viernes, 21 de septiembre de 2012

A ti, a la gata más buena y más bella del mundo* Mina- 2010-2012*


Aún te espero Mina; no tenías que cruzar la carretera, te lo dije muchas veces, cada vez que me seguías cuando iba caminando a comprar, y cuántas veces tenía que subirte en brazos y volver a casa para que no me siguieras. Siempre tan fiel, controlándolo todo, no se te escapaba nada. Los vecinos también te adoraban, decían que eras la gata más buena que habían conocido, y ellos te llamaban "Marquesita", otros "Panterita", y nos dabas alegría, te controlaban también al principio para que no te escaparas. Y cuando empezaste a subir por el barranco para ir al bosque, los vecinos subían como tarzanes para rescatarte...


Ayer no estabas cuando desperté, no acudiste a tu puntual cita a la hora del desayuno, que siempre reclamabas a viva voz y tu amiguita Mini te imitaba. Siempre os decía; "Aquí están mis clientas favoritas".
Adorabas, desde muy pequeñita, meter la cabeza en el plato de bocaditos... Y ayer te llamé mil veces, me extrañaba que no vinieras... No solías hacerlo. Estuve a punto de anular la cita con el médico en Barcelona porque no me iba tranquila sin que hubieras aparecido... Mini desayunó sola, y volvió a la cama...


Al volver de Barcelona la casa parecía medio vacía, se notaba tu ausencia. Mini seguía en la cama, muy mimosa... He subido al terrado donde tanto te gustaba estar, mirando el cielo y el mar conmigo, tendiendo la ropa, frotándote en el suelo calentito del Sol, haciendo la siesta entre las plantas... Y te he llamado, y no has respondido como solías hacer... He cogido la cámara con el objetivo largo para ver si podía distinguirte entre el bosque... Me parecía verte por todas partes... Pero no respondías, no estabas...

He preguntado a un vecino... Entonces me lo ha dicho...
Ayer el niñito de la vecina le dijo a su madre; "El gato negro está en el suelo". Y Ana, la vecina que tanto te quería, se encargó de salir a la carretera y ponerte a un lado, sin querer pensar que eras tú... Ahora saben que te espero hace dos días, y ahora sabemos que era tu cuerpo. Dicen que fue un golpe seco, que no has sufrido nada... Y los del ayuntamiento te han recogido con el coche, como a una persona. Me han dicho...


Eras mi mejor amiga, eras parte de mi conciencia y de mi corazón, mi mirada, mi voz... mi presencia, tu presencia... que ahora no sé dónde está, con la casa medio vacía...

Apenas puedo escribirte ni decirte nada, he salido llorando a la carretera para ver si te veía, casi loca de tristeza... esperando que aparecieras... viendo tu figura y tu mirada por todas partes... Y he vuelto sola a casa, llorando. Y ya no puedo hacer nada más. Recuperar tu imagen desde el principio...


Cuando nuestra amiga Carmen te salvó y te pudo rescatar entre paneles y rejas tras una noche de tormenta, a finales del mes de mayo de 2010. Y te hice esta foto. Hacía pocos días que vivía en este apartamento donde hemos vivido felices, me habían quitado mi antigua y bonita casa injustamente, y pensé que las dos éramos igual de desgraciadas, y salvadas por la mano de una buena amistad... Nos haríamos compañía y seríamos felices.


Eras como un trapito negro lleno de pulgas, muerta de miedo, eras todo ojazos como dos faros azules...
Carmen te trajo en una caja de cartón con un albornoz. Ya saltaste de la caja y con torpes saltitos empezaste a seguirme...Y supe que te quedarías conmigo... y no pasarías hambre aunque la pasara yo...


Esta fue tu presentación en sociedad Facebook, eras una de las gatas estrellas, casi todas mis amistades te conocían y querían, sabían que eras mi dulce y negra secretaria...


Las primeras semanas te metías dentro de mi manga en el albornoz, y escribía sintiendo tu peso en la manga mientras tu dormías...


Entrabas por el escote también y te refugiabas junto a mi corazón, allá donde te sintieras segura y calentita.



Y mis zapatillas rosas eran tus preferidas, no me importaba ir descalza mientras tú dormías o jugabas con ellas...


Y pronto te apoderaste del ratón del ordenador... Y cuando entré con Mini, que salvé de la carretera, le pusiste muy claro que eras la jefa, y el ratón era tuyo... Hasta que empezasteis a salir por el bosque saltando como caballitos y trayéndome casi cada día lagartijas como regalitos... Veros juntas y felices era mi gran alegría... ¿Cómo irá sola ahora Mini al bosque y a cazar sin ti?


