domingo, 29 de mayo de 2011

Mayo del 68 mayo 2011


"Quiero que mis vagabundos místicos tengan siempre la primavera en el corazón."  Jack Kerouac

Miraba y contemplaba la plaza Catalunya cubierta de cabezas y cuerpos jóvenes, pensaba sonriente en la inocencia pureza y belleza del resurgir de la primavera, de corazones limpios, llenos de fuerza y nobleza, llenos de esperanza y solidaridad.
En cada sonrisa, en cada mirada, en cada cuerpo joven, veía mi sonrisa mi mirada y mi cuerpo primaveral de hace muchos años, décadas, en aquellos felices años setenta que me tocaron de primavera como una buena hada que me tocara con su varita mágica. Pensaba en Rosseau, "Somos más hijos de nuestro tiempo que de nuestros padres." No sé bien, las palabras, frases, pensamientos, sentimientos, situaciones, escenas, bailaban en armonía en aquella plaza llena de luz y alegría. Llena de vida.

Mayo 2011, Pça. Catalunya. Foto; Eva Huarte

Era una fiesta primaveral, un resurgir de los más puros sentimientos que la locura de unos hombres vestidos de cuervos querían absorver, engullir, sin capacidad de asimilar ni saborear, sólo por el hecho de sentirse dueños dominantes de una belleza e inocencia que ellos no tuvieron ni tendrán jamás. Cuervos que saben que necesitan cadáveres para alimentarse, y  si no los tienen, los provocan. No podían soportar que miles de personas reunidas en una plaza durante días y noches vivieran felices, bien organizadas, con solidaridad, con orden y limpieza, con cultura e inteligencia, con pacifismo y cultura, con creatividad y felicidad.

Y no podía imaginar ni por un momento que toda aquella piel joven, aquella luz limpia en las sonrisas y las miradas pudiera ser apaleada por las porras de un machismo patriarcado y monoteísmo criminal, que impone el mal como quien fabrica una arma de doble cara. Cuervos famélicos de sangre joven, de sangre primaveral,  aunque fueran pieles y sangres viejas también, o pieles veteranas o heridas, o sometidas, que intentaban resurgir y sobrevivir con la esperanza conciencia y convicción de saber que nuestra presencia alimentaba el deseo y necesidad de crear un mundo nuevo y mejor. Una humanidad basada en la bondad, nobleza y dignidad.

Foto: Aizea Arce, Mayo 2011, Pça. Catalunya, Barcelona

Llegaron los cuervos famélicos de sangre joven y ganas de complacer a sus jefes rabiosos y enfermos, que se conforman y comunican sólo por un hueso. Vampiros, psicópatas, criminales. Hombres armados y cubiertos con trajes de plástico de petróleo escondiendo su identidad. Hombres corruptos ruínes y miserables que necesitan el hueso seco y el latigazo de otros perros rabiosos y enfermos de miedo, de cobardía, de miseria y avaricia. Vampiros que saben que sin sangre joven y renovada no pasarán a la historia ni a la posteridad, no podrán despertar a un nuevo amanecer, ni ver por un momento la luz de una sonrisa primaveral, la belleza de la vida y la bondad, la verdad que sujeta al mundo.

Mayo 2011, Pça. Catalunya. Foto; Eva Huarte

Salimos a la calle a pleno sol primaveral, gritábamos esperanza justicia y verdad, humanidad. Nos sentamos en círculo como viejos filósofos o profetas y poetas. No quisimos molestar a nadie que no entrara en nuestro círculo inmediato. Limpiábamos el suelo, pintábamos frases, sueños, deseos, realidades, todo en complicidad con el espíritu de la vida y la humanidad representando la verdad, la verdadera historia de la humanidad. Porque "la humanidad, es básicamente espiritual". (Denis Saurat) "Y tras toda esta locura y modernidad de sexo  drogas que no es más que la imagen de la superficialidad, resurgirá el misticismo, la espiritualidad, que es la base y esencia del movimiento hippie, porque es, la esencia y verdad de la humanidad." (Salvador Dalí)

Mayo 2011, Pça. Catalunya. Foto; Eva Huarte

He vivido estos quince días de mayo escribiendo, fotografiando, contemplando, corriendo arriba y abajo, intentando ser una diosa dispersa dejando un toque de varita mágica en cada lado, en cada esquina soleada, en cada sonrisa joven o vieja llena de alegría y esperanza. No podía, ni por un momento, imaginar aquella sonrisa y piel joven apaleada.

