jueves, 7 de marzo de 2013

Se abren las nubes al cielo azul, vuelve la luz


¡Al fin!
He despertado perezosa, intuía que el cielo estaría limpio y podría volver a disfrutar de una luminosa salida de Sol. Pero tras el agotamiento de días pasados, con vientos lluvias y tormentas de mar, he bajado la guardia y me he relajado, como si todo estuviera en orden y todo volviera a su ritmo y luz.


Ayer las olas eran aún más altas, parecía que nada pudiera relajar su furia. La niebla tomó protagonismo, pero a mediodía apareció un potente rayo de Sol dispersando la niebla y apareciendo de nuevo el horizonte, despertando de nuevo la metafísica, tan importante para la obertura de pensa-miento senti-miento... Y no miento... Más allá de la meta-física, más allá del horizonte, no hay dragones, como decían los antiguos exploradores, más allá está la libertad.


Al atardecer apareció de pronto una nube rosada, casi como un arcoíris, subí a la terraza para contemplar el cielo a vista de pájaro, esperando una sorpresa. Y la tuve. El Sol se adivinaba tras los pinos con pequeñas luces naranjas, las nubes se dispersaban y aparecía un precioso cielo azul envuelto en nubes rosadas y anaranjadas, que tanto añoraba.


Las olas seguían su curso queriendo devorar la playa, y la niebla en Poniente limitaba la vista del paisaje más allá, escondiendo las montañas y figura de Barcelona ciudad. Hice dos fotografías y me quedé más tranquila, convencida de que hoy amanecería un magnífico día azul.

Pero he estado perezosa, el Sol ya brillaba sobre el mar como una lluvia de estrellas cuando he levantado la persiana. Y el mar está en calma, cansado del baile de noches y días pasados... Ha vuelto la calidez del Sol  y he vuelto a sonreír, recordando que faltan sólo quince días para la primavera...
Ya se está preparando la fiesta. Ya vuelve la luz, la alegría de vivir.
¡Feliz día!

(Texto y fotos: Eva Huarte)

8 comentarios:

  1. Me gusta el juego de palabras que empleas. Pre-siento que todo es puro entre-teni-miento. Magnífico amanecer. Aquí ahora se nos nubló.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por su-puesto que es entre-te-ni-miento :))

      Eliminar
  2. Yo si creo que más allá del horizonte hay dragones, porque allí se esconden los sueños, mis sueños y me niego a aceptar cualquier otra cosa por muy real o realista sea. ¡A la mierda la meta-física!, si es capaz de romper mis sueños.

    Un abrazo querida Eva y que el incierto horizonte siempre mantenga ese atractivo misterio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Enric, es al revés, la metafísica es lo que te provoca los sueños, justamente. Los antiguos exploradores decían que habían dragones, justo ahí, donde empezaba la verdadera aventura... Y por supuesto la imaginación :))
      Un abrazo*

      Eliminar
  3. Pre-siento que este será un buen día ,feliz dia para todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz de verdad, Ricard, ¡acertado! Y ahora sí, siguen los colores y la luces... Otro magnífico día soleado. Deseo que para ti sea igual. Gracias!

      Eliminar
  4. Gracias Eva por esa conexión que consigues que haga con el mar desde el pueblo más poblado de La Mancha. Una ola me viene a buscar y me transporta hasta la costa.

    Pedro Tofiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Pedro, eso tiene el mar también, nos abre la imaginación nos da libertad y nos conecta.
      Un abrazo. Y feliz sábado soleado 9 de marzo.

      Eliminar