lunes, 15 de octubre de 2012

¡ Rayos y relámpagos !


 Me siento como la diosa china Dian Mu portadora de dos espejos para provocar el rayo y el relámpago.
¡Al fin lo he conseguido! Nada más difícil que capturar un rayo y relámpago juntos, con buen encuadre, buena luz... y sobre el mar cruzado ¡con los mástiles de los barcos! He sido afortunada, aunque después de un buen rato de lanzar rayos y truenos verbales cada vez que se me escapaba un rayo o un relámpago.


Mientras escribía en el ordenador veía por el rabillo del ojo derecho que el horizonte se iluminaba. Al final he decidido poner la cámara en el trípode, el ISO a 1600 y varios disparos seguidos, creo que lo contrario que hay que hacer para captarlos. Pero ¡serendipia! capté relámpagos y rayos.

 (Aunque apenas se ve, sobre la segunda caseta derecha hay un rayo)

De repente la cámara deja de hacer disparos seguidos, no me responde, empiezo a probarlo todo, mientras seguía una continua lluvia de relámpagos y rayos iluminando el horizonte.
Los nervios me pueden, no estoy captando nada del magnífico espectáculo, ¡me lo estoy perdiendo todo! Capto por casualidad otro rayo pero justo al lado de un mástil y apenas se aprecia. Otra me sale movida...


Y decido consultar a un amigo fotógrafo que aún se ríe al saber cómo estaba disparando... Me dice que cierre el ISO a 200 y ponga más tiempo de exposición, disparando antes de que pase el rayo. "¿Pero cómo voy a saber cuando cae el rayo?" Le contesto casi indignada.
Su consejo no me acaba de convencer, aunque lo respeto, seguro que peor no saldrá. Pero sale peor. Disparo y pasa el tiempo de exposición sin que aparezca ningún rayo. Se cierra el disparo y cae el rayo... Así varias veces, entre rayos y relámpagos sigo despotricando y disparando. ¡Y al fin el milagro! Justo al tiempo de un disparo cae el rayo con relámpago, y tengo la suerte de que aparece otro rayo y otro relámpago a la derecha, ¡casi al mismo tiempo!


 Esa es la bonita imagen resultante que pongo en la cabecera del post, contenta como unas castañuelas. La foto de rayos y relámpagos más bonita que he hecho en mi vida. Aunque diría que se ha hecho sola, ella ha venido a mí cuando ha creído que era el momento. Y las luces de los barcos y el puerto nos han acompañado. O todos los dioses de rayos y relámpagos han oído mi voz despotricando y han decidido hacerme el regalo... Y no me ha importado haber provocado la carcajada de los dioses, se lo habrán pasado bien observándome, y pensando qué torpes, y con qué poco somos felices a veces los humanos...

(Texto y fotos; Eva Huarte)

2 comentarios:

  1. Felicidades Eva, mi impaciencia no tiene límites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pitofiño... Si me hubieras oído renegar... Creo que los cielos me oyeron y se compadecieron, y al final me regalaron la foto :))

      Eliminar