jueves, 31 de enero de 2013

Atrapad@s en las redes (primera parte)


Los hilos que mueven el mundo... Hilos comunicantes...

Sucedió un caluroso día de Sol a finales del pasado mes de julio de 2012. A media mañana teléfonos y ordenadores de la zona quedaron apagados y en silencio. Parecía el principio del fin del mundo, a pleno Sol, teníamos la sensación de que había oscurecido el día. Vari@s vecin@s salimos a la calle intentando saber qué estaba pasando, si había oscurecido sólo en nuestros hogares o era una oscuridad generalizada y colectiva. Y al fin respiramos más tranquil@s: Un camión grúa había arrastrado los endebles palos de madera que sujetan los hilos del mundo; los teléfonos, ordenadores, las cajas registradoras, todo lo que funciona a través de Internet dejó de funcionar, se habían roto los hilos comunicantes de las redes... Y el día se convirtió en una agonía de peces fuera del agua para comerciantes de la zona, amas de casa sin teléfono y adictos y atrapad@s a las redes llamadas sociales...


Aquellos dos hombres vestidos de azul, escalera de madera en mano subiendo a los postes telefónicos  intentando recuperar y unir hilos de todos los colores me dieron la clave: "Parece mentira pero todo depende de esto señora, no sabe usted la cantidad de horas que hacemos día y noche para que los hilos funcionen, y mal pagados, claro." Y recordé las palabras de mi padre hace muchos años cuando me explicaba cómo trabajó día y noche en Asturias, en tiempos de guerra, para que funcionaran los hilos telefónicos: "Parecía mentira pero todo dependía de que los hilos funcionaran, que se ganara o perdiera la guerra podía depender de un hilo... Aunque las guerras no las gana nadie..."


Me quedé observando a aquellos dos hombres vestidos de azul pacíficamente sentados en unas vigas de madera mientras dialogábamos, intentando seleccionar ordenar y tejer aquellos hilos de mil colores que mueven o sujetan el mundo, y de ellos dependían tantas cosas y personas. Vi en ellos también la imagen de las mujeres que antiguamente tejían y destejían tapices como eternas penélopes mientras los hombres estaban en la guerra. En sus tapices dibujaban mensajes gráficos también, escenas que cuando el hombre volvía de la guerra podían ser fuente de inspiración conquista fracaso o estrategia. Como ocurría en las posiciones de ajedrez cuando las mujeres jugaban también mientras los hombres luchaban... Todo son estrategias, formas de comunicar o intentos de superar una situación o no se sabe bien qué... Intentos de entender dominar o superar el mundo que no entendemos, sin saber si hay algo que entender... o todo es tejer...


Estuvimos en ese caluroso mes de julio de 2012 casi dos días sin teléfono, sin redes sociales, sin Internet. Hace pocos días he recibido la factura de la empresa telefónica Movistar descontando esos dos días de falta de servicio... Generosos. En esos días también decían por Twitter y Facebook que las redes iban mal, estuvieron horas sin poder comunicar. Se hablaba de la bajada en Bolsa... Coincidencias... Se hablaba de hacia dónde nos lleva todo esto de las nuevas tecnologías, Internet, redes sociales, móviles... y tantos inventos diarios para comunicarnos tejiendo más y más redes alrededor del planeta... Hay quien dice que todo esto es el principio de un mundo magnífico y virtual que nos hará libres y felices, así lo vendieron hace décadas los estrategas poderosos y así lo siguen considerando distintos grupos... Otros dicen que todo esto es producto de una estrategia nacida por un error militar y no se sabe qué puede pasar ni hacia dónde va.


Otros comentan que es una locura que tendrá su final de una forma u otra... El planeta no puede sujetar tanta presión material ni contaminación magnética. No puede haber uno o dos ordenadores móviles y etc. por cada habitante del planeta, como no puede haber uno o dos coches y etc. por cada habitante del planeta...  ¿Se trata quizá de hacer una selección desafiando de nuevo a la vida y que sobreviva el más fuerte? ¿O quizá sobrevivirá el más destructivo? La rivalidad acelerando el ritmo nos llega a todos, pero la rivalidad empieza entre "ellos", los más poderosos, los que quieren dominarnos para dominar el mundo... Mientras nos tienen atrapados a la redes sentados en una silla ante la pantalla de una máquina, noche y día, para seguir manteniendo en el espacio a esos satélites artificiales que absorven toda nuestra energía. Pero algo ha cambiado, sabemos que ahora, aunque fallaran los hilos eléctricos o telefónicos, hay hilos invisibles que seguirían con esta guerra fría que empezó o culminó en 1969, cuando dijeron gráficamente y públicamente que el hombre había pisado la Luna... 

  
Y como el tema es largo y digno de estudio por distintas vías, voy a seguir en otro post, ya sabemos que además de atrapados nos tienen esquematizados, y debemos ser escuetos como telegramas... todo son imágenes, y cuantas más, mejor. Como si los humanos empezáramos a ser apéndices de las máquinas.

CASUALIDAD DE ÚLTIMA HORA: Entro en twitter para enlazar este post y veo que está paralizado y no permite enlazar nada. Salgo de Twitter y entro en Facebook donde leo a otros "atrapad@s" diciendo que Twitter se ha colgado por sobrecarga... Es un día importante para las redes sociales, nos siguen dando carnaza política como si se tratara de un Watergate español... Se acerca el 23-f (aniversario del golpe militar y económico) y ese mismo día juzgarán al yerno del rey, preparan otra manifestación para ese día... Parece que todo esté preparado a punto de explotar, entonces, quizá el rey nos presentará a su príncipe como nueva esparanza o salvación...
Dicho, todo está preparado, todo es provocación para seguir tejiendo los hilos que nos lanzan cayendo en sus redes... y en nuestras propias redes...
(Seguiré escribiendo)

Clic aquí para leer Atrapad@s en las redes (segunda parte)

http://ehuarte.blogspot.com.es/2013/02/atrapads-en-las-redes-segunda-parte.html

(Texto y fotos: Eva Huarte)









No hay comentarios:

Publicar un comentario