miércoles, 22 de junio de 2011

Alegría de vivir !


Al fin el verano, el sol cenital, ayer 21 de junio se estrenó y me estrené con un baño de mar como san Juan Bautista, para seguir la ceremonia natural antes del cristianismo. Lo normal, cuando hace sol y calor, es bañarse, sin tanta ceremonia repentina para purificarse de pecados que no has cometido.

Al fin la imagen estival de la inocencia y belleza angelical de criaturas que gritan felices y corren hacia las olas jugando con ellas en una complicidad inmediata y ancestral. Y así vuelvo a recuperar la alegría de vivir recuperando mi infancia, mi espíritu de niña, tan inconsciente, tan simple, tan eternamente divertida y bonita. Al fin de nuevo despierta conmigo sin tenerlo previsto.

(En el jardín de Lola Anglada, con una paloma contemplando el mar)

Y hoy he vuelto a Tiana, uno de mis lugares amados, aunque envuelto en cierta tristeza también, pero en Tiana también ha vuelto a despertar mi alegría de vivir al llegar y contemplar los lilos cuajados de flores y aromas, las bugambillas, las pequeñas rosas, y alguna perezosa o tardía glicina que me recuerda el nacimiento de la primavera en abril y el día en que nací. He paseado por el jardín amado de Lola Anglada, he contemplado con todo respeto su jardín antes de pisarlo, como hacía cada día cuando lo visitaba durante los años que viví al lado de su jardín. He vuelto a contemplar sus majestuosos cipreses, las diminutas flores rosas y blancas alfombrando el parterre, y esa ventana cerrada de cristal que guarda celosamente una cerámica reproduciendo uno de sus dibujos con niñas bailando al Sol sonriente en la playa, anunciando un "Bon dia". Aunque algún infeliz se ha encargado de pintar sobre el cristal una palabra negra, y el ayuntamiento no envía a nadie que haga limpieza. Pienso que si viviera ahí yo misma lo cuidaría, lo limpiaría. Siempre hay una pincelada negra. Pero hoy sólo he visto la belleza.


Son estas pequeñas cosas que me enamoran de la vida y de mí misma al tener la sensibilidad innata de contemplarlas y captarlas en humilde y sublime reverencia. Siempre imagino que ahí está el espíritu de Lola Anglada, que tanto hizo por la infancia juventud y adolescencia y vida. Siempre imagino y recuerdo sus dibujos, sus cuentos, sus poesías, y la veo sonreír allí en su jardín, mirando como sonrío frente al mar y su "Bon dia", como una niña más, como un espíritu infantil más de toda la vida. Y siento que estoy con ella y ella conmigo. Y no existen ni la vida ni la muerte, ni ella muerta ni yo viva. Estamos sonriendo a la belleza de la vida, a las flores, a los árboles, a los pájaros entonando músicas sublimes que sólo captan oídos privilegiados. Y contemplo en complicidad como me mira y me sonríe.

Y es entonces, digo, cuando me siento terriblemente afortunada. Y es entonces, digo, cuando capto la vida en su máxima expresión, y no existe nada que pueda interrumpirla, no existe nada feo ni oscuro. Sólo la luz cenital, los pocos colores que los humanos somos capaces de distinguir todavía.


Al volver a casa encuentro la carta de una buena amiga diciendo que también está luchando con ridículos y vampíricos jueces y abogados. Y sus cortas y sencillas palabras las encuentro magníficas: "Es cansado tanto papeleo con jueces y abogados, pero hay que perseverar, ellos ya cuentan con tu cansancio. Las personas normales somos de buena fe, y es indignante ver cómo intentan aprovecharse. Y con los años que llevo me he encontrado de todo; desde el típico caballero que se compadece y utiliza contigo el paternalismo pensando que eres una pobre mujer y te salvará el tema y la vida porque no entiendes, a los que te miran de reojo pensando que podrán sacar algún provecho de ti, porque eres mujer pobre y no entiendes. Pobres ellos que tienes que dejarles creer que son superiores, mientras piensas, "más miserable y pobre eres tú que mira de dónde estás chupando, y enchufado."

