi todos, pero lo bueno de escribir en un blog es que puedes rectificar, decíamos. Y él lo hacía. Pero en prensa escrita es otra cosa, ahí quedan las imágenes y letras impresas, y de poco sirve rectificar otro día aclarando datos equivocados. La rigurosidad en la información era algo básico para Paco, era de las pocas cosas por las que de verdad se enfadaba, cuando veía y oía, en distintos medios, los errores en la información o narración de un suceso. Y a mí me gustaba su redacción, sencilla y precisa, como su mirada, como sus fotografías. Siempre le decía; Haces unas descripciones perfectas, se nota la precisión y nitidez de tu mirada fotográfica.

Y me encantó su historia y narración en su novela Un día de mayo, por eso fue un placer para mí hacer una segunda revisión y corrección, para la segunda edición de la novela en papel y la versión digital. Escenas, diálogos, hechos que no coincidían, además de otros errores ortográficos y gramaticales. Siempre me decía: Eres mi correctora favorita, siempre ves lo que no ve nadie. Era un honor para mí, y una de nuestras complicidades. Por eso lo digo con cierta satisfacción, y porque lo era para él también.


Hoy domingo 5 de mayo de 2013, en el Suplemento del diario El Periódico, dedican las dos primeras páginas al fotoperiodista Paco Elvira, con un amplio texto escrito por Emilio Pérez de Rozas, intentando redactar cómo ocurrió el terrible accidente, cómo fueron los pasos de familiares y amigos en la búsqueda hasta encontrarlo... Y podría corregir muchas cosas inexactas, varios puntos clave de los hechos, pero no lo haré, está escrito desde el corazón de un compañero, con la rabia dentro también por la lentitud de los protocolos policiales. Rabia que llevábamos todos en aquellas largas horas.

Pero sí quiero hacer constar algún error que a Paco Elvira le molestaría, no solo por tratarse de él, sino por la falta de respeto y rigurosidad en la información. Dice el titular: TESTIGO DIRECTO. ¿A quién se refiere? Que yo sepa, Emilio Pérez de Rozas, el redactor, no fue testigo directo, no estuvo en los hechos. Y si se refiere a Andrea, la hija de Paco Elvira, no es correcto tampoco, ya que Andrea no fue testigo, sino protagonista, como algunos familiares y amistades. Sigue diciendo el titular: LA ULTIMA FOTO DE PACO ELVIRA. Y no es verdad. La fotografía que se reproduce en esas páginas de El Periódico la hizo Paco Elvira el día 22 de marzo, y la publicó él mismo en Facebook el día 25 de marzo. En el texto dice también: Cuenta el parte de aquel día que llovía. Y que, a ratos, llovía mucho. Demasiado. Y tampoco es verdad. Aquel día hizo Sol y mucho viento. En la fotografía reproducida de Paco Elvira se puede apreciar claramente un día soleado, pero es del 22 de marzo, lo sé bien. Y en el pie de foto dice: La Falconera, minutos antes de resbalar y precipitarse a las rocas. Eso duele, duele mucho, es una falta de respeto al final de la vida de una persona, y no es verdad, insisto; esa fotografía no corresponde al día 30 de marzo, no es de minutos antes de resbalar. Sé que a Paco le habría molestado mucho, como me ha molestado a mí, y duele más la herida. (Si clicáis sobre esta fotografía la veréis ampliada, se puede leer la fecha de publicación, 25 de marzo, en su página de Facebook)


Algo de sensacionalismo he visto en esta redacción, y la historia no lo necesita, lamento decirlo, son cosas que me llegan directamente, que no son verdad. Pero, como digo, hoy no las diré, por respeto a todo y todos. Y por respeto a mí también sí que me gustaría decir personalmente, a Emilio Pérez de Rozas, que me ha dolido la libertad que se ha dado al escribir: No le dijo a Andrea dónde iba. Ni a Eva. Tampoco ellas le contaban toda su vida. Creo que esa coletilla sobra. Roza la intimidad. ¿Qué quiere decir? ¿Que nosotras no le contábamos nuestras vidas? ¿O debo adivinar que también está mal redactado y quiere decir tampoco a ellas les contaba toda su vida? Me gustaría decir que, Paco y yo, sí nos contábamos nuestras vidas, y casi cada día sabíamos lo que hacíamos y donde estábamos. Nos lo contábamos casi todo, aunque siempre haya un casi. Y ese día, en cuanto Andrea me preguntó, si su padre estaba conmigo, supe y dije que estaba en El Garraf y necesitaba ayuda, de lo contrario habría llamado. ¿Por qué cree que quería ir a El Garraf sola ese mismo día y noche? ¿Por qué cree que ya íbamos hacia El Garraf a primera hora de la mañana cuando Manel Úbeda llamó a Andrea para decirle que se había localizado el móvil en esa zona? Pero costaba pensar eso y las posibles consecuencias...  Por eso preferimos primero llamar a todas las amistades para asegurarnos... Era un golpe tan duro, pensar el final, que necesitábamos tiempo para prepararnos...

