lunes, 11 de junio de 2012

Dinero negro marea negra... ¡Rescatad@s!




Vergüenza, pura vergüenza siente la España negra, la España profunda y la España más moderna, aunque el nombre de España ya suene desde hace más de medio siglo a "Bienvenido Mr. Marshall" sin remedio político, o lo que es lo mismo, sin remedio económico.

El pasado sábado por la noche, como si en una discoteca estuviéramos, nos reímos poco antes de la cena escuchando la noticia casi como una película surrealista que daban en todas las cadenas televisivas; "El rescate a España". Cuando escuchamos la cifra del rescate cambiamos del canal catalán a otro de lengua castellana, no fuera que hubiéramos entendido mal la cifra; "Cent" por "Set", "¿cien o siete?" ¿100 x 7..? Y no, no habíamos oído mal; por la surrealista cifra de CIEN MIL MILLONES DE EUROS actuales (¿actuales?) España ha sido "RESCATADA"!! ¿Cuál era el naufragio? ¿No habíamos quedado en que no era necesario ningún "rescate" según el presidente y representantes del actual  (¿actual?) gobierno español? Nos reímos, no pudimos evitarlo, la risa también era surrealista, y brindamos de igual manera diciendo; "¡Brindemos! Ya podemos estar tranquilos, ¡hemos sido rescatados!" Y brindamos por la gran comedia, por los grandes "AEROARTISTAS" que sigue teniendo España y hace tiempo vengo diciendo, (clica aquí) y por los grandes malísimos actores que siguen teniendo gobiernos y políticas de todas partes...  Si nos han engañado hasta ahora ¿cómo no vamos a pensar que nos siguen engañando? Pero hay que estar pendientes de ellos, sobretodo un sábado por la noche, intentando sobrevivir en la vida cotidiana, pero haciendo subir "sus" números mientras los nuestros bajan...



(Obra de Lulu Coll, sobre ilustración años 50)

El despertar en las redes sociales de Internet, Facebook, twitter... fue casi deprimente; la gran mayoría con la moral por el suelo, como en una resaca de mala noche, hablando y aportando enlaces del descaro político, de la vergüenza internacional, del insulto a nuestra inteligencia y moral, de la poca vergüenza del "Gobierno" español y la Monarquía con su príncipe y su princesa yendo al fútbol tras dejar ir la "bomba fétida" de que España ha sido mal vendida, con sus más de 47 millones de vidas, las nuestras, las que en teoría tendrán que pagar la deuda de sus amoralidades.  Insisto en que no desesperemos, no nos desanimemos, que eso es lo que vienen pretendiendo con su sistema amoral y obsoleto; desmoralizar a la sociedad, hundirla moralmente y así físicamente, y quizá, incluso, conseguir que una mayoría abandone el país en busca de más suerte en otros países, como santos inocentes...

Me gusta la numerología, como símbolo abstracto, como esas cifras millonarias tan representativas que de vez en cuando salen en las subastas de Arte, y que representan el momento anímico y espiritual de la sociedad civilizada o de la humanidad entera, como representaron "Los girasoles" de Van Gogh en su tiempo, y ahora "El grito" de Munch. En cambio, me aburre soberanamente el lenguaje económico y político, pero lo sigo, captando el mensaje, siempre de forma abstracta. Y uno de los artículos leídos ayer domingo, "día de la resurección", del "rescate" del naufragio español, que representa también el naufragio de la moneda Europea, es éste que enlazo, hablando de "la encrucijada" en que se encuentra ahora Alemania a pesar de celebrar, junto con EE.UU., el "rescate" de España. Os aconsejo leerlo, (clica aquí). "Cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar". Sabio refrán.


(La "Verge de l'Esperança", proyectada por Jacint Moretó, obrada por Pau Costa y Joan Torras en la Iglesia de Santa Maria de Cadaqués)

Afortunadamente, seguimos siendo muchas personas que nos unimos en mirar y tomar las cosas como vienen de manera abstracta, o como metáfora del mundo y del momento que nos ha tocado vivir. Ponemos los ejemplos de Irlanda discutiendo si aceptaron el naufragio o no hasta el momento del rescate, criticando a España que se ha negado a aceptar el rescate disfrazándolo de mil maneras, con actos frases y palabras tan descaradas, tan contradictorias por parte de los "representantes" del poder económico (la Gran Banca)  que coincidimos en decir que es una prueba más de que el sistema está obsoleto, y que serán rescatados otros países, que Alemania tendrá que hacer voto de humildad, etc etc... El gran fracaso del sistema económico convertirtiendo el dinero en armas y como como única fórmula de vida está servido, el sistema está acabado, lo saben, por eso se ha llegado a la locura de deshumanizarse, por eso la necesidad de robotizarnos a todos antes que caer de su sistema económico. Y es así, por tanto, lo que siempre decimos, que le toca el turno AL GRAN MOMENTO DE LA HUMANIDAD, que para muchos es "chino", y ahí se quedarán si se sienten cómodos. Y para otr@s, es el momento místico y espiritual, respetando el territorio material en equilibrio, sin más. Como dijo Malraux; "El siglo XXI será místico o no será". O como decía mi adorado divertido culto y lúcido Dalí; "El dinero siempre tiene un valor místico, es la única manera de espiritualizar la materia vil. Incluso los místicos de la Edad Media querían transmutar la materia vil en oro. El dinero tiene un valor puramente simbólico."

Pero lo nuestro ya no es oro, es pura chatarra y moneda falsa.