Anteayer era un día nublado, dormías plácidamente como casi siempre en la butaca junto a la ventana... Ya era tuya, sigue siendo tuya y siempre lo será. Es tu lugar. Que ahora sólo ocuparé yo sin darte golpecitos con el culo para que me hagas un sitio... Y por un momento salió el Sol, te iluminó, y volví a fotografiarte... Sin saber que era la última fotografía que te haría viva...


¿Sábes? Nos has dejado muy tristes, a Mini, a mí, y a tus amigos vecinos que tanto te querían, Ana, que te apartó de la carretera sin querer pensar que eras tú, y Tomás, que han venido a verme... Mini sigue en la cama... no juega, casi no come, te espera... te estamos esperando...

Casi no puedo escribir sin dejar de llorarte... Sé que estás en el paraíso, sé que estás en mi corazón y el mío está en el tuyo... Y sé que no volverás, Mina mía... Pero te espero, llorando, te espero. Sé que lo sabes. Y sé que hoy, todos los gatos del paraíso lo saben, y te habrán dado un bonito recibimiento. Y sé que tendrás muchas y buenas amistades, más incluso de las que has tenido aquí en la Tierra, que siempre estará contenta de que hayas vivido, creo que feliz, siendo una gran superviviente, con todo mi amor, y todo el amor del mundo...

Sólo puedo abrazarte fuerte y darte las gracias... por tanta belleza, por tanta alegría y fidelidad... MINA*
Gracias por haber existido*

Ahora miraré yo sola el cielo, y sabré que estás ahí, entre tantos miles de millones de estrellas*


Eva Huarte



24 comentarios:

  1. Es una noticia terrible, querida Eva. Te ha salido un post precioso, uno de los mejores epitafios que se haya hecho nunca a un gato.Seguro que aunque estés muy triste, Mina estará jugando en el paraíso de los gatos con Insumiso, con Nosé, con Taca la gata voladora, y con tantos y tantos otros. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno eres, Paco, ojalá sea verdad todo lo que dices... Me ha emocionado tu comentario, aunque hoy tengo la lágrima fácil... Sí, la imagino en ese bonito paraíso jugando todos juntos y felices... Gracias Paco. Un abrazo*

      Eliminar
  2. Querida Eva. Lo siento en el alma. Debes estar muy mal y has escrito una preciosa despedida. Ella tuvo una vida muy feliz contigo y ahora, como dice Paco, también estará feliz en el paraíso de los gatos...Muchos ánimos y un enorme beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurora, tú que también eres amante de los gatos y tienes tantos, o tantas, debes saberlo bien... Un beso muy fuerte*

      Eliminar
  3. Este post es un sentido homenaje a Mina. Ahora ya está en el cielo que tanto le gustaba mirar en el terrado. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Santiago, espero de verdad que a Mina le guste el homenaje, y aún más el cielo que tanto contemplaba... Pero la añoraré cuando lo mire, aún sabiendo que ahora forma parte... Un abrazo, Santiago*

      Eliminar
  4. Eva, lloro contigo. Cuánto lo siento y cúanto te entiendo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Susana, aunque no me gusta hacer llorar a nadie, pero imagino que sabes que estoy como una catarata... y sin poder hacer nada... Me abrazo a ti*

    ResponderEliminar
  6. Vaya, como lo siento. Me da a mi, que Mina fue tremendamente feliz, seguro que la acabas recordando con una sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu comentario me ha hecho sonreír, Agustín. Creo que sí, eso sí se puede decir, poco tiempo, dos añitos y tres meses, pero creo que fue feliz... Y espero lo sea más aún allá donde esté. Gracias Agustín*

      Eliminar
  7. Vaya Eva,me acabo de enterar. Me voy de caminante y acabo de ver tu post en el momento de la partida. Lo siento una enormidad, sé de la compañía que te hacía, y el vacío que se crea. Ahora estará en el paraíso de los gatos con mi Morla. Así lo espero. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pedro, el vacío es enorme, la casa está medio vacía, Ella era la reina, lo controlaba todo, marcaba un ritmo, un sonido con su voz, una belleza constante. Ha sido duro el despertar sin su presencia. Me queda Mini, que no para de entrar y salir como si la buscara, tan unidas que estaban. Y yo también sigo esperando que en cualquier momento aparezca... Sólo nos consuela un poco pensar que está en ese imaginado y precioso paraíso de gat@s.
      Y las palabras de consuelo de tantas buenas amistades que saben lo que es. Mina tenía también su espacio virtual, y sé que no se ha ido de vacío...
      Gracias Pedro. Un abrazo* Y feliz camino.

