jueves, 8 de marzo de 2012

La hora azul * Luna Júpiter y Venus


Es ese momento crepuscular antes del anochecer cuando ocurre el milagro. El Sol ya duerme en Poniente tras las montañas, dejando estelas rojizas naranjas rosas y doradas. Y al Este, sobre el mar, la Luna va subiendo como un diamante diluyendo un zafiro inmenso...


Es la hora también de los amantes, la hora de los enamorados; dos pequeñas figuras sentadas sobre las rocas en casi nocturnidad unen sus cabezas, y Venus y Júpiter las contemplan como niñas con sonrisas chispeantes de diamantes.


Sonrío también a la Luna que parece querer unirse a las sonrisas "yendo a Venus en un barco". Como canta la canción. Y me uno a la fiesta corriendo bailando y dando vueltas sobre la arena en una playa casi desierta... pero tan, tan llena...


Es la hora azul, es la hora mágica, cuando el Universo nos da una pequeña muestra de su belleza a simple vista. Y son noches especiales, con una excepcional alineación de Júpiter y Venus más brillantes que de costumbre. Sigo sus movimientos cada atardecer y anochecer, viendo como a medida que la Luna se va llenando y alejando de Poniente, para mostrarse hoy en plenitud, Júpiter y Venus  se van uniendo más aún, como dos planetas enamorados.


Están sucediendo movimientos y posiciones planetarias importantes en el Universo; sabemos de las continuas tormentas solares (como la de hace unas semanas, y éstos días hablan de más fuertes llamaradas) y parece que nos llenan de energía y nos reciclan, hasta el punto, dicen, de estar alterándose el ADN de la Tierra y así el de sus habitantes; plantas, animales, (los humanos pertenecemos al reino animal) algas, ríos, mares...


Con la nueva Luna hace quince días, comenzó a verse a simple vista la alineación Luna Júpiter y Venus. Y con ésta misma Luna, hoy ya en brillante plenitud, el racimo de Pléyades en Taurus se acerca a los dos planetas, y en pocas noches, con la Luna ya menguando, formarán un bello racimo y empezará una nueva alineación Tierra, Venus, Júpiter. (Si queréis saber más clic aquí)

(Fotografía cedida por Frikosal)

Con mi pequeña cámara Canon IXUS 50 no puedo hacer milagros, y recurro al fotógrafo Frikosal (clic aquí) que es uno de mis preferidos (por no decir el más) fotografiando cielos nocturnos, la Vía Láctea, constelaciones, cometas, planetas, estrellas... Y en ésta fotografía suya podemos contemplar perfectamente la alineación de Venus y Júpiter hacia Poniente, como una nueva ruta de las estrellas, con esas huellas en la tierra como sombras de nuevas vías, o nuevos caminos que trazan las estrellas y los planetas éstas últimas tardes noches de invierno, esperando ya impacientes el inicio de la primavera.

Mi cámara sólo llega a captar un pequeño punto blanco como una mota brillante de polvo en fondo azul, como "ese pequeño punto azul llamado Tierra", que decía Carl Sagan, y es nuestra casa, nuestro planeta...



"A simple vista no parece tener importancia,
pero ahí, en ese pequeño punto azul...
están todos los que amamos..."




(Texto y fotos, Eva Huarte. Y mi agradecimiento a Frikosal)

12 comentarios:

  1. He paseado por esa Luna con tus palabras y preciosas fotos, me he enamorado de nuevo de Carl Sagan y su visión del Universo. Preciosa foto de Frikosal, gracias por la preciosa música y poder asomarnos a esa pequeña pantaña para imaginarnos viajando por las estrellas y ver desde una ventanita, como al fin y al cabo, somo una pequeña mota de polvo donde vivimos todos juntos.
    Gracias por tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien Carmen! Y seguimos paseando mientras va menguando. Recordé de nuevo a Sagan con su "punto azul" y su libro Cosmos, que tan popular se hizo como serie televisiva, con la música de Vangelis también, sirviendo de inspiración a varias generaciones. Es casi inevitable no recordarlo cuando miro el cielo nocturno... Son noches especialmente brillantes...

    ResponderEliminar
  3. ¡Estupenda combinación, textos de Eva y fotos de Frikosal!

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Paco! Aunque como ves, sólo hay una foto de Frikosal, cedida como gran excepción, lo que es todo un privilegio y honor. A ver si te animas a fotografiar éstos cielos :))

    ResponderEliminar
  5. Una entrada de las que uno debe complementar con un buen café, al igual que la de Frikosal.
    Por mi parte, en el hemisferio sur me he dejado seducir por la misma alineación y cámara en mano así lo hice.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué bien, Jan, creo que el cielo nos está llamando la atención regalando una parte de su inmensa belleza, para que recordemos que sólo somos un pequeño punto azul en el Universo. Y diría que somos afortunados. Espero ver alguna de tus fotografías.
    Un abrazo*

    ResponderEliminar
  7. Vengo del blog de Jan y descubrirte me ha resultado un gran placer. Me quedaré contigo. Bs.

    ResponderEliminar
  8. Gracias emejota! Es una gran alegría. Ahora he paseado también por el blog de Jan y su bonita fotografía con la alineación vertical, así vamos dando todos un bello paseo por nuestro cercano Universo* Besos*

    ResponderEliminar
  9. Eva, esta mañanita de casi primavera me ha crecido todo con el video de Sagan. Que maravilla ver las cosas desde el lugar correcto...

    ResponderEliminar
  10. Celebro haber colaborado indirectamente a que todo te haya crecido, Clara. Ojalá supiéramos siempre el lugar correcto. Al menos, tenemos una "clara" referencia gracias a Sagan; vivimos en un pequeño punto azul en el Universo... Y la primavera nos llena de alegría. Me alegra tu comentario. Un abrazo*

    ResponderEliminar
  11. grandes descubrimientos hoy, gracias por compartir estas fotos y estas palabras...llegué aquí vía Paco Elvira...dos descubrimientos estelares, hoy que empieza la primavera. Un abrazo azul

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tus grandes palabras para empezar la primavera, Soraya, hacia Paco Elvira y hacia mí. Una buena bienvenida. Y un abrazo azul*

    ResponderEliminar