lunes, 30 de diciembre de 2013

Hace nueve meses cerraste tu ventana para siempre

Paco Elvira en su ventana, 26 de diciembre 2012
He estado todo el día sintiéndote, pensándote, reviviendo los terribles y largos momentos desde que te fuiste hasta que te encontramos a los pies de un barranco. Esos momentos tan desgarradores que no pueden salir de mí y me hacen sentir que sigo acompañándote, para que no estés tan solo, ni tan triste, para que sigas sintiendo mi calor humano, mi corazón y mi mente, que están constantemente en ti como tú en mi, aunque el mundo me arrastre para seguir por aquí...

26 de diciembre 2012
He estado todo el día escribiéndote, mirando fotografías de las navidades pasadas, tus últimas navidades, las últimas navidades que pasamos juntos, unos días en mi casa, otros en la tuya... Había elegido varias fotografías, junto al árbol de navidad en tu portería, en la mesa comiendo, mientras Indi comía las plantas en la maceta de al lado, y le hiciste un vídeo que publicaste en tu blog. Y preciosas fotografías que te hice mientras los dos fotografiábamos tu escenario; la maldita grúa del edificio de enfrente, las gaviotas, las antenas brillando con la luz dorada del Sol al atardecer de invierno... Algunas las publicaste también en tu blog... Publicabas tantas cosas que hacíamos juntos...

Y de nuevo he decidido no publicar nada, necesito seguir en silencio, en estos momentos tan nuestros.

Hoy sólo quiero recordar públicamente lo que sé que recuerdan de ti muchas personas, fotos de tu ventana,  desde tu ventana, fotos que te hice las navidades pasadas... Una ventana que ahora ya no es la misma...

Hoy hace nueve meses cerraste tu ventana para siempre.

A ti, a Paco Elvira

Fotos y texto

© EVA HUARTE


domingo, 29 de diciembre de 2013

Domingo 29 de diciembre... Un día distinto, un amanecer distinto


Quizá cada día sé menos de fotografía, quizá cada día sé menos de tecnologías, como quizá, cada día, sé menos de sueños y menos de la vida.


Recuerdo este barco que siempre mirábamos cruzar el horizonte al amanecer, como recuerdo aquellos barcos de recreo que hace meses ya no pasan, como si los hubiera tragado el mar. Recuerdo los colores que decías que parecían de mentira, que no necesitaban fotoshop.


Y ya ves, sigo fotografiando sola pensando si tenías razón, o si quizá no recuerdo tus instrucciones para captar la luz y colores exactos, tan difíciles que resultan al amanecer, tan cambiantes que son a veces... como este amanecer de hoy.  Y nos reímos, porque estoy sola haciendo las fotos pero las seguimos haciendo juntos, y te desesperas con mi torpeza, y te ríes de mi discusión con la cámara, que si no saca lo que quiero, que si soy yo que cada vez sé menos... Y aquí sí he subido un poco el nivel a través de photoshop.


Aquí no, esta ha quedado mejor. Pero ¿por qué una y otra queda distinta siendo lo mismo, con las mismas condiciones, en el mismo momento? Cuanto más cerca del Sol, más oscuras salen, cuanto más lejos más claras... Y a cada minuto, casi a cada instante, la luz y el color son cambiantes...


Sí, no es fácil hacer buenas fotografías, como no es fácil escribir bien, como no es fácil vivir bien, amar bien... No es fácil nada para hacerlo bien... Y no es fácil vivir sin ti aunque estés en mí...


Hoy hace nueve meses que nos dimos los últimos abrazos y besos, que nos dijimos las últimas palabras, las últimas frases de amor, el último adiós, sin saberlo, sin saber que no nos veríamos nunca más. Sin saber que no volverías más. Sin saber que tendría que ir a buscarte a El Garraf... Aunque quizá tú sí lo sabías, lo intuías. Quizá por eso estabas tan triste, quizá por eso viniste a pasar conmigo tus últimos días y noches. Quizá por eso me dijiste cosas que no me habías dicho nunca, porque no te atrevías, me decías...


Mañana día 30 hará nueve meses que dejaste este maldito mundo, y he vuelto a despertar llorando, lo sabes, deplorándote que no me llevaras contigo, que me hayas dejado aquí sola en este mundo tan difícil de entender, tan difícil de llevar sin nuestra complicidad, tan difícil de soportar por tantas torpezas humanas, tantas mentiras, calumnias, burlas... Si supieras cómo te han burlado, cómo te han manipulado, profanado... Sé que lo sabes, y sabes que sólo yo puedo defenderte. Y lo saben el cielo y el mar, y lo saben la Luna el Sol y las estrellas que ya no contemplo como antes... Como si fueras ahora tú su guardián, como si tú ahora tuvieras la labor de cuidar el cielo, y yo la tierra... Y te honraré, intentaré hacerlo bien, lo sabes, y diré lo que amo y lo que duele, porque es lo que tú amas y te duele... Y me sonreirás, te sonreiré.

