martes, 15 de enero de 2013

Una Luna nueva y dos ventanas: 15-01-13


Veía desde mi ventana cómo cambiaban las luces del atardecer con nubes tan rojas que parecían llamas de una gran hoguera en el cielo. Y no quería subir a la terraza para no empeorar mi resfriado y afonía. Pero al final no he podido más, no podía quedarme quieta observando y pensando que hace cinco días ya estamos en la primera Luna nueva del año 2013, y aún no he podido fotografiarla. Así que me he armado de valor pensado que por un momento no pasaría nada, bien abrigada... Convencida de que valdría la pena.


Y así ha sido: Empezaba la hora azul, los tonos anaranjados y dorados aún no habían desaparecido sobre las montañas de Barcelona, y se filtraban como pequeños destellos entre los árboles del bosque. Las luces del puerto ya estaban encendidas, y en el edificio del centro, el llamado "Mont Calvari", una gran ventana parecía dejar traspasar las luces doradas de las últimas pinceladas del Sol ya dormido tras las montañas. Y la nueva Luna como un diamante coronaba el paisaje. He sonreído preguntándome cuántas historias podríamos inventarnos observando esa ventana iluminada... Creo que la han alquilado hace poco... ¿Será un fotógrafo? ¿Un escritor..? Sería gracioso hacernos fotos mutuamente o inventarnos historias. Me ha hecho pensar en el "caballero misterioso" en la puerta del fondo de "Las Meninas de Velázquez"...
Dejo ir la imaginación y vuelvo corriendo calentita a mi escritorio. Sonrío a mi travesura, y veremos si mañana el resfriado me pasa factura. Pero he fotografiado la primera Luna nueva del año, dos veces nueva, y una nueva ventana iluminada.

(Texto y fotos; Eva Huarte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario