miércoles, 6 de febrero de 2013

Nubes dalinianas o platillos volantes...


Son imágenes del pasado domingo 3 de febrero, el viento rugía con tanta fuerza que el cielo quedó limpísimo y azul sobre un mar encrespado. Era un ambiente de imágenes minimalistas, con esas nubes como la cola de un vestido de novia y una pareja de enamorados yendo hacia el mar como a un altar.


Algunas amistades de l'Empordà y Balears comentaban asustadas que en el jardín todo volaba, llegando incluso a tumbar algún árbol.  Aquí no llegamos a tanto. Fui a pasear por la playa con la cámara pequeña que casi siempre llevo encima, sin pensar que pudiera haber motivo para fotografiar. Aunque siempre hay algún motivo...


Pero hubo muchos motivos, el cielo me recordaba el de l'Empordà con esas nubes de formas dalinianas que a ratos me encaprichaba pensando que eran platillos volantes... Parece que los necesitamos, cuanto más metidos estamos en máquinas más parece que necesitamos mirar el cielo, quizá intentando saber o entender qué está pasando, qué mensajes podemos recibir del cielo o del más allá, tan solos y desorientados que parecemos estar... tan solos que parecemos sentirnos...


Iba pensando todo esto y de pronto el milagro; un regalo de domingo de febrero, una imagen de eucaristia que no habría encontrado mejor representada yendo a misa. La sagrada forma, el espíritu santo, y el chico solitario mirando el mar sin saber quizá que el cielo lo estaba bendiciendo. Fue un regalo instantáneo. La imagen habla por sí sola.


  Otra nube daliniana con esa forma de cola de vestido de novia

 

Volví a casa con ganas de pintar, y al no poder pasé las fotografías al ordenador dispuesta a hacer un post. Puse primero una fotografía en Facebook, donde la mayoría de amistades, igual que casi todos en twitter, no paran de informar y despotricar contra políticos y sistema... Irritados, deprimidos, desesperados, hartos... Están consiguiendo un desánimo colectivo, y seguramente forma parte de la psicología del poder para tenernos más indefensos y manipulables... ¿Hacia dónde nos llevan como en una nave?

Y no me apetece estar como si fuéramos mensajeros del sistema y del poder. Como decía Paul Eluard; "Hay muchos mundos, pero están en este." Y mi mundo es este; el cielo, el Sol, el mar, la Luna y las estrellas, la naturaleza entera. Y la creatividad.  Es necesario tener medios para crear, o te los inventas, pero tener las tecnologías para estar 24 horas hablando de política me parece la misma alineación de la realidad... Y vuelvo a pensar intentando analizar y entender el cambio psicológico que están provocando las nuevas tecnologías...

Y sigo diciendo que necesitamos a un Balzac, y a much@s más.

(Texto y fotos: Eva Huarte)

2 comentarios:

  1. Qué guapa la primera foto, Eva! Mola!
    Besitos pa mi artista-za!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, icr, a mí también es la que más me gusta. Paisaje de invierno mediterráneo. Imagen minimalista. Celebro que te guste!
      Besitos agradecidos :))

      Eliminar