martes, 9 de abril de 2013

Primeras imágenes, primer amanecer... "On my way"



Ya casi no me acuerdo, a pesar de que fue ayer. Desperté a las seis de la madrugada, vi de nuevo clarear las luces de la noche. Casi no me acordaba. Hacía siete días que no dormía aquí en casa, como si el reloj hubiera parado el sábado, el penúltimo día de marzo. Como si el calendario se hubiera petrificado, con días y noches robados... He de repetirme varias veces al día el mes en el que estamos, el día de la semana, el número, intentando ser consciente de que hemos entrado en mi adorado mes de abril. Fue el pasado sábado día seis de abril la primera mañana que desperté aquí, avanzada la mañana, cuando el Sol ya despuntaba alto. No vi el amanecer, esos amaneceres que tanto nos gustaban... Y te escribí, no hice nada más. El domingo día siete el Sol  estaba alto también, el cielo era un cristal diamante y azul, y a mediodía subí a la colina, para contemplar el paisaje de árboles y aves sobre el mar, que tanto nos gustaba contemplar... Está preciosa la colina, te encantaría... Lo sabes, estabas ahí.


Ayer lunes sí pude ver el amanecer, desperté inquieta a las seis, como si tuviera que seguir en guardia para que no pasaran los minutos y las horas... Ahora no sé para qué... Escuché por primera vez en tantos días el primer canto de las aves que anuncian el fin de la noche y las primeras luces... Y contemplé esas dos farolas que a veces decíamos que nos molestaban para fotografiar y otras veces les sacábamos el máximo encanto, como dos guardianas de la noche y aquellos amaneceres dorados ahora robados...


Fotografié también la farola solitaria junto a esas plantas que tanto te gustaban salpicadas de contrastes con las primeras luces. Y fue curioso, se apagaron todas las farolas justo cuando terminé de hacer la fotografía.
Lo hice a tiempo, y sé que esta te habría gustado, se parece mucho a tantas que hemos hecho y hemos guardado... ¿Qué haré yo ahora con tantísimas fotografías? ¿Qué haré con las farolas, con las gaviotas, con el mar, con las estrellas, con esa Luna que fotografiaste la última noche y no quiero volver a ver? ¿Qué haré con mi cámara sin tus manos y los consejos sabios que me dabas..?


Ya ves que ahora el Sol sale más hacia la montaña y los árboles lo tapan. Pero aún podemos ver las preciosas luces del amanecer. Como ayer, y dirías que no es buena foto, pero que a la gente le gusta esos colores fuertes y luminosos... Y esas rayas del cielo como dos caminos paralelos, como esas dos gaviotas que volaban juntas y tan cercanas que no tuve tiempo de clicar... y hacian el mismo camino... on my way...


Ayer al atardcer, sentada aquí en mi escritorio, intentando leer cosas por las redes, contestar mensajes, decir algo, como siempre decíamos, giré la cabeza hacia la derecha, el gesto que siempre hago mientras escribo, para mirar el horizonte infinito y el mar, el cielo, las gaviotas... Y enmarcada en la ventana vi esta  nube, la contemplaba extasiada, y de pronto me di cuenta de que tenía forma de corazón y empezaba a dispersarse, reaccioné y cogí la cámara. Era una nube con forma de corazón, o a mí me lo pareció, ya ves. Ya sabes que los humanos intentamos leer el cielo con símbolos que conocemos, intentando que nos diga algo. Y el corazón, creo, es el primer símbolo inmediato. Nada puede existir ni ser bueno si no nace de un latido, si no nace del corazón, como ahora intento escribir yo. Estuve pensando todo el día si publicaba o me guardaba estas fotografías, sé que te gustarían y me dirías que las pusiera en blog, por decir algo. Es sólo eso, como siempre. Un gesto, unas imágenes, unas palabras, nada trascendental... Sólo una página más.


Hoy he decidido ponerlas. He vuelto a despertar tarde sin ver el amanecer, el Sol estaba muy alto, las gaviotas planeaban y volaban juntas, cantando y bailando a este triste, para mí, mes de abril... Una gaviota se ha escapado del grupo, se ha acercado volando rápido hacia mi ventana atravesando los rayos del Sol. Y he disparado a tiempo, antes de que atravesara el objetivo de la máquina... tan cerca que volaba, tan rápido... Le he sonreído y le he dicho: Vuela, vuelta alto, en grupo o en solitario... Vuela, cuéntanos qué ves entre la Tierra y las estrellas... Siempre estaré en mi ventana esperando la respuesta.

Ayer leí este bonito retrato que ha heho con palabras tu buen amigo y profesor de fotografía Manel Úbeda, léelo, aunque seguramente ya lo has hecho, te gustará. Es un retrato claro, sencillo y preciso, como eras tú, como siempre serás... Sé, y tu amigo Manel lo sabe, que el título te encantará, on my way... http://www.quesabesde.com/noticias/paco-elvira-on-my-way-obituario,1_9663

Ahora he sabido que ha muerto el filósofo y humanista José Luis Sampedro, al que sabes que tanto amaba y admiraba, por su gran sencillez sabiduría y humanidad. Siempre fiel a su alma y su mirar. Parece que la bondad te acompaña vayas donde vayas... Y no estás solo, no estamos solos... Sigo contemplando la vida desde mi ventana, sigo el vuelo de las aves, y sigo leyendo el cielo sabiendo que siempre me escribirás con pluma o con cámara... Sabiendo que ya sabes que siempre encontrarás la respuesta.

(Texto y fotos: Eva Huarte)


18 comentarios:

  1. Ahora mira todo, incluso, más atentamente que antes. Ahora todo dice algo. Sé que sí. Yo lo creo así.
    Precioso texto y preciosas fotos. Siempre es un placer venir a tu blog.

    ResponderEliminar
  2. precioses fotos i paraules!

    http://www.youtube.com/watch?v=fbr7xZuh4BY

    Una abraçada forta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quina cosa més maca... Gràcies Anna. Una forta abraçada*

      Eliminar
  3. Yo quiero aprender a decir algo tan bonito como lo dices tú, Eva...
    Gracias por compartir con nosotros tus amaneceres y anocheceres, por estar con nosotros cuando sale la luna y cuando se pone, cuando se ve y cuando se sabe que está...
    Sigue, porfa, con tu decir algo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por decir algo, il cavaliere* Un abrazo

      Eliminar
  4. Eva, m'emociona molt la manera com transmets uns sentiments tan difícils d'expressar.

    Un petó molt i molt fort.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sícoris, un petó molt fort. M'agrada molt veuret aquí.

      Eliminar
  5. Eva, en los últimos días he pensado en varias ocasiones contigo,sin poder dar crédito a los caprichos de Dios. Me alegro mucho de verte en pantalla. Un beso.

    ResponderEliminar