Pero dame un día más, unas horas más. Déjame hasta mañana que se cumplirán nueve meses de tu ausencia. Déjame hasta mañana que intente despedir este fatídico año 2013... que tanto odiabas... y ahora odio mucho más y más que nadie. Déjame hasta mañana que viva este día distinto, este amanecer distinto, recordando cómo te fuiste... Aunque estés, estás.

Fotos y texto

© EVA HUARTE

viernes, 27 de diciembre de 2013

Un minuto de colores y luces al amanecer


Al mirar el cielo a las 7h. con la Luna menguante entre finas nubes alargadas ya he adivinado que sería un precioso amanecer, las nubes siempre son un adorno y filtro de luces y colores.


El Sol sigue saliendo a las 8'16h, y mañana saldrá un minuto más tarde, a las 8'17, hasta el día 10 de enero que empezará a salir a las 8'16h. de nuevo para empezar a ascender, y cada dos o tres días irá apareciendo un minuto antes.


Ahora son días estables, ya que el Sol empezó a ponerse un minuto más tarde a partir del 17 de diciembre, pero también sale más tarde. Es a partir de hoy, 27 de diciembre, que el Sol entra en su último minuto del nivel más bajo en su salida, como digo, hasta el día 10 de enero, entonces se irá notando que los días son más largos, naciendo antes, con el florecimiento de los almendros, y poniéndose más tarde.


Voy dando estas explicaciones al tiempo que muestro paso a paso las primeras luces y colores del amanecer de hoy viernes 27 de diciembre de 2013, un minuto antes de que asomara el Sol dorado y brillante entre esta franja de nubes alargadas. Muchas personas creen que es a partir del 21 de diciembre, con la llegada del solsticio invernal, cuando los días empiezan a ser más largos. Por esto doy la explicación. Hay muchos calendarios que lo indican día a día y minuto a minuto, para ser más exactos, tengo varios, y todos coinciden, además de la observación diaria, mes a mes, año tras año...


Se trata de ir disfrutando amaneceres y atardeceres que nos siguen cautivando con sus formas luces y colores, eso compensa del frío invernal, sabiendo que a medida que el Sol vaya subiendo irá alejándose y será menos espectacular su aparición. Aunque no corramos, aún nos quedan días para disfrutarlo.


Y este ha sido el espectacular amanecer de hoy. ¿Cómo voy a contemplarlo sin fotografiarlo? ¿Cómo voy a guardarme las fotografías en el ordenador? La felicidad no es completa si no es compartida. Es un minuto antes de que aparezca el Sol sobre el mar, un minuto antes de que vuelva a ascender imitando su recorrido.

Un minuto de belleza compartida que nos llena de energía para todo el día... Y esperemos que mucho más.

*Feliz solsticio de invierno*

Fotos y texto 

© EVA HUARTE


jueves, 26 de diciembre de 2013

Olas de ciclogénesis 26 de diciembre 2013


Dicen que estamos en una ciclogénesis con vientos de hasta 140 km. hora, lluvias y fuerte oleaje. Aquí, en la Costa del Maresme, hemos tenido un día brillante, los vientos han limpiado completamente el cielo y el mar tenía un brillo especial, era la lluvia de diamantes sobre jades esmeraldas y zafiros.
El espectáculo era para grabarlo en vídeo, ver el movimiento y oír el fuerte sonido del viento y las olas.


Sólo llevaba la cámara pequeña Canon IXUS 50, y casi sin batería. Así que sólo he podido captar algunas imágenes que dejo aquí para disfrutarlas, hablan por sí solas.


A pesar de estar lejos de la orilla, una enorme ola ha subido el escalón de la arena y por poco me lleva.


He subido sobre las rocas para evitar otro susto, que al menos, me ha servido para descubrir que aún puedo correr rápido si el instinto de supervivencia avisa. Y con menos riesgo, por encima de las rocas, he podido ver más cerca los preciosos colores y transparencias de un mar que hoy enamoraba.


Las fotografías no están retocadas, han salido así de la cámara, disparando un poco a ciegas por el Sol tan bajo y deslumbrante.


Hoy quería escribir otro post, pero sigo cerrada en mí misma y en mi intimidad emocional a pesar de los días que vivimos. Al volver a casa he pensado que había valido la pena ir a la playa, sólo había tres personas más, una amiga con sus dos perros divertidos y una pareja con cámara de vídeo. Me gusta la complicidad que dan los espectáculos naturales, todos nos hemos sonreído y saludado, coincidiendo en decir; Esto sí que es energía...  ¡¡Y es gratis!!

A pesar de la ausencia, ha sido un precioso día.

