sábado, 29 de diciembre de 2012

Luna llena con Júpiter en Tauro y Pléyades* 28-12-12*


Ella es la dama de la noche, guarda el misterio, es lo oculto, lo inaccesible. Ella guarda el secreto de la vida y de los hombres. Ella es mujer, es la feminidad, la fecundidad, la guía, la protectora, la dádiva; "La nodriza de todos los lunáticos", escribió de Ella Baudelaire.


Se busca a la Luna mirando al cielo por encima de montañas o tejados, como gat@s misterios@s siguiendo a su propia sombra. Ella es felina también, a veces no se deja ver, enloquece a los ratones y a sus dueñ@s, a lunáticos que saben que Ella guarda el secreto y no saben entenderlo, o no saben si Ella quiere revelarlo, mientras sonríe mirando y contemplándonos, se esconde y aparece, a veces, como la mar, está calma y serena, a veces inquieta, a veces enfurecida... Ella posee todos los vicios y virtudes de los hombres que no saben entenderla, como no entienden su existencia. Por eso dicen también que la Luna, como la mar, es mujer.


Anoche apareció atravesando un largo velo de nubes blancas sobre el horizonte mar. Se hizo rogar. Un pescador lanzó el hilo de su caña al mar pero fue pescado por la mirada hechizadora de la Luna, apareciendo sinuosa grande y brillante entre la franja de nubes y nieblas jugando al escondite.


Mientras Júpiter, en el ojo derecho de Taurus, la esperaba con sus mejores galas bajo las Pléyades, y un pescador con la luz de su barca en alta mar intentaba imitar a Júpiter y acompañarlo.


Así empezó la fiesta para recibir a la dama de la noche, a la reina de la noche, a "la nodriza de todos los lunáticos". Ella lo iluminaba todo. Y aparecieron aviones con sus luces dejando estelas como cometas, todos, en aquél punto del cielo parecían imitarse queriendo participar en la fiesta. Aquí vemos claramente sobre la Luna al brillante Júpiter en el ojo derecho de la Y griega horizontal de Tauro, y bajo el precioso racimo de sus Pléyades. Debajo de Taurus, sobre el horizonte, el enamorado Orión guardián de las bellas estrellas taurinas y guía y defensor de la humanidad. Como rezan las antiguas mitologías.


A medida que la Luna subía librándose de la franja de neblinas iba cambiando el color de la noche de claro a oscuro en distintos azules, iluminándose como si volviera el día. Era una doble Luna envuelta en estrellas y estelas naturales o inventadas por el hombre. Estelas de aviones que aún la favorecían más si se podía... (Si clicáis sobre las fotos las veréis mejor ampliadas)


Aquí vemos de nuevo claramente al brillante Júpiter en el ojo de Taurus bajo sus Pléyades... Y cuando ya me daba por satisfecha de la fiesta, antes de que la humedad de la noche jugara conmigo y con mi cámara, apareció la máxima sorpresa...


Un gran halo doble se formó de pronto alrededor de la Luna... dando una forma de abanico divino... Y me sentí como Ellie, la protagonista del libro "Contacto" de Carl Sagan, contemplando maravillada aquél bello espectáculo, aquellas formas y dibujos de luces blancas o irisadas, aquellas estrellas de Orión y Taurus con Júpiter sobre el halo frente a otra estrella o planeta que adornaban el medio arco, como la Luna sobre la cabeza de la sacerdotisa de Tauro.


Ya no sabía qué era lo que contemplaba; estrellas, planetas, aviones...


¿Qué era aquél punto brillante junto a la Luna? ¿Acaso reflejo de otra estrella o planeta? ¿Acaso las luces de las barcas en el horizonte eran también estrellas venidas del cielo?¿De dónde salía tanta belleza?


Estaba fascinada, sonriente y casi llorando emocionada ante aquél regalo del cielo y de la noche, de la Luna, de Orión, de Júpiter Taurus y Pléyades... pensando en tantos siglos de historia que tienen la Tierra y sus habitantes... y aún no sabemos descubrir los inmensos misterios del Universo... afortunadamente. Y eso me hace sonreír, porque me hace sentir infinitamente humana, y eternamente diminuta partícula del Universo.


Y aún embriagada de aquella preciosa y universal fiesta de luces blancas irisadas, fijas o en movimiento creando mil formas, fui a soñar como una niña la víspera de Navidad o de Reyes. Despertando aún con el corazón y la mente llena de esa luz hechizadora de la última Luna llena de este año 2012. Este ha sido el mejor regalo recibido y el mejor regalo que puedo entregaros, deseando que os embriaguéis de belleza y bondad, de lucidez y humildad, de alegría y cariño, como criaturas recién nacidas recibiendo por primera vez todo el amor del mundo. Y, si puede ser, en la mejor compañía, y, si puede ser, en compañía de Baudelaire:

"EMBRIAGAOS"

"Es necesario vivir siempre embriagado. Todo consiste en eso. Es la única cuestión. Para no sentir el horrible paso del tiempo, que dobla vuestras espaldas y os inclina hacia la tierra, es necesario embriagarse sin tregua.
 Pero ¿de qué? De vino, de poesía, de virtud, a vuestro gusto. Pero embriagaos.
 Y si alguna vez , en los escalones de un palacio, sobre la hierba verde de un valle, en la soledad melancólica de vuestra habitación, os despertáis, con la embriaguez ya debilitada o desaparecida, pedir al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo aquello que huye, a todo aquello que gime, a todo aquello que rueda, a todo aquello que canta, a todo aquello que habla, pedirle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, os responderán:
- ¡Es la hora de embriagarse! Para no ser esclavos martirizados por el Tiempo, embriagaos; ¡embriagaos sin tregua! de vino, de poesía, de virtud, ¡a vuestro gusto!"

(Charles Baudelaire)

Os deseo el mejor de los años, en contra de toda superstición, un creativo mágico y alegre año 2013!!
Agradeciendo a tod@s vuestra amistad*

(Fotografías y texto de Eva Huarte. Por favor, respetad la autoría. Gracias) 
(El texto "Embriagaos" de Baudelaire es traducción personal)

8 comentarios: