domingo, 16 de diciembre de 2012

Luna nueva Diciembre 2012* Y estrellas*


Una preciosidad. Intentaba fotografiar la última Luna nueva del año 2012 con toda la ceremonia que se merece. Pero ¡oh sorpresa! A mi viejo trípode se le ha roto una pata, algo pasa que no ya no puedo fijarla. Así que me he armado de paciencia a pesar de la decepción del momento y he subido a la terraza pensando en apoyar la cámara en algún sitio. Pero los minutos al atardecer, a esa mágica hora azul pasan volando, no tenía tiempo de montar nada espontáneo para fijar la cámara, lo único podía hacer era apoyarme en la pared y aguantar la respiración al disparar. Aunque siempre noto el corazón, la música del Universo. Y me gusta sentirla, pero las fotos salen movidas.


Otra decepción ha sido ver que una gran nube cubría el cielo justo donde debía estar la Luna con su forma de uña, como una C al revés. Pero alrededor de la nube las estrellas brillaban y parpadeaban como si fueran nuevas también, como si estuvieran contentas de que alguien las descrubriera y sonriera con ellas.


Una preciosidad, no puedo decir nada más, me repetía a mí misma, aunque sin el trípode sé que es imposible fotografiar las estrellas quietas, pero a pesar de saberlo, no he dejado de disparar probando ISOS tiempos y oberturas, sintiendo sólo el latido del corazón como el titilar de las estrellas.


Y una vez más, pasan cosas que no vemos por el cielo, no sé si una estrella fugaz o un avión


Y ahí estaba la Luna, que se asomaba como podía entre algún fino velo de esa nube que entonces me parecía de seda, con tanto resplandor que formaba a su alrededor un precioso arcoiris y parecía Luna llena.
Aunque la foto esté movida no me importa, ver aparecer esa fina uña acariciando su propio arcoiris me enamora. Es la Luna virgen, la que será llena el próximo viernes 28 de diciembre, día de los Inocentes...
Es la Luna de todas las Lunas del año 2012 con su cohorte de estrellas*


Casualidad, hoy he recibido esta fotografía de Ronald Evans, de la NASA, hecha hace justamente 40 años.
La Tierra como la Luna la Luna como la Tierra... Así compensa...

(Voy a escribir la carta a Papa Noel, y a la Luna Virgen también; un caballete, un trípode, un objetivo potente... y muchas más Lunas y estrellas)

(Texto y fotos: Eva Huarte)

4 comentarios:

  1. Y como te has portado bien este año, seguro que te de echan muchas cosas buenas, y algún afecto, y algunos abrazos, y algo de dulce... Todo como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos y augurios, icr, como decían "el gordo y el flaco", "Vamos a dejar de ser buenos para ser mejores" :))
      Lo mismo te deseo*

      Eliminar
  2. Los crepúsculos son tan rápidos que, en multitud de ocasiones, no vale la pena perder el tiempo intentando fotografiar algo que sólo el alma contempla y, creo, que vale más la pena sentarte para contemplar ese espectáculo que es el parsimonioso pero constante paso desde esa mágica "hora azul" al tiempo de la oscuridad. Si te fijas bien, y seguro que alguna vez lo habrás hecho, es una fase de muchos colores, azules, naranjas, rojos y finalmente negros. Mientras la Luna empieza su lumínico dominio en la inmensidad del negro universo, tan mágico que, muchas veces, intento ponerme en la piel de aquellos viejos ancestros nuestros que desde la puerta de sus cavernas y, tal vez, al amparo de un buen fuego se maravillarían de ese espectáculo que les haría delirar la mente.
    En fin, que te agradezco que compartas tu sensibilidad. Muchas veces nos haces ver que la vida es un entretenimiento que merece mucho disfrutar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vale la pena disfrutar la vida, Enric, no sólo como entretenimiento, te hace sentir, pensar, reflexionar, crear.... te lo planteas casi todo de nuevo... Y creo que es así como empezaron las civilizaciones. Siempre pienso también en los maravillosos cielos estrellados que debían contemplar nuestros ancestros... Y en el silencio...
      Gracias a ti por tu bonito comentario.
      Saludos.

      Eliminar