Fotos y texto de Eva Huarte

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Dar a luz y a-pagar la luz


Este es el amanecer de hoy, el cielo gris oscuro y el Sol encontrando siempre una rendija por donde filtrarse.
La gaviota solitaria vuela hacia Poniente, siempre hacia donde viene el viento que le facilita el vuelo.


Acerco el objetivo al punto de luz Solar junto a la farola con la luz eléctrica ya apagada, disparando cuando aparecen las gaviotas cruzando el objetivo y el punto de luz. Una, dos...


tres... hasta cuatro han pasado como en un juego de emparejamiento, pero una se ha quedado con la mitad de un ala fuera del objetivo de la cámara.


y quedan en tres, como la Virgen María el niño Jesús y San José. Ya tenemos el pesebre imaginario, volando entra la luz Solar y artificial, apagada... y no pagada... Dicen que los ayuntamientos arrastran deudas hace años. Dicen que las entidades bancarias y el gobierno de España, ese país que disfruta de tanta luz Solar, arrastra fuertes deudas económicas hace años. Y ayuntamientos, gobiernos y entidades bancarias dicen que la sociedad española debe mucho dinero... Y les suben los impuestos que no pueden pagar, y les quitan así las pensiones y ayudas sociales, yendo tres cuartas partes del dinero de vuelta a los ayuntamientos, gobiernos y bancos. Ya tenemos el pesebre imaginario.


Y volvemos a la unidad, al principio de la luz Solar por la que no tenemos que pagar, pero perdemos casi todo el dinero por la luz artificial. Estamos en los días de menos luz Solar, hasta el día 26 el Sol saldrá al mismo minuto y se pone al mismo minuto, le llaman Navidad, conservando todavía la expresión romana del Natalis Solis Invicti, cuando se cristianizó la fiesta de invierno, la vuelta de la luz Solar, cuando el Sol empieza a subir de nuevo naciendo un minuto antes. Eso intentamos celebrar, una fiesta ancestral que durante siglos se ha simbolizado con el nacimiento de un niño, como lo más sagrado, incluso en las guerras se hacía un armisticio. Pero el gobierno español, tan católico y cristiano, decide que no, se obliga a dar a luz, se sube el precio de la luz y se obliga a seguir pagando la subida de la luz, alimentando iglesias reyes y pesebres...


Y pretenden esconder el ala metiéndose en el vientre de la mujer, queriendo obligarla a dar a luz, queriendo obligar a mujeres madres y abuelas solitarias a pagar la luz artificial al precio de lujo, pagando los lujos de su pesebre real sagrado y constitucional, sin respetar la fiesta ancestral de la vuelta de la luz Solar, sin respetar su propia doctrina cristiana, sin respetar ese símbolo sagrado que inventaron con el nacimiento de un niño en un pesebre humilde y sencillo. Olvidando que ese niño es el símbolo también de la desobediencia civil, quien expulsó a mercaderes del templo, se negó a obedecer las leyes inventadas por reyes soberanos y mercaderes, y acabó crucificado por los mismos que durante siglos dicen adorarlo pretendiendo así esconder su pecado... el ala baja el brazo, la cabeza en el vientre de su madre... peor, de todas las mujeres.


Y este pesebre se ha acabado, esos reyes soberanos bancos mercaderes y gobernantes han caído en su propia trampa y pecado, pretenden cobrar a la mujer que los trajo al mundo, pretenden que la sociedad entera, ricos y pobres, paguen por igual su existencia, pretenden que paguemos su pesebre imaginario por navidad y todo el año, demostrando que no respetan ni sus propias leyes, ni un armisticio como se hacía incluso en las guerras mundiales por Navidad, ni un gesto de respeto hacia el niño dios nacido ni a la virgen que acaba de dar a luz. ¿Cómo vamos a respetar y obedecer sus leyes? ¿Qué pretenden?
Ya dicen que de mal nacidos es ser desagradecido.

La única solución es NO PAGAR, y apagar su luz. La única solución es hacernos respetar.
Que las gaviotas sigan su vuelo por donde sople el viento. Y seguir disfrutando de la luz Solar.

Esta es nuestra Navidad, la luz Solar, y la desobediencia del niño recién nacido de su madre y el obrero padre parado con su cepillo de carpintero. Anoche dijo el rey español por televisión que la crisis acabará cuando los parados tengan trabajo. Gracias por su lucidez, majestad, entiendo que nos salga tan cara la luz artificial, cada vez se necesitan más luces para iluminarlo.

Que tenga usted y su pesebre, con gobiernosmercaderes y banqueros, una FELIZ NAVIDAD.
El pueblo se conforma con la luz Solar*

Fotos y texto

© EVA HUARTE

Página abierta en Facebook para unirnos al NO PAGAR LA LUZ: https://www.facebook.com/groups/187941001408989/?fref=ts