jueves, 5 de enero de 2012

Regalo de reyes y reinas

Quinto amanecer del año 2012, quinto regalo mágico del cielo y el universo. Clareba la noche con las luces eléctricas de las farolas encendidas como reinas gigantes.
Ya se adivinaba un cuadro abstracto en el cielo del amanecer, pero en el punto sobre el horizonte Este donde debería salir el Sol, una masa de nubes con todos los colores magentas y rojizos cubrían el cielo como una escalera encendida mirándose sobre el mar. Y justo enfrente, hacia el Sur, el cielo era azul luminoso y parecía que era allí por donde iba a salir el Sol.
Ha sido la originalidad de éste amanecer mágico, como mágicas son éstas noches también de planetas que brillan como diamantes.

Se han apagado las luces eléctricas de las farolas y los mástiles de los barcos han tomado el relevo alzándose hacia el cielo. Y me he encaprichado de la imagen de la llegada mágica de los reyes mágicos como gigantes también; esa historia inventada por el cristianismo catolicismo que la mayoría aún no entiende pero siguen celebrando, por costumbre, tradición, porque necesitamos seguir creyendo en la magia de la vida y en los misterios del universo. Ya dí una pincelada sobre la historia de los llamados Reyes Magos de Oriente el pasado año, justamente, una de las páginas más visitadas en este blog, bajo el título "Supernovas".

Así que éste año 2012 me limito a hacer éste regalo del amanecer del quinto día del año, porque ha sido un regalo de reyes y reinas para mí también.
Como regalo sigue siendo cada amanecer y atardecer. Es un año en el que muchas personas intuímos y  esperamos grandes acontecimientos de fenómenos naturales, mientras otras personas esperan grandes acontecimientos políticos o económicos. Unos sueñan, otros esperan, otros temen, y otros sonríen en complicidad a la vida, que sigue siendo el regalo más bello. La magia de lo incomprensible.

(Texto y fotos, Eva Huarte)

6 comentarios:

  1. Que te puedo decir EVA .... maravillosa imágenes y mas maravillosas son tus palabras y la forma como dices ... también para mi es un "Regalo de reyes y reinas" .. un enorme gracias amiga!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tus amables palabras, Alvana* Es una alegría que puedas disfrutar éstos amaneceres y atardeceres mediterráneos estando al otro lado del Atlántico, y seguro que tienes días y noches mágic@s también.
    Un abrazo*

    ResponderEliminar
  3. Solo la visión de estas preciosas fotos es un regalo, a la vida, al amor, a la amistad. Apenas puedo describir con palabras toda la magia que has captado con tus palabras y con tus fotos el regalo más bonito que he recibido este año.
    Gracias por compartir este amor a la naturaleza que nos hace recordar, que podemos tener cosas por las que aún maravillarnos, de vivir en este precioso planeta y que gracias a personas tan sensibles como tu, podamos compartir entre todos tus admiradores.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carmen. Espero también que muchas personas disfruten los preciosos amaneceres y atardeceres de invierno, al natural mucho mejor. Y como el año ha empezado hace sólo 12 días, espero que tengas muchos más regalos también.
    Un abrazo*

    ResponderEliminar
  5. Este quinto amanecer del 2012 me ha traído a la memoria el cuarto del 2011:

    http://www.santimb.com/2011/01/un-amanecer-ansiado.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, Santi, y es que en esta época de invierno suelen ser rojos, con el Sol en su punto más bajo. Siempre son un espectáculo y un privilegio poder contemplarlos.
    Magníficas tus fotografías.

    Gracias !!

    ResponderEliminar