viernes, 15 de junio de 2012

"Yo he visto cosas.. Más allá de Orión" Verdades y...

Si hay algo que me duele desde niña son las mentiras, o no saber la verdad o la realidad de algo importante, y que por mucho que investigues y analices, te quedes siempre como al principio, sin saber qué es qué. Y la historia parece siempre dispuesta al engaño. Por eso el título que elegí para éste blog.
Viene como anillo al dedo por una nueva discusión sobre la controvertida frase o poema que el protagonista de la película Blade Runner dice al final: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais... Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos D brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".

A la mayoría de cinéfilos y personas que han visto la película, les emociona especialmente ésta frase poema o monólogo final. Pero algo ocurrió en mí que no me la creí del todo, sabiendo que la película estaba basada en la novela de ciencia-ficción; "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", del escritor Phillip K. Dick. Recordaba el principio, quizá por ser utilizado desde la Biblia, pasando por el Medievo y los iluminados que siempre empezaban diciendo "He visto cosas que no creeríais... he visto la luz... he visto a Dios..." Y ayer, que volvimos a la discusión que hacía años no tenía, (a través del blog de Paco Elvira) volví a investigar a través de amigos cinéfilos y literatos, también con la ayuda de Internet, (de la que nunca me fío mucho) y he caído en un laberinto que me hace volver a lo mismo: El principio de la frase es bíblica, vale, pero el monólogo entero... eso es lo complicado. Decían que fue una espontaneidad del actor Rutger Hauer en una de las pruebas, haciendo alusión o alegoría al poema de Shakespeare, "Próspero", en "La Tempestad", que coincide bastante, y me lo creí, aunque seguía sin creer del todo en esa espontaneidad del actor, y he seguido investigando, encontrándome con la sorpresa de que fue parte del diario escrito por el "Coronel Ivan Istochnikov", astronauta ruso enviado al espacio en 1968 en la nave Soyuz-2, junto con una perrita llamada Kloka, y ambos desaparecieron en el espacio misteriosamente sin que se sepa aún hoy día los motivos exactos... ¿Quién da más?


Seguimos... Se sabe, y queda bien reflejado en docenas de blogs y webs, que el astronauta ruso Ivan Istochnikov es un montaje del fotógrafo catalán Joan Fontcuberta, que hizo una exposición y un libro poniendo su cara en las fotografías, como si se tratara del coronel ruso desaparecido, intentando mostrar la facilidad para engañar al personal, ya que el nombre Istochnikov, se traduce como "font coberta" en catalán, "fuente cubierta" en castellano. El fotógrafo catalán, como suele hacer con sus obras, se divirtió mostrando lo fácil que es engañar. Lo mismo que intentaron hacer las autoridades rusas para no mostrar mundialmente el fracaso de la carrera espacial... y eso sí lo recuerdo, eso sí s verdad...

Después de sumergirme durante horas en libros antiguos de papel, webs y blogs en Internet pero sobretodo, guiándome por la memoria de mi infancia, llego a la conclusión de que la historia del astronauta es cierta; lo que no sabemos quizá es su verdadero nombre... Los rusos enviaron a un astronauta en la nave Soyuz-2 (tras el fracaso de Soyuz-1 y anteriores) para intentar que la Soyuz-3 se uniera, (Soyuz en ruso significa "unión") y el astronauta de la Soyuz-3 sólo mantuvo un corto diálogo con el astronauta de la Soyuz-2, que pedía ayuda, se perdió la conexión, y cuando la encontró de nuevo al cabo de 12 horas, la cápsula de Soyuz-2  estaba perforada y vacía, pero recogieron el diario del astronauta desaparecido con dibujos y escritos, donde explicaba los problemas que tuvo con la nave, y cómo se había quedado dormido: "He tenido momentos de somnolencia y mi mente ha vivido una extraña pesadilla. Lo anoto antes de que la concentración en mis trabajos de vuelo me haga olvidar sus detalles: 
El guerrero respiraba con dificultad y hablaba con voz entrecortada: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos D brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir."
Era un gigante pero cabía en la cápsula. No sé cómo había penetrado, ni cómo yo podía sobrevivir. Su fuerza era tan poderosa como su belleza. (...) Las paredes de la cápsula se habían vuelto blandas y pegajosas. Ahora flotábamos en el vacío, sólo unidos por nuestro ectoplasma. 
"Irina (*) me ha pedido que te ayude. El rumbo no está definitivamente errado. Selene está asustada y tratará de interponer su poder. Cuidate de naufragar contra sus rocas volantes. Cuidate de los profundos cráteres de Kadok".
De sus manos salió una paloma blanca que aleteó vigorosamente mientras se alejaba hacia septentrión, pero con coordenadas de vuelo indefinidas. Kloka ladró dos veces mientras miraba en esa dirección." 

(*) Irina, esposa del astronauta.



