martes, 10 de mayo de 2011

Nucleares no, gracias

7 comentarios:

  1. Anoche pudimos escuchar atentamente al profesor Eduard Rodríguez Farré, en el canal 33 de tv3 catalán, con gran claridad y profundidad sobre la situación que estamos atravesando tras la catástrofe nuclear en Japón, y todos los peligros que comporta la emisión radiactiva para la salud del planeta y sus habitantes. Parece que el cáncer de tiroides en los niños es el primer síntoma de esta grave situación por esta excesiva radiación, como ocurrió en la catástrofe de Chernobil. Igual que los ovarios que pueden alterarse si resultan afectados, sabiendo todo lo que ello significa; el fin de la vida humana. "No hay dosis", dice el profesor, todos estamos expuestos aunque estemos lejos, la radiación viaja alrededor del planeta, por tierra mar y aire, en los alimentos, en todo.

    Pero las autoridades siguen sin informarnos dejando que seamos nosotros los que investiguemos y descubramos los graves y serios peligros a los que estamos todos expuestos.

    Es curioso que el plutonio sea lo más perjudicial, ya que hasta ahora no habido plutonio en el planeta, no es un elemento natural, por tanto, puede representar el fin de la existencia del ser humano, ya que al introducirse en las células altera el ADN... No hace falta decir las consecuencias. Parece que si no se inventa algo urgentemente para eliminar esta radiactividad, amenaza la extinción de esta civilización por todos lados.

    La radiactividad no hay forma de eliminarla, el hombre, como viene haciendo desde hace siglos, piensa en descubrir inventar e imponer su ley sobre la ley natural, pero no piensa en las consecuencias. Así que por mucho que ahora busquen la solución para eliminar esa radiactividad urgentemente, quizá es un poco tarde, el mal se sigue extendiendo.

    Pero parece que los "grandes responsables" siguen sin dar importancia a la pérdida de vida en el planeta y de miles o millones de personas. Posiblemente pensarán que "ellos" se salvarán, quizá tienen remedios para ellos, o quizá piensan, como viene a decir el profesor "Después de mí, ya se arreglarán."

    Anterior a esta magnífica entrevista en el mismo canal 33tv hablaban de volcanes, y pensé que es exactamente lo mismo, peor aún, ya que el hombre ha incorporado con las nucleares componentes que el planeta no tiene por naturaleza.
    Entonces me hago la pregunta de siempre; ¿Será que la naturaleza se hace servir del mismo hombre, como célula que es, para su autodestrucción?

    Siempre se ha dicho que somos un virus para el planeta, y la ley universal, la ley de vida, se libera de todo aquello que intenta destruir la vida. El hombre actúa convencido de estar por encima de toda ley divina y natural; aborta los recursos naturales como el petróleo, y aprovecha residuos tóxicos para sus inventadas necesidades sin control sobre su invento ni sobre sí mismo.

    Somos células transmutables; nacemos, nos reproducimos, nos organizamos, y mutamos o morimos.
    En este punto estamos, no hemos sabido organizarnos, morimos y/o mutamos. Nada esperanzador para la continuidad de nuestra especie, y por lo mal que lo estamos haciendo sólo nos queda intentar luchar por la salud y la vida hasta el final, olvidando todo lo material y las teóricas, hasta ahora, comodidades.

    Como dice el profesor, debemos elegir qué nos importa más, "el dinero o la salud". Sin salud el dinero no vale nada, la vida siempre está por encima de todo. Este es el cambio de mentalidad y espíritu de la humanidad.

    Gracias por su lucidez y valentía, profesor Rodríguez Farré.

    ResponderEliminar
  2. Si no podéis visualizar bien el vídeo directamente clicar sobre el título, "Nucleares no, gracias", y os saldrá la página de canal 33 con el vídeo en catalán del programa "Singulars". Los que no entiendan catalán verán que el profesor se explica con una claridad y grafismo bien fácil de comprender.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por ponerlo y comentarlo con esta introducción, Eva!

    ResponderEliminar
  4. Hay que promover este vídeo, lo que dice Rodríguez Farré es de lo mejor que he oído para entender hasta qué punto la vida en el planeta, y por tanto de las personas, estamos en peligro si no nos concienzamos y actuamos.

    Gracias Bel, y salud!

    ResponderEliminar
  5. Si los gobiernos son los primeros que están ligados al complejo industrial armamentístico, que a su vez esta supeditado a las centrales nucleares, difícilmente nos dirán la verdad, demasiados intereses creados a muy altos niveles, están detrás de toda esta bola de nieve nuclear.
    Gracias por el video compartido, tienes razón cuando dices que piensas que a ellos no les llegará, pero el aire que respiramos es el mismo para ricos que para pobres. También me llama la atención lo que nos explica de que un decreto del 1988 permitía dosis tres veces menores que los que han aprobado en el mes de marzo y que cambian los criterios por conveniencia. Que todo radiactor civil se aprovecha para lo militar.
    Si nos explica que tiene una vida de 24.000 años de vida y tenemos exceso de ellos, no se a donde nos lleva todo. El impacto sobre la salud no compensa el riesgo.

    ResponderEliminar
  6. A todos nos sorprende e indigna la falta de información "que pagamos", como comentan en el programa, pero como dice el profesor Rodríguez Farré "Despues de mí el diluvio, los que vengan detrás ya se arreglarán." Esta es la mentalidad criminal. Y siguen subienndo el nivel de radiactividad "aceptable o permisivo", desde el desastre de Fukushima, aunque sigan también subiendo el precio del tabaco para cuidar la salud pública y sigan subiendo el precio de la gasolina para que viajemos en transporte público. Estamos bajo el dominio y manipulación de una pandilla de psicópatas enfermos de avaricia. y ellos sí tienen acceso a tratamientos distintos que no conocemos. Se sabe que hay remedios para muchas enfermedades, pero no las ponen al servicio público, es más rentable que la población esté enferma, y al igual que dicen que las guerras se hacen para "eliminar población y superar crisis económicas", esto forma parte de esta guerra.
    Se buscan alternativas sabiendo que las hay, pero tampoco interesan. Como viene a decir el profesor; "El dinero o la vida", como en los atracos en plena vía pública. En este sistema estamos y contra este sistema criminal luchamos.
    Gracias por tu comentario, Carmen, como dice el científico nuclear en el programa; "tenemos mucho trabajo".

    ResponderEliminar