lunes, 8 de octubre de 2012

"Crisis? What Crisis?" Barbacoa con la Sagrada Familia de Barcelona


 Ya es divertido, a mí que nunca me ha gustado el fútbol, aceptar la invitación de Paco Elvira para ir ayer domingo, 7 de octubre, a casa de sus amigos Renata y Oscar, donde organizaban una barbacoa juntando a  un grupo de amistades, la mayoría brasileñ@s y catalan@s, amantes y seguidores del Barça, y ver el partido de ayer, Barcelona-Real Madrid, como en una fiesta familiar en una bonita terraza bien acondicionada, frente al templo o basílica, (desde que el papa de Roma la bendijo en el año 2007 es basílica) de la Sagrada Familia de Gaudí en Barcelona.


Era como asistir a misa. Al entrar en la terraza a mediodía, el humo de la barbacoa como incienso dejaba entrever el monumento de la Sagrada Familia bajo un cielo azul y un Sol espléndido. Renata y Oscar, guapísim@s y simpátic@s, atentos a cada momento con todos, distendidos, acompañados de buena música, y aquél olor peculiar de las brasas y carnes riquísimas. Se respiraba paz, alegría, sensibilidad y simpatía.


Para mí, el fútbol era lo de menos, claro está, por lo que de entrada dije que prefería no ir, que no me gusta el fútbol. Pero ante la insistencia de Paco diciendo que me gustarían Oscar y Renata y el grupo de amig@s casi asiduo, brasileño-catalán, y en una bonita terraza con una buena barbacoa, acepté pensando sólo en pasarlo bien y bien acompañada... hacer fotos... Y así fue.

 Aunque casi tod@s hacían fotos a casi tod@s las fotos... (clica aquí para otra parte de esta foto)


Sin dejar de contemplar el cielo, como suelo hacer siempre, que ayer era de una luz mediterránea especial, con nubes cambiantes que a veces me parecían de nuevo "el ojo de Dios o del gato" (clica aquí), y a veces me parecía, simplemente, un precioso y gigantesco huevo frito daliniano.


Me quedaba maravillada mirando la escena de la terraza entre risas y sonrisas, iluminada por el Sol o a contra luz, y sin poder evitarlo, recordé la portada del disco de Supertramp, "Crisis? Whait Crisis?" de 1975. En ese momento y en ese lugar, en ese estupendo ambiente, la crisis no existía, sólo la música y la alegría como una reivindicación de los años 70, de una sana amistad, y de cómo, con poco dinero, puedes pasar felizmente un domingo... Y los días que haga falta, con o sin fútbol.


Al caer la noche, cesó la música y se puso sonido a la pantalla cuando empezaba el partido, todos relajados entre sillas sofás o colchonetas en el suelo, y siempre brillante como una corona el templo expiatorio de la Sagrada Familia. Eso sí, con las grúas por encima de la obra de Gaudí, quien siempre dijo que quería que su templo expiatorio "faci por", diera miedo. Y ahora no sé si da miedo, pero un poco de pena y deploración por sus interminables obras sí que inspira... a saber hasta cuándo...



Y mientras los más aficionados (casi todos) miraban fijamente y divertidamente la pantalla, seguí saboreando lo que iba saliendo de la magnífica barbacoa, descubriendo una sobrasada que no era de Mallorca, sino de "Pirineus Embutidos Artesanais", de la familia de otro amigo, Raúl Ribas, quien me comentó que su tío abuelo fue a Brasil hace 50 años (si no recuerdo mal) y allí empezó a fabricar embutidos con cerdos que comen de todo en libertad. Y palabra de honor, tal como le comenté a Raúl, es la sobrasada más rica que he comido en mi vida, con un sabor exquisitamente especial. Amante y asidua como he sido siempre a Baleares creía que conocía todas las sobrasadas, caseras, refinadas... pero no. Me faltaba comer esta, la mejor. Y siempre acompañada de buenos vinos. Mientras cantaban reían y bailaban gol... Para mí fue un gol asistir a tan divertida y bonita reunión.


Sigue sin gustarme el fútbol, así que tuve que preguntar quién había ganado, "empate a dos", me dijeron. Pero por mí, por volver a vivir una reunión así, ya pueden jugar los dos equipos todas las veces que quieran. La "sagrada familia" los bendecirá. Y volveremos a reír, a comer beber y a disfrutar. Nada más sano que la buena amistad, y la de ayer, quedó bien bendecida. Sin la presencia de "Benedicto"...


Qué bonito es el fútbol... cuando une.Y qué bonita una familia unida bajo un Sol daliniano... o bajo un bonito huevo frito daliniano, o gaudiniano....

Ha sido un bonito día, gracias a la "sagrada familia" brasileña-catalana.

(Texto y fotos; Eva Huarte)

5 comentarios:

  1. Pues sí, bonita fiesta, alegre y divertida*

    Y bonito regalo, ilcavaliererosso, haces honor a tu nombre. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Bonito relato Eva. Me trae recuerdo, por un lado porque a mí también me gusta el fútbol, pero no más allá de lo que como deporte significa, sin dar a sus eventos un valor que no tienen. Las reuniones del o alrededor del fútbol deben ser eso, motivo de reunión y disfrute, si a ello se le añade una barbacoa, el resultado lo has vivido. Yo pude disfrutar de la mi barbacoa el sábado con mi familia, con Adrián mi nieto, con el que también hablé de fútbol y de sus cosas importantes.

    Hemos tenido otra extraña coincidencia, el título del disco de Supertramp, que durante tiempo ha sido mi frase en WhatsApp, en recuerdo conjunto a un difunto amigo que me mostro toda su música y estuvo toda su vida en crisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pitofiño, celebro que te guste el relato, aunque ya sabes que no voy muy inspirada por el sentimiento de duelo que aún tengo por mi gata Mina, pero creo que, justamente por esto, intentamos superarnos agarrándonos más fuerte que nunca a todo lo bueno, a la amistad y a todo lo creativo. Como decía Einstein; "La creatividad nace de la angustia como el día de la noche". Y los momentos de crisis son buenos por esto, aún sabiendo que la crisis que nos venden continuamente es totalmente falsa. Ya lo cantaban Supertramp en los años 70. La política es la misma. Por eso es bueno divertirnos, aunque sea con fútbol, una buena excusa para reunirse un buen grupo de amig@s. Estuve feliz y tranquila, y a veces hasta me reía y sonreía viendo felices a tantas personas bien avenidas, como una "buena familia".

      Celebro que hayas tenido tu barbacoa también, y con tu nieto, "hablando de sus cosas importantes". Me pregunto cómo deben ver el mundo los niños... Eso sí es importante.

      Eliminar