martes, 5 de marzo de 2013

Olas gigantes que vienen y van...


A mediodía ha cesado la lluvia, pero el viento rugía tan fuerte que ha vuelto a revolucionar el mar, levantando olas más altas que las del pasado sábado. (Clica aquí para ver post La fuerza majestuosa de las olas)
Al atardecer he bajado a la playa intentando de nuevo fotografiar el espectáculo, que parecía un desierto de dunas nevadas.


He tenido que luchar de nuevo con el viento que seguía jugando con mi  fuerza y equilibrio, intentando mantener quieta la cámara para poder disparar... Y creo que ha ganado el viento.


Dos preciosos perros con sus largos pelos despeinados parecían felices corriendo y casi volando sin el mínimo temor a las olas gigantes que a veces llegaban a media playa...

Rizando el rizo...


Ha empezado a llover otra vez y he vuelto corriendo a casa para que no se mojara la cámara. Y he vuelto a contemplar el espectáculo desde mi terraza. El mismo escenario de tantos atardeceres que he fotografiado durante todo el invierno con sus luces rosadas, naranjas doradas... Como éste del pasado mes de enero: http://ehuarte.blogspot.com.es/2013/01/atardecer-domingo-20-1-2013-dias-mas_20.html

Sigue guerrero este mes de marzo dedicado a Marte, y hoy martes que es su día también... Pero empiezo a estar cansada del invierno... Voy a tener que reinventarme invocando a Venus, diosa de la belleza y del amor. Mientras el mundo sigue con sus guerras y locuras siguen anunciando nuevos cometas visibles en el cielo...
Y sigue lloviendo.

(Texto y fotos Eva Huarte)

4 comentarios:

  1. il cavaliere rosso5 de marzo de 2013, 22:23

    Tú sigue sonriendo, porfa, que así nosotros seguiremos teniendo luz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú sigue diciendo estas cosas tan bonitas, il cavaliere, así seguiré sonriendo :)) Gracias!

      Eliminar
  2. Y sigue lloviendo, Eva. Gracias por la luz que nos aportas a pesar de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lloviendo y ahora con niebla, Paco, el paisaje está blanco, casi no se ve el mar a pocos metros. Pero como dice il cavaliere, seguiremos sonriendo. Gracias a ti por tu comentario. Y ¡¡feliz día!! A pesar de todo :))

      Eliminar