Y todo sigue siendo durísimo y difícil de digerir. Para mí, hay un antes y un después, y mi corazón sigue en él y él en mí. Y por eso lo escribo todo desde el primer momento, antes de que me falle esa memoria prodigiosa que Paco siempre me decía. Y porque es más que una necesidad...

Y es en honor a la rigurosidad, y en honor a Paco y la verdad.

(Eva Huarte)


29 comentarios:

  1. Muy elegante como siempre, Eva.
    Hay cosas que además de dar rabia, duelen. Has hecho muy bien en escribir este texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana.
      Como dices, duele, por faltar a la verdad. Hay varias cosas en esa redacción... sería largo.
      Pero que pongan esa foto de Paco diciendo que es de "minutos antes de resbalar", no tiene perdón.

      Eliminar
  2. CADA DIA QUE AGAFO LA CAMERA,PENSO AMB ELS SEUS CONSELLS,SEMPRE ESTARA EN EL NOSTRE COR,,PACO SIEMPRE ESTAREMOS CON TIGO,PERE UN FOTOGRAF ORFE,,PERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cert, pere, orfes, però sempre serà en el nostre cor, i càmera en mà. A ben segur ara faràs millors fotografies.
      Una abraçada. I gràcies*

      Eliminar
  3. Dices muy bien que la noticia en si, los hechos que acontecieron las horas antes del trágico suceso, no necesitan añadir sensacionalismo. La verdad ya es lo bastante dura. Me parece bien que corrijas los detalles que sabes no se ciñen a la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos el "detalle" más importante, el de la fotografía... Eso a Paco le dolería, además de la mala información. A veces los redactores quieren meter el dedo en la llaga y meten la pata. Pero como decía mi padre; "todos tenemos patitas".

      Gracias Carmen*

      Eliminar
  4. Ben dit Eva, es important aquesta precissió que has fet i que manifestes amb tot detall. Es necessari aclarir els errors, involuntaris o no.

    He llegit l'article abans del teu post i ja he notat que algun detall no encaixava, doncs jo recordaba aquella foto i no entenia que es manifestés que era la última.

    Llàstima desaprofitar una oportunitat per ser rigorós i sobre tot per evitar aquest cert sensacionalisme que traspúa i que no era necessari...

    Quan es vol fer un homenatge, s'ha de ser molt curós, i mes en un tema tant delicat com aquest cas !!

    Una abraçada Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Com sempre, Maria Rosa, el teu comentari és precís i rigurós. I t'ho agraeixo molt. Es molt trist i dolorós que vulguin lluir-se amb un homenatge a un bon company, tan magnífic professional, i l'omplin de pifies i mala informació, fins i tot amb la seva fotografia. Com diria en Paco; així va el periodisme... Llàstima.

      Una abraçada, Maria Rosa.

      Eliminar
  5. Gracias por seguir ahí. Dándonos tu compañía a pesar de todo lo que veo que tienes que estar pasando.
    Un abrazo muy grande, Eva.

    ResponderEliminar
  6. Siempre estaremos con él. Siempre estaremos contigo y con Andrea. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Paco, siempre.
      Un abrazo muy fuerte*

      Eliminar
  7. Bien, Eva, el recuerdo y el poner las cosas en su sitio es el mejor homenaje a Paco. La mala información ya es rutina en los medios. Como periodista he dejado de ver telediarios y de leer prensa hace ya años.
    Pero eso ya da igual. Paco vive en sus amigos y en ti y en su familia, y en su obra.
    Que recordale te resulte cada día más dulce y menos doloroso, Eva. Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo dejé también de leer diarios y ver televisión, lo manipulan todo, lo sabes bien. Suerte de las redes sociales donde parece que todos buscamos ser más auténticos y humanos.

      Gracias por tu bonito comentario, elena. Mil besos.

      Eliminar
  8. Buenos días Eva

    Tus palabras como siempre son las justas, ni una más, ni una menos, ni más alta, ni más baja, y sobre todo desde el respeto y el rigor, a lo que se ve y observamos día a día, siempre falta a alguien por afán de destacar, por torpeza o vete a saber.

    Nunca he entendido el sensacionalismo, al menos que sea para provocar, ni la imaginación en un relato de un suceso real, donde se tiene que ceñir uno a lo sucedido, pues lo contrario te puede llevar a presentar a los molinos como gigantes, y todo tipo de distorsiones.

    Sigue manteniendo el estandarte de la verdad porque eso es lo que le mantiene a uno respetable.

    Un abrazo.
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Pedro;

      Parece que el sensacionalismo tomó ascendente y a muchos periodistas les cuesta no serlo, saliendo de las normas básicas del periodismo, y dándose libertades que no les corresponde. Se puede contar la misma historia desde distintos puntos de vista, pero siempre con respeto a la verdad y rigurosidad. Escribir es fácil, escribir bien es lo difícil. Como casi todo.

