jueves, 28 de febrero de 2013

Arcoíris sobre el mar al amanecer


Ayer anunciaron fuertes lluvias y nevadas en zonas altas, así que me he levantado temprano pensando en la incomodidad de ir a Barcelona ciudad, convencida de que el día estaría negro y lluvioso. Pero al levantar la persiana he quedado maravillada y sorprendida con la preciosa imagen del día. Un Sol de oro asomaba sobre gruesas y oscuras nubes en el horizonte Este, iluminando con sus finos rayos las gruesas gotas de lluvia que caían cada vez más lentas.


Enseguida he pensado que aparecería el arco iris al otro lado, he subido corriendo a la terraza y ahí estaba ya cayendo sobre el mar en Poniente, ascendiendo sobre la montaña, quedando detrás la figura recortada y nublada de Barcelona .







Ha durado pocos minutos, pero ha sido como un milagro, hasta que las nubes han ido ganando terreno dejando sólo un pequeño rayo irisado.


Al girarme de nuevo hacia el Este veo el Sol haciendo su hueco, suficiente, para saber que está ahí tras la oscuridad, mostrando su poder en mil formas, hoy con un arcoíris que no ha sido espectacular por la debilidad de los primeros rayos del amanecer, pero que me ha provocado la primera sonrisa del día, pensando en la esperanza bíblica, en la salida a la luz tras la oscuridad.

Y hoy el papa de Roma dice bye bye subido en un helicóptero, el mundo estará sin papa casi durante un mes, y quizá el nuevo papa sea elegido coincidiendo con la Luna llena de primavera, lo que en el cristianismo llaman Semana Santa. ¿Será el día de resurrección tras el vía crucis? Insisten en que el próximo papa será el último, de tez negra, y según las profecías está destinado a ver el hundimiento de Roma. No en vano, -siempre según las profecías- será llamado "Petrus Romanus". La iglesia de Roma empezó con "Eres Pedro y sobre esta piedra edificarás mi iglesia". Y acaba como empezó, en Petrus. Y sonrío pensando en el divertimento de Voltaire cuando explica en su diccionario la incoherencia de la frase y la palabra "Petrus", que en latín significa piedra. Así que la traducción literaria de la frase bíblica es: "Tú eres Piedra y sobre esta piedra edificaré mi iglesia". 

Ahí lo dejo, saliendo del agujero negro, de la nube negra, la fumata negra. Pensando en éste débil pero esperanzador arco iris del 28 de febrero, invitándonos a pensar que sólo faltan 20 días para la primavera.
Aunque esté a punto de caer un chaparrón. Pero es un día esperanzador, si cambiamos Roma por Amor.

Hoy mi madre de ojos irisados cumple 94 años. Voy a llevarle una flor.

(Texto y fotos: Eva Huarte)

11 comentarios:

  1. ¡Divina terraza la tuya! ¡Qué belleza de arcoíris! Parece una lágrima que se ha escapado por la ventana que ayer nos mostraste. ¿Será que alguien llora en el cielo? Por cierto, a nadie se le ha ocurrido que si hay un Papa emérito y un Papa vigente eso es igual a un cisma. Por aquí llueve mucho y con ganas. Hacía tanta falta...
    Maravillosas fotografías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu relación del arcoíris de hoy como una lágrima que se ha escapado por la ventana del cielo azul que puse ayer. Aunque es una lágrima de alegría ¿verdad que sí? Me has dado la idea para intentar hacer un montaje con la fotografía del cielo de ayer y la de hoy, a ver qué sale :))

      Lo del cisma en el Vaticano es para "ellos", para nosotr@s la libertad y un poco de paz, que no nos impliquen más en su hundimiento.

      Gracias Francisa.

      Eliminar
    2. Por supuesto que la lágrima es de alegría, la lluvia siempre es bien recibida.

      Eliminar
  2. felicidades a tu madre !! 94 tacos es toda una vida !!
    observo que somos bastante vecinos... al menos en verano... yo los paso en Sant Pol y diría que tu imagen es desde Arenys de mar... ?? Me gusta tu elucubración sobre ROMA y AMOR y fumattas y personajes NEGROS.... LAVIDASIGUEYCONTINÚA !!
    un abrazo,
    Ramon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, 94 años es mucha vida!! Y mira, lo pensé ayer cuando murió Hessel con la misma edad. Parece mentira llegar a esa edad...

      Vamos a seguir con la belleza de la vida, y procurar divertirnos con lo que pretenden preocuparnos, hay que saber ver la otra cara de la moneda. La risa la prohibió el Vaticano hace siglos ¿lo sabías? Saben que es un magnífico flotador.
      Gracias Ramon!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Felicite a su madre de ojos iris-ados, amiga Eva,
    y comparta con ella la alegría del día iris-ado,
    que la lluvia no hará sino regar
    la primavera de la nueva era que viene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicitada está mi señora madre de ojos iris-ados, y además de verdad. Esta primavera florecerá preciosa con la lluvia que está cayendo, pero como dice Francisca, hacía falta. Aunque ojalá mañana ya luzca el Sol :))
      Gracias icr!!

      Eliminar
  4. Recién te sigo. Me paro a pensar y no se como llegué a este blog, no importa.
    Hoy la ciudad esta cubierta de gris plomizo pero he visto el arcoiris en tus fotos, soplo de brisa fresca y vitalizante para mi espíritu.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguir este blog, unodeuno, y bienvenida. Me alegra de verdad si además resulta vitalizante para tu espíritu. Doble alegría.
      Saludos*

      Eliminar
  5. Felicidades a tu madre, con retraso.¡94 años! Y precioso arco iris, aunque luego no fuera preludio de lo que cayó y sigue cayendo en Barcelona.Desde tu ventana tiens el priveligo de ver lo que muchas veces, desde barcelona, parece un día gris y triste.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Paco! Podemos felicitarnos mutuamente, ya que nuestras madres tienen casi la misma edad, y la verdad es que debemos alegrarnos de tenerlas como buen ejemplo de la capacidad de supervivencia que tenemos los seres humanos, habiendo vivido una guerra y tantos dramas más.
      Es como quedarnos con la imagen del arcoíris gracias al Sol y a la lluvia, en lugar de quejarnos del día "gris y triste". ¿No crees?
      Un abrazo*

      Eliminar