Y ahora, más que nunca, sólo la vuelta a la razón, sólo la reconciliación con la naturaleza, la cultura y la imaginación, nos rescatarán, nos salvarán de la locura política y económica patrocinada por saltim-bankis o asaltos de Bancos Bankias y Caixas, y de la locura de la gran farsa de la moneda europea y todas sus deudas....
Así que por mi parte, y de parte de muchas amistades, celebramos el resurgimiento de una gran espiritualidad en la humanidad. Nunca en la historia ha habido tanta materia vil y corrupta unida planetariamente, y así celebramos la mutación, el momento mágico de una nueva humanidad.

¡Así sea! Y así será*

(Texto y fotos; Eva Huarte)



8 comentarios:

  1. Hoy, la verdad es que se puede comentar/añadir poco a lo que dices, salvo chin-chin, brindo también yo por la re-generación, por la esperanza y por el mar azul que ves todos los días...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿He escrito demasiado largo, verdad Ramón? No tengo remedio, y mira que corto trozos... Pero es que el tema... El caso es que se entienda que todo es comedia, ni crisis, ni rescate ni nada de lo que dicen las teles oficiales. De paso nos utilizan para que sigamos subiendo sus números, mientras sacamos la lengua para respirar un poco de aire día a día... Eso no puede durar mucho más. Hace tiempo que la humanidad está cambiando, no les interesa... Bueno, que no digo más, que aquí hay que escribir como un SOS, ya sabes :))
      Gracias siempre por tu lectura y comentario. Seguiremos brindando, al menos, la palabra :))

      Eliminar
    2. yo no he dicho largo, he dicho perfecto, amiga...
      (lamento si te ha dado esa impresión)
      La verdad es que cabrea tanta tomadura de pelo, y por las noches se hace difícil pensar en las cosas agradables que nos siguen pasando para poder conciliar el sueño sin sobresaltos...
      Suerte de tus mástiles, tus gaviotas y tus esperanzas en el nuevo orden...
      Gracias, Eva.

      Eliminar
    3. Gracias a ti de nuevo, Ramón.
      Y eso es justamente lo que no puede ser, que sólo quieren destruirnos y consiguen que la gente sufra sin necesidad, y que viva inquieta o angustiada... Eso es lo que no debemos permitir. Eso es lo que se acaba, estoy convencida :))

      Eliminar
  2. Mundo la obra se acaba, ¿preparados para echar el telón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se acaba la mala obra, Pitofiño, la gran mentira. Quien decida seguir viviendo en el engaño es libre de elegir. Quien decida una vida con valores más humanos, también. Es la libertad que poseemos. Nos están mostrando que nos engañan, que por ahí no vamos a ningún lado, que nuestras riquezas y valores son distintos. No perdamos más tiempo con "ellos", no nos dejemos humillar más. Ese es para mí el mensaje espiritual. La vida tiene otros valores ¿no crees? Ánimo!

      Eliminar
  3. Me parece tan acertado y tan completo lo que dices que solo queda felicitarte, por esa gran clarividencia tuya en mostrarnos con palabras simples lo que todos pensamos y no sabemos expresar. Estoy contigo, el gran pastel de ¡hagan juego señores, a ver quien compra más pidiendo más créditos!! Ha terminado. El problema viene cuando precisamente los que menos se han beneficiado somos los que pagamos los platos rotos. Pero es verdad lo que dices, quieren hundirnos moralmente, solo hace falta poner el televisor y ver la clase de manipulación a la que quieren someternos. Hace tiempo que estoy contigo en que solo cabe salvar la humanidad, he tenido a la fuerza que desprenderme de tantas cosas por las que llevaba toda la vida luchando. Que al fin cuando ya no me queda nada de todo eso, se que solo me queda camino por delante, que voy en una dirección mucho más humana, donde lo material se queda atrás y solo el calor humano de tantas personas a las que vemos que nos podemos ayudar mutuamente nos sostiene. Hace pocos días el ayudar a una mujer que ha sido madre, lejos de su hogar sola y sin recursos económicos y que al movilizar a otras mujeres hemos conseguido que su niña venga a este mundo y entre todas poder darle una bienvenida a este mundo, el cual espero sepamos hacer mejor que el que tenemos en este momento. Esas son las pequeñas cosas de cada día, son pequeños milagros de gente corriente en un mundo deshumanizado, pero como dices el resurgir de la HUMANIDAD esta cerca, ya no valen las razones de los políticos ni sus embustes. Somos humanos y venimos pisando fuerte. Besos y gracias por llenar cada día a tantas personas de esperanzas en la raza humana y hacernos ver que esto es solo el principio del resurgir de la sensibilidad, entre tod@s lo conseguiremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impresionada por tu comentario y el caso que explicas, Carmen, sólo me queda decir lo que creo y siempre digo; que son esas personas las que sujetan el mundo, las que siguen abriendo el camino de la humanidad, la libertad, la bondad, todos esos valores que la mayoría incrustrada en las pantallas de televisores y ordenadores (a veces me incluyo) no saben o no sabemos ver, robotizados, abducidos. Siempre recuerdo lo que me decía una gran profesora de filosofía poco antes de morir a los 90 años; "El mal hace ruido, el bien es el silencio, no se oye, pero existe". O lo que decía el poeta beat Allen Ginsberg; "El peso del mundo es el amor". Creo que estamos en el difícil momento de la conciencia, necesitamos paz y reflexión, saber distinguir y elegir el camino. Quien quiera vivir en la mentira y el engaño es libre. Pero no creo que sea el mensaje político la guía que necesitamos.
      Gracias por tu comentario, Carmen.
      Un fuerte abrazo*

      Eliminar