Pero lo hicieron, el viernes 27 de mayo de 2011 marcará una fecha promulgada, la era de la humanidad, el tiempo día y hora en que unos perros rabiosos fueron soltados por sus amos asustados de perder el hueso seco para el resto de sus vidas muertas. Miserables, ruínes, sometidos a sí mismos por falta de corazón y de alma, dejaron salir a sus perros rabiosos envueltos en plástico de petróleo como héroes de mal. Nada más.

Mayo 2011, Barcelona

Apalearon piel joven, hiriendo hasta sangrar, apalearon a inválidos, viandantes, mujeres jóvenes y ancianas, jóvenes y viejos, apalearon todo lo que veían por medio y miedo, adiestrados cormo perros rabiosos por ese hueso de avaricia miseria y ruindad de sus almas. No veían más allá, los adiestran como a perros rabiosos por un hueso, les hacen creer que el hueso está en una plaza llena de humanidad y humildad, dignidad. Y allá van, sin más locura que su miseria interna.

La conocida fotografía superior en B/N del año 1976 es del fotoperiodista Manel Armengol, la adjunta en color es de ahora, mayo 2011, desconozco la autoría, las dos en Barcelona, nada ha cambiado, sólo el lujo de uniformes y armas

Hablo de mi vida y la de miles de personas en los años setenta, hablo de nuestros hijos y amigos ahora mismo, a principios del siglo veintiuno, hablo de todas las primaveras de la historia del mundo, hablo de dignidad y bondad, la base de la inteligencia, la verdad del corazón, la humanidad.

Los vampiros ya no pueden chupar más; ni jueces, ni políticos, ni banqueros, ni clérigos ni papas ni iglesias ni monarquías ni sus servidores domésticos o secuaces.
Medios de informmación oficiales sometidos a la orden miserable que rigen los vampiros con su caduca economía que durante siglos intentan someter a toda la humanidad sin conseguirlo. A punto han estado, a punto han estado de sentir que conseguían la gloria, el sueño de locos vampiros durante siglos sometiendo dominando y manipulanndo vidas y almas; el alma de la humanidad, la vida por sí misma. Ahora saben que no conseguirán nunca convertirnos en mercancía máquinas esclavos o robots. Ahora saben que que no pueden atrapar nuestras almas, ese espíritu joven de la vida y de todos los tiempos, pasados presentes y futuros.

Mayo 2011, Pça. Catalunya, Barcelona

Ahora descubrirán que tienen los días contados sus vampíricas vidas, ahora descubrirán que no pueden someter ni manipular ni chupar más, que sus rabiosos robots de nada les servirán. Que han sometido a sociedades por una necesidad impuesta, por una materia, una llamada economía, pero no han conseguido dominar ni someter el espíritu de vida que se rige por sí misma, y despierta en cada generación, en cada primavera, en cada mirada y esperanza. De nada les sirve sus poder de manipulación ni a través de la televisión.

Mayo 2011, Pça. Catalunya, Barcelona

Metáforas de la vida, coincidencias de la vida, ese mismo día que marca el resurgir revolucionario de la humanidad, viernes 27 de mayo 2011, murió el cantante Gil Scott-Heron, que en los años sesenta setenta nos cantaba en poesía y nuevo estilo rap; "La verdadera revolución no saldrá por televisión." Nadie nos hizo caso en principio, el domingo 15 de mayo de 2011, los medios oficiales querían hacer ver que era un movimiento de "cuatro jóvenes vándalos". Han sido necesarios quince días y noches de acampadas y resistencia en las principales plazas de España, y en distintos países y centenares de lugares alrededor del planeta, para que se dieran cuenta de que esa fecha marca algo más que cuatro vándalos fanáticos anti sistema. Es la fecha de la humanidad, es la hora de la verdad y la bondad. Somos el espíritu nunca callado de la voz primaveral, somos muchas primaveras juntas, somos la verdad de la humanidad y la vida representándose a sí misma. "Primero te ignoran, luego se ríen de ti, despues te atacan, y entonces, ganas!" (Gandhi)