Me ha hecho reír, me dice que ha leído mi post hablando del movimiento "indignado" y que le gusta el enfoque que le doy, que está de acuerdo en que el movimiento se está materializando ahora pero lleva gestándose hace muchos años, y espera y desea que todo esto sea en bien de todos los que llevan tantos años sufriendo injusticias humillaciones y miserias humanas y sociales. Y me explica cómo está a punto de perder su casa que les legó su abuela pagándola durante toda su vida trabajando como una loca para que sus nietas no se quedaran sin casa. Y ahora vienen los vampiros a quedársela por una pequeña deuda bancaria.

(El majestuoso árbol como una mano abierta en los jardines de El Casino de Tiana)

Y pienso en mi amiga cuando era niña, y pienso en su abuela cuando era niña, y en mí, y en mi madre, mis hermanas, mis amigas, en Lola Anglada y en tantas mujeres niñas que sólo veían la vida como un día de playa. Y cómo entrando en canas, seguimos corriendo como niñas hacia la playa intentando escapar del mundo loco y vampírico creado por una pandilla de locos de avaricia que te matan o intentan matarte por mostrarse o creerse superiores, que ni entienden ni tienen idea de lo que es la vida, ni la inocencia, ni la alegría. Y se aprovechan de que, hagan lo que hagan, por mucho que luches y sufras, eres feliz con unos días de Sol y mar, con noches de Luna o noches estrelladas y bosques con aves que cantan. Y te quedas con tus ilusiones sueños y esperanzas ante las maravillas de la vida. Y toda esta felicidad, sólo vale la sonrisa de la vida, la sonrisa de niña.

Feliz verano a todo@s! (Menos a los vampiros)

(Texto y fotos; Eva Huarte. Se ruega respetar autoría, gracias)

8 comentarios:

  1. Bonito texto !
    Es hoy el día que el sol está más alto, o es pasado mañana ? A mi me hubiera gustado bañarme también. Esta ciudad donde vivo me mata, no hay jardines ni nada por el estilo. Tengo que salir, al monte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Friko!
    En realidad el día más largo del año es el 21, cuando el Sol sale antes y se pone más tarde, exactamente a las 6'18 y 21'29, pero durante tres días mantiene este horario, hasta el 25 que ya sale a las 6'19, un minuto más tarde. De esta manera la fiesta del solsticio en las antiguas culturas se celebraban durante varios días, y el cristianismo, igual que hace con el solsticio de invierno, lo celebra el tercer día. A partir de aquí podemos empezar a entender toda la metáfora y simbología "hecha hombre".
    Creo que si volviéramos a celebrar las fiestas de la naturaleza y la vida con el nombre de las estaciones resultaría más fácil entenderlo. ¿No crees?
    ¿Y por qué no vas a la playa a caminar y ver la salida del sol en lugar de ir al monte? Mar o montaña la belleza de la naturaleza siempre es una fiesta.
    Salud y feliz verano!

    ResponderEliminar
  3. Pues mira si soy ignorante que pensaba que era mañana o pasado, y se supone que estas cosas las sigo. Me interesa por donde sale el sol cada día para fotografiar algunos paisajes. Este tipo de fotos son mejores en invierno, por que suele haber niebla.

    Me queda lejos la playa, y no tengo tiempo. El monte está más cerca y es más salvaje, hay animales. El mar me pone enfermo, está demasiado destruido. Y mira que a mi me gusta con locura.

    ResponderEliminar
  4. No es que seas ignorante, Friko, es lo que comento de que el cristianismo lo tradujo todo a su manera imponiendo sus metáforas y sistema basado en la imagen del hombre "hecho dios", sin respetar las leyes de la naturaleza verdaderas. Todas las fiestas consideradas paganas estaban basadas en el movimiento y ley natural, y con eso el cristianismo no pudo, no las pudo prohibir, ya que a pesar de su imposición la gente, el pueblo, continuaba celebrando sus fiestas en relación con las estaciones y agricultura. Por eso se comenta de volver a bautizar las fiestas de invierno en lugar de navidad, las de la primavera en lugar de semana santa, las de verano en lugar de san Juan, las de otoño en lugar de todos los santos. El cristianismo es una locura, lo desvirtuó todo, y es así como ha confundido y sometido y manipulado al pueblo, con la ignorancia. Es cuestión de estudiar la historia de la humanidad antes del cristianismo, y entender sus metáforas. Es mucho máss fácil guiarse por el movimiento de la Luna y el Sol.