      Gracias Pedro. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Eva, eres valiente y te admiro por tu entereza. Debes seguir escribiendo todo lo que sientes. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hay cosas que nunca entenderé Eva. Ese artículo, publicado el mismo día que se tuvo la confirmación de su trágico accidente, tendría la justificación de la rabia y la impotencia del momento. Pero treinta y tantos días después me parece simplemente un despropósito injustificado. Lo firme quien lo firme.
    El periodista, o el periodismo serio, no puede ni debe permitirse ciertos deslices. Un error siempre puede suceder. Pero la seriedad se demuestra con la rigurosidad avalada por la investigación y contrastada por la verdad proveniente de diferentes fuentes. Este principio no se aplica al artículo de Emilio. Desgraciadamente.
    Un abrazo

    Emilio, el pasado 8 de abril dijo una frase en medio de una ponencia dirigida a los alumnos de último curso de periodismo de la Universidad Abad Oliva CEU, que encierra una gran verdad. Literalmente: “Si hay comida basura, también hay información basura”
    http://soccerisourreligion.blogspot.com/2013/04/emilio-perez-de-rozas-sihay-comida.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bravo, Jan, creo que con tus palabras y la nota dirigida a Emilio Pérez de Rozas con su propia frase queda todo dicho.

      Un abrazo, Jan. Y gracias.

      Eliminar
  11. Todo mi apoyo Eva !! Te abrazo aunque sea virtualmente y deseo que el dolor vaya cediendo a través no solo del tiempo sino de la acción contínua, severa y excelente con que desarrollas tu tarea
    Lily Viccenti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y ánimos, Lily. Así lo espero también.
      Un abrazo. Y bienvenida.

      Eliminar
  12. ...a mi nunca me gustaron " Los Rozas ".....un abrazo Eva!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocí a "los Rozas" fotógrafos de generación anterior, y tienen todos mis respetos y simpatía. Pero ya sabemos que no todas las generaciones son iguales. Como escribió Jean Jacques Rousseau en su libro "Emilio o De la educación": "Somos más hijos de nuestro tiempo que de nuestros padres".

      Un abrazo Xavi*

      Eliminar
  13. Supongo que Rozas cuenta la historia que alguien le ha contado.Alguien,evidentemente,que no eres tú,porque quienes te conocemos,queremos y admiramos por lo que eres,Eva Huarte,sufrimos contigo viéndote sufrir tanto.Tú lanzaste la voz de alarma.Tú publicaste el aviso en las redes sociales,tú moviste cielos y tierra,arañaste puertas,llamaste a todo bicho viviente con el coraje que te caracteriza,tú,Eva.Y me parece indecente verte ninguneada en esta historia ¿“oficial”? que dista mucho de la realidad.Si esto se supone que es prensa seria,cuyas fuentes se aceptan sin mediar palabra para concederles narraciones inexactas en boca de quien parece pretender todo protagonismo tras un suceso más que lamentable,prefiero no cuestionarme lo que es la llamada “prensa del corazón”.
    El corazón de Paco eras tú, y sigues siendo tú.Por eso sentías cada latido y te alarmaste a las pocas horas.Por eso activaste a todo y todos, por eso hubo que pararte aquella noche cuando pretendías irte sola a Garraf.Y mucho más que podría decir y me callo por respeto,por ese respeto que desde la amistad te profeso.No necesito lazos de sangre para sentirlo,saberlo,estar y ser tu amiga.
    Consuelo G del Cid Guerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Consuelo; Y me quedo con tu pregunta; es lo que han publicado la "historia ¿oficial?". Quien no conozca la verdad y realidad de los hechos, creerá lo que diga el diario. Es otra cosa que no han tenido en cuenta a la hora de escribir y publicar; que Paco tenía muchísimas amistades, y que un gran número de ellas han estado en contacto conmigo día y noche a través de mensajes y llamadas, luchando todos por colaborar a todas horas, desde que puse el SOS en las redes a las 14'15h., antes de que pusieran la denuncia a las 19'45h.. Y esas amistades saben que lo que han descrito en esas páginas no coincide con la realidad. Eso duele. Y sobretodo, como decimos muchas personas y decíamos con Paco en casos así; "Que dejen a los muertos en paz". El mejor homenaje es el silencio, y si hablas, que sea con todo el amor del mundo, y de su trabajo, pero jamás recrearse en el dramatismo de los hechos al final de la vida de una persona, y menos sin haberlos vivido. Como escribió Martín Sampedro: "Aunque traten de acercarse, nadie va a tener jamás la información y perspectiva de tu intimidad."

      Luego algunos se preguntan el porqué de la crisis periodística. Han perdido toda credibilidad. Parece claro que Pérez de Rozas ha utilizado la máxima periodística de; "No dejes que la verdad te estropee una buena historia". Y así van.

      Gracias por tu comentario y fuerte amistad.
      Un abrazo*

      Eliminar
    2. Por casualidad hoy me llega este post del blog de Paco Elvira donde dice la máxima que comentamos:

      "No dejes que la verdad te estropee una buena noticia" dice una máxima del periodismo. Del periodismo malo, mentiroso y manipulador del que por desgracia cada vez estamos viendo más ejemplos en nuestro país.

      http://www.pacoelvira.com/2011/06/la-razon-manipula-mediante-photoshop.html

      Eliminar
  14. Grande Eva. Respetuosa hasta límites insospechados. Un fortísimo abrazo.

    Muga

    ResponderEliminar