¿Y esa valentía? ¿Y esa protección a la mujer? Mayo 2011

He llorado de pena por ver cómo nuestros hijos, mujeres niñas, han conocido los golpes de porra de perros rabiosos enviados por pobres vampiros míseros de sangre y espíritu. He llorado por ellos y por mí, por tantos amigos ausentes, por tantos heridos y otros sometidos. Por tanta cobardía vampirismo y maldad.


Pero ante todo he reído sonreído, y sonrío siempre a estas nuevas generaciones, a estos cuerpos y almas jóvenes consecuencia de aquél espíritu que nos quisieron ahogar sin conseguirlo. He sonreído y agradecido a la vida contemplar a estas nuevas generaciones llenas de fuerza, bondad, nobleza y dignidad. A estas voces primaverales, a esta juventud valiente y digna de esta primavera del 2011, mis mejores palabras y máximo agradecimiento y respeto, porque de todo esto, algo muy bueno ha nacido ya, y es que la humanidad y las sociedades se organizarán sin guiarse más por políticas basadas en la falsa moral y criminalidad.

Esta primavera del 2011 siempre se recordará y se agradecerá.
A vosotros, jóvenes, gracias de corazón por vuestra DIGNIDAD*

(Algunas fotografías son mías, otras rondan por internet sin autoría cierta, si alguien las reconoce ruego me lo hagan saber. Gracias)

lunes, 16 de mayo de 2011

¡ INDIGNAOS Y REACCIONA !

(En la fotografía, dos jóvenes del grupo "Estado del malestar" reivindicando sus derechos; "Basta de recortes sociales", y "Si tienes una hipoteca, tu próximo banco será la calle")

Al fín la respuesta a estos dos hombres de casi 100 años, Stéphane Hessel con su libro "!Indignaos!" y José Luis Sampedro que prologa este libro y colabora en otro titulado "Reacciona! Además de tantas declaraciones dándonos fuerzas y sabios consejos a todos. La sociedad española indignada y harta de hace años, ha reaccionado, y ayer domingo, 15 de mayo de 2011, salimos a la calle decenas de miles de personas con pancartas y voces de "¡EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!" contra "POLÍTICOS Y GOBIERNOS MARIONETAS DE BANQUEROS" , "DEVOLVEDNOS NUESTRO DINERO", "ESTO NO ES UNA CRISIS ESTO ES UNA ESTAFA", "NO OS NECESITAMOS, NO SOIS NADA SIN NOSOTROS!" "STOP A DESAHUCIOS" y "¡DEMOCRCIA REAL YA!"


La reunión y manifestación de miles de personas fue posible a través de distintas páginas creadas en internet espontáneamente, el encuentro en Barcelona fue en la Plaça Catalunya a pleno sol, en principio algunos un poco despistados sin saber bien hacia adónde iría la gran serpiente humana reivindicando derechos humanos y sociales. El grupo de TOMA LA CALLE YA! con una docena de chicos y chicas dando fuerte a sus tambores marcaron un ritmo, y una plataforma en una furgoneta en plena vía pública hizo hablar al presidente de Justícia i Pau, Arcadi Oliveres, que andó toda la manifestación sujetando la pancarta en primera fila. La serpiente humana llegaba de Plaça Catalunya bajando por Vía Laietana hasta Correos, terminando en los jardines del Parc de la Ciutadella a las puertas del Parlament.


Ha sido una de las manifestaciones más pacíficas y alegres a las que he asistido, una manifestación sana, y aunque los medios oficiales de información no quieran dar cifras las imágenes son patentes, pero sobretodo la conciencia de miles de personas que allí estuvimos, - incluso de los que sabemos que no pudieron acudir- de que todo está cambiando, de que este sistema tiene los días contados, de que reaccionamos hartos de injusticias, mentiras, engaños y abusos de poder en la vida de las personas. Insisten en decir, los medios oficiales de comunicación, que la gran mayoría eran jóvenes reclamando trabajo y etc.. Y éramos personas de cero a cien años, bebés en sus cochecitos o en brazos, jóvenes, menos jóvenes y mayores, pero claro, todos jóvenes al fin, era el espíritu, era el anuncio de una nueva era, del fin de este sistema opresivo y capitalista que ya no puede seguir ahogando a más generaciones.