Recuerdo éstas historias de naves astronautas y perritas que desaparecían, siendo muy niña, recuerdo cómo mi madre se lamentaba quizá más de las perritas que de los astronautas. Recuerdo cómo ya entonces unos decían que habían desaparecido los astronautas y otros que las naves iban vacías... Pero ya entonces se dudaba de la autencidad de las noticias, tan en guerra que estaban entonces por la carrera espacial Rusia y USA. Y ahora, en el 2012, todavía se discute si es verdad o mentira, y si la frase de una película de tantos años fue una espontanedidad de un actor. Lo mismo que ha ocurrido en muchas películas, y me viene a la memoria la frase que la mayoría atribuye a una espontaneidad de Orson Welles en "El tercer hombre", y en realidad, Welles la tomó de Benito Mussolini en uno de sus discursos, como ya he comentado otras veces:

En el caso del astronauta ruso sabemos del montaje exposición y libro del fotógrafo catalán, pero entonces, ¿El texto que dicen estaba en el diario de a bordo donde está la famosa frase monólogo de la película Blade Runner es obra también de Fontcuberta? Ahí no sé bien, ahí Fontcuberta debería ser sincero para no despistar más al personal, cosa que detesto a ese extremo. Al menos, en una entrevista al diario "El País", (el día de la inauguración de su exposición) dijo claramente; "Es un ensayo poético entre lo científico y lo imaginativo, entre lo verdadero y lo falso, entre lo natural y lo artificial, pero a partir de aspectos rigurosamente ciertos."

Vale, pues nos quedamos con eso; Fontcuberta utilizó una de tantas historias espaciales para hacer un montaje, demostrando que si él puede engañar a la gente con pocos medios, "¡Cómo nos pueden engañar los gobiernos!" No es el único caso en que "desaparece" un astronauta (y perrita) son muchos casos anteriores silenciados, ocultados, para no demostrar el fracaso o riesgo y seguir con el apoyo de la sociedad en las carreras espaciales, siempre en rivalidades Tampoco son los astronautas los únicos en desaparecer. Uno de los libros que tengo hace años y al que he recurrido es el titulado; "Locos a la fuerza", del científico ruso Zhores Medvedev, y como él dice "no es un hecho aislado"...

Creo que hice bien en titular este blog "De la verdad y el artificio", parece que nuestra civilización se mueve entre una vía y otra, pero mezclarlas, no saber distinguir realidad o ficción, induce a la locura, y eso no es sano. Así que sólo nos queda guiarnos por el corazón, por la intuición. Y cada cuál diga la suya. Si alguien tiene más datos, estaré agradecida. Y creo que lo estaremos tod@s.

Como dice el bonito y "teórico" diario del astronauta ruso desaparecido: "El rumbo no está definitivamente errado".

(Texto; Eva Huarte)
(Mi agradecimiento a Manuel García por la discusión que ha provocado éste post)








8 comentarios:

  1. De nada Eva, nunca pretendí ser descortés,la de ser puntilloso y precisar, es una manía muy fea que tengo, pero que vamos a hacerle, como le dijo el escorpión a la rana:"No puedo evitarlo. Es mi naturaleza". Te honra el reconocer la imprecisión, gracias a ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué te parece la historia? (Suponiendo que hayas tenido paciencia para leerla) Al final nos quedamos sin saber de dónde procede el monólogo... Apuesto por el diario secreto del astronauta... Ese texto no puede ser la espontaneidad de un actor...
      A mí también me gusta ser "precisa", y no fuiste descortés, al contrario, yo habria hecho lo mismo. Y te lo agradezco, todo esto que ahora sabemos :))
      Gracias Manuel*

      Eliminar
    2. todo es una apreciacion de lo real e imaginario. me decanto mas x los ajugueros de gusano. en el cual el ser humano algún dia lograra dar con ellos a un q, las velocidades serán de vértigo e imposible de viajar x el. (siempre y cuando no nos matemos antes con bombas de fusión.)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. A mi la historia de Rutger Hauer me sonaba. Me decanto por esa versión. Y por lo que sé del tipo, una mezcla entre genio y majara, lo refuerza. No existe la Puerta esa, se inspiraron el la opera de Wagner para el nombre, así que no me cuadra lo del astronauta. Pero aquí no hay precisión alguna, es solo suposición. He leído la historia, como no iba a hacerlo. Es curioso este mundo de verdades, medias verdades, mentiras e imposturas en el que vivimos. Lo único que nos puede ayudarnos a mantenernos a flote, amargados, pero lucidos y a flote, es el pensamiento libre y crítico.
    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí en un blog de un periodista (no recuerdo, de tantos que he leído) que hace tiempo, siendo jovencito, logró entrevistar a Rutger Hauer en la habitación del hotel en San Sebastián, dice que tuvo una gran decepción, despreocupado y maleducado... que esas palabras no podían salir de él... En fin, como decimos, sólo nos queda la intuición y el pensamiento crítico y libre... pero no amargado eh? Eso nunca! :)) Salud Manuel!

      Eliminar
  4. Estupendo post, Eva, que dice mucho de tu vastísma cultura y de tu capacidad de investigar a fondo un tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco! Ya ves todo lo que ha salido gracias a tu blog, aunque nos quedemos sin saber bien todavía de dónde salió el diario del astronauta "desaparecido". Ahí tiene algo que decir Fontcuberta, y quizá tú mismo puedas aportar más datos. En cualquier caso, es un tema para seguir investigando. Lo que me parece claro, es que el texto no fue espontaneidad del actor de Blade Runner. Aunque cada cuál tendrá su teoría, en eso seguimos. Salud!

      Eliminar