      Eliminar
  8. Hola guapísima, comparto el dolor por la pérdida de la preciosa Mina, que fotos tan bonitas, es verdad, estaba tan delgadita y tan pequeña que todo eran ojazos. La caja de cartón con la que llegó a tu casa y en la que no dejaba de moverse hasta que se sintió a salvo en tu regazo. Su caminar torpe y su apetito, las idas al veterinario y la lucha con las pulgas.
    Al final ganó el amor y la salvaste de un destino duro. Ha sido feliz a tu lado y todo este tiempo contigo ha sido libre y ha disfrutado de tu cariño y compañía. Allá donde esté te estará siempre agradecida por toda la ternura y amor que recibió de ti y por este maravilloso post que has compartido con todos nosotros. Un beso.

    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuiste tú quien la salvó, Carmen, aquella mañana lluviosa de mayo de 2010, estirando el brazo entre paneles y barreras para poder capturarla, tal como me contaste. Oí su voz cuando hablábamos por teléfono, y enseguida te dije que me la trajeras. Volvería a vivirlo todo, dándole aún más cariño del que le he dado. Yo que creía que moriría antes que ella... Ha sido un destino cortito, espero y deseo que feliz. Y las muestras de cariño hacen que imagine a Mina bien acompañada yendo al paraíso.
      Y siempre te estaremos agradecidas las dos.
      Gracias por el bonito regalo que nos hiciste, Carmen*
      Un abrazo muy fuerte*

      Eliminar
  9. Eva,
    no lo dudes, tu querida negra secretaria te mirará desde el firmamento convertida en una estrella. En realidad, ya era una estrella, pues formaba parte de nuestras conversaciones, siempre robándote protagonismo. No te entristezcas porque ella te regaló lo mejor de todo: su amistad. Cada vez que mires al cielo la verás. Un abrazo con todo mi cariño.
    Detrásdelaestantería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que dices, siempre ha sido una estrella* Y me alegra muchísimo saber que tantas buenas amistades de Facebook la recuerdan con cariño y alegría*
      Gracias por tu bonito comentario, "Detrásdelaestanteria"
      Un abrazo*

      Eliminar
  10. Eva: Te repito que lo siento muchísimo. Y te repito que nunca les agradeceremos sufieciente todo lo que nos dan. Seguro que está jugando con los tres nuestros que la estarían esperando en ese espacio reservado para ellos y al que nos dejarán entrar a quienes les amamos tanto, porque somos parte de ellos y ellos de nosotros. Inseparables. Allí nos volveremos a acariciar y ronronear. Sé feliz. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, P. Creo que así es, siento no haber podido o sabido darle más para agradecerle todo cuanto me ha dado, no imaginaba que viviera tan poco tiempo, tan guapa y sana que era, con tanto amor que la crié. Como dice St. Exupéry; "Es el tiempo que has dedicado a tu flor lo que la hace diferente". Me encanta que digas "ese espacio reservado para ellos y al que nos dejarán entrar a quienes les amamos tanto". Espero que me dejen entrar algún día, y podamos acariciarnos y ronronear... Mientras, como me dices también, intentaré ser feliz. Un fortísimo abrazo, P* Gracias por tu precioso comentario*

      Eliminar
  11. La vi llegar...la vi crecer...Eva, una abrazo inmenso. mina ha sido muy feliz contigo.
    Consuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero y deseo, Consuelo, pero ahora creo que tendrás que hacer honor a tu nombre... Aunque me consuela pensar de verdad que ha sido feliz aquí y ahora lo será aún más. Quiero pensar*
      Gracias por tu comentario y tu abrazo. Correspondo*

      Eliminar
  12. Estimada Eva. Ho sento moltíssim i comparteixo el dolor i la tristesa que sents. Un accident te l'ha robada, però encara que no estigui amb tu, ningú no et prendrà mai tot el que ella et va donar. Molts ànims, amiga ! Una abraçada ben apretadeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies, estimada Maria Rosa. I dius bé, mai ningú em prendrà el que la Mina em va donar, i m'està donant, amb les mostres de carinyo i amistat per part de tantíssimes persones. Mina segueix sent un regal d'aquest cel d'estels que tant ens agrada contemplar* I sempre ho serà*
      Una abraçada molt forta*

      Eliminar