    Y estamos de acuerdo, el mar está destruído, salvando algunos rincones, a mí también me pone mala ver tanta porquería, sobretodo en el mar que tengo aquí al lado, la mayoría de veces no me atrevo ni a entrar en el mar, aunque a mucha gente no parece importarle y se bañan igualmente inconscientes de la porquería que hay, y me planteo ir a otro lugar, pero es difícil.
    Creo que sí, que hay más montes vírgenes que mares vírgenes, pasa que en el mar el cuerpo se mueve sin esfuerzo, y la montaña es muy dura para el cuerpo. A esto me refiero. Pero repito que mar o montaña la naturaleza es una maravilla, lástima que no la hemos respetado y sufrimos las consecuencias, ella y nosotros, que somos naturaleza, y el hombre con sus inventos parece que lo haya olvidado y la ha destruído, abortando sus defensas. No sabemos qué pasará, la naturaleza es imprevisible. En este punto estamos.

    ResponderEliminar
  5. Me has hecho volver a la infancia, en mi pensamiento recordaba esa playa de Algeciras donde vivía en plena naturaleza, donde me quedaba extasiada contemplando el mar, como rompía furioso en invierno contra las rocas del acantilado dejando las rocas desnudas. Y como en verano volvía a dejarnos la arena para poder bañarnos en ella. Con otros niños con esa alegría de vivir y esa inocencia en que todo te hace vibrar de alegría, las mariposas con sus colores, los escarabajos nos tenían intrigados y veíamos como arrastraban enormes bolas mucho más grandes que ellos. Encontramos un pajarillo que había caído del nido y se lo llevamos corriendo a mi madre con cara suplicante, ella lo arropo y con un cuentagotas lo estuvo alimentando hasta que un día al ver que empezaba a volar un poquito, lo llevamos debajo del nido y todos los niños en silencio vimos como sus padres bajaban una y otra vez a provocar que volase de nuevo hasta el nido y ante nuestros pequeños ojos incrédulos consiguieron llevárselo. Lo han reconocido, han reconocido a su hijo gritábamos todos. Para nosotros eso si fue un milagro el milagro del amor.
    Me ha encantado leerte, precioso argumento y alegoría al amor al derecho a indignarse y al orgullo de ser mujer.
    Y gracias por haberme hecho recordar, que nuestra alegría esta en las pequeñas cosas de todos los días y no hay que dejarlas escapar.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito tu comentario y la bonita historia de vida y la bonita infancia que nos explicas, Carmen. Hemmos sido afortunadas las personas que hemos nacido y abierto los ojos a la vida en plena naturaleza, contemplando en silencio el milagro de la vida. La manera de hacer de la vida por sí misma... "Han reconocido a su hijo!" Qué bonito, y qué deshumanizados estamos los humanos... Por esto son necesarias estas pequeñas referencias, para no olvidar lo que somos y no olvidar ese tesoro y dignidad de vida que todavía tenemos, y no podemos permitir que nadie la destruya. Pienso en lo afortunado que fue ese pajarillo... Y siempre vivo en tu memoria.
    Un abrazo, Carmen. Y feliz verano!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu post!! Es que el veranito llama a la alegría, a las flores, los colores, a la vida!! Yo siempre me rodeo de flores de los colores más vivos posible para que me aporten energía y alegría. ¿Vosotros? ¿Utilizáis las flroes para alegraros el día? Os dejo algunas ideas: http://www.facebook.com/media/set/?set=a.119750278105803.28200.118290111585153. Saludos!! :)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus flores colores energía y alegría, Aquarelle, y cierto, hay que procurar rodearse de flores, a ser posible, todo el año! Que tengas un feliz verano.

    ResponderEliminar