domingo, 29 de abril de 2012

Paseo primaveral entre puntillas y greguerías


"Si hubiese habido  fotógrafo en el Paraíso, habría sido bochornoso el retrato de bodas de Adán y Eva". Dice una de las greguerías de  Ramón Gómez de la Serna. Uno de mis locos aeroartistas literatos  preferidos.


Y al fin el día ha sido una boda de primavera. Un despertar de puntillas, de azules y diamantes que hace tiempo no veía ni sonreía. Descubro enseguida los rayos de plata sobre el mar como un escandaloso cofre abierto de zafiros turquesas jades y diamantes. Un velero, inocente como un niño, pasea casi inconsciente sobre tanta magnitud deslumbrante...


Y recuerdo que hoy en el pueblo se celebra la "25ª Diada de la Puntaire", un encuentro de ese bello arte casi desaparecido de mujeres sentadas frente a un saco de alfileres, manejando bolillos entre dedos, como arte único, como vida única para ellas y sus teclas. Y de ahí nacen preciosas puntillas, como proyección de preciosos pensamientos, sentimientos, formando dibujos y figuras únicas... Admiro a éste arte único y mujeres únicas; ¿Qué pasará entre sus dedos? ¿Qué, entre su fuerza y resistencia física, su corazón y su mente única?


Para mí, éste bello día, éste bello arte de puntillas, como una proyección o representación del bello y luminoso día, es como un bautizo, como una comunión, como un casamiento y boda de mil alegrías, entre flores, cielo, Sol y Luna, entre luces y colores creando puntillas. De ahí nacen miles de poesías y greguerías. Metáforas, silencios, sonrisas. El silencio  de las puntillas. Como dice otra greguería de Gómez de la Serna; "El genio es toda la paciencia y toda la impaciencia reunidas." Y eso veo entre las manos de esas mujeres "puntaires".


Me he enamorado del día, de sus luces, de las manos que crean esas formas y puntillas etéreas y volátiles.


La Riera de Arenys de Mar era una riera de brillantes y sutilezas.

Presididas por unas figuras gigantes anunciando la primavera, anunciando la Luna nueva y creciente que ya se veía sobre el mar, junto al Sol y las crestas de las olas queriendo imitar a las "puntaires".




La naturaleza imita el Arte. Como el Arte interpreta a la naturaleza.


Quiero que las fotografías hablen por sí mismas, con el fondo musical de otra greguería de Gómez de la Serna; "Los que tocaban la lira, parecían tocar el respaldo de una silla". Miles de mesas y sillas tocaban greguerías, haciendo puntillas. Para esta boda paradisíaca de una nueva primavera. Al fin la primavera tras las lluvias.




(Texto y fotos, Eva Huarte)





6 comentarios:

  1. Realmente unas fotos que hablan solas, el cielo, las puntillas y ese esfuerzo solidario de mujeres que con sus dedos son capaces de hacer arte. Un arte que va desapareciendo por las prisas de este mundo moderno. El cielo azul nos devuelve a esta primavera revuelta que estamos teniendo. Pero el Sol cada día se deja ver un rato más y nos da energias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Carmen, creo que ha sido el primer día que he notado ese Sol que al fin nos da energías, tras largas lluvias de Abril, "lluvias mil". Y es una emoción ver a tantas mujeres sentadas bajo el Sol haciendo puntillas, con esa musiquilla de los bolillos entre los dedos... Son admirables, y esperemos que no se pierda ese bello Arte*

      Eliminar
  2. Caramba, qué azules y blancos...
    Gracias, EvapuntoHuarte (jejeje)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja! Ya veo que has visto la nueva dirección que me han impuesto en Facebook; eva.huarte
      Ya sólo falta que nos cambien el apellido, quieren contagiarnos su locura, Ramón. Pero mientras nos guiemos por el mar y el Sol, la Luna y las estrellas, no nos perderemos. O eso espero :))

      Eliminar
  3. Blanco, azul, luces que deslumbran, un día luminoso y limpio... He recordado mis tardes de verano, cuando los niños y niñas jugábamos junto a las vecinas que hacían labores en la calle. Gracias por un recuerdo tan bello y tan azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Detrásdelaestantería, a mí también me recuerda momentos de la infancia cuando me quedaba maravillada contemplando a esas mujeres sentadas en la calle, en pueblos o barrios de ciudad, haciendo puntillas o bordados... Me sigue emocionando. Me has hecho pensar en "esos días azules y ese sol de la infancia" de Antonio Machado

      Eliminar