Insisten en los medios oficiales también en mostrar sólo las imágenes nocturnas de un pequeño grupo de "jóvenes vándalos" por la noche en Madrid, sabiendo que entre esos "jóvenes" hay "policías de paisano"... a saber quién provoca a quién´. Pero así los políticos utilizan sólo esos hechos para hacer ver que los jóvenes anti-sistema son peligrosos y  los políticos, "ellos",  tan necesarios para poner orden. Parece que no les queda claro que "NO LOS NECESITAMOS", olvidando, por supuesto, que cualquier noche "futbolera" hay mucha más violencia de la que nos quieren atribuir. No pueden entender que no es una manifestación política, sino de la sociedad, de la humanidad, de lo que se acerca, por eso es pacífica y alegre.


Me pregunto hasta qué punto todos esos disparates como los recortes sociales, y tantos que no paran de imponer, no son más que provocaciones para movilizarnos y hacernos salir a la calle. Saben que son disparates, saben que reaccionaremos, que nos movilizaremos, y eso sigue siendo muy rentable; se utilizan más medios periodísticos oficiales y otros como internet, móviles, etc. así seguimos alimentando la tecnología que tanta rentabilidad tiene. De paso tienen nuestra energía que tanto necesitan, por eso necesitan palos, y los provocan, aunque no los haya físicamente por parte de los manifestantes. Y así se muestran de nuevo como imprescindibles y tienen más fuerza para pedir su voto. El "pueblo" les abre la fiesta.


Pienso y reflexiono, no me creo a estas alturas que digan que la manifestación les vino de sorpresa cuando las calles estaban cortadas y custodiadas por docenas de coches policiales hacía horas. Eso sí, ni un helicóptero que sobrevolara para dar imágenes desde el aire y saber la cantidad exacta de manifestantes. Eso no interesa, sólo la inducción a la violencia, su sistema.


(Imagen muy significativa y casual; como el sacrificio bíblico, "cordero que quita los pecados del mundo", sujeté con cariño a la bebé perrita de una amiga que a veces temblaba. Detrás el grupo "REACCIONA" con Arcadi Oliveres sujetando la pancarta con el lema; "NO SOMOS MERCANCÍA DE  POLÍTICOS Y BANQUEROS". Foto; Joana Tortosa)
Nada importan ya sus mentiras ni manipulaciones, la humanidad reacciona, no sólo la sociedad española. Se hacen eco todos los diarios internacionales, pero los nuestros desvirtuan los actos y los datos, diciendo auténticos disparates, como todos estamos comprobando, como si no tuviéramos iniciativa propia, como si fuéramos robots o corderos, como si no fuéramos conscientes de nuestros actos...  Siguen necesitando nuestra energía y nuestro espíritu,  la energía y espíritu del pueblo para seguir manipulándolo. Pero como dice José Luis Sampedro; "Somos nosotros que tenemos el poder, por eso debemos unirnos y manifestarnos por una democracia real, no de realeza, sino auténtica,  no importa si resulta útil o no, el caso es reaccionar, manifestándonos, reeducándonos y actuar en consecuencia; no darles nuestro voto, no seguir alimentando un sistema basado sólo en el consumo sin más ideología. Nosostros tenemos el poder, nosostros podemos y debemos cambiar este sistema caduco que ya no va a ninguna parte"

Espero que estos dos hombres sabios estén contentos como TOD@S lo estamos con nuestra unión de conciencias.
Digan lo que digan los locos poderosos; ¡LA ERA DE LA HUMANIDAD HA EMPEZADO! Y no dará ni un paso atrás.

(Texto y fotos Eva Huarte)

miércoles, 4 de mayo de 2011

Sueños y recuerdos


Ayer volví a la cima de mi colina preferida, a ese lugar mágico y amado del que algún día escribiré como cuando explicas un sueño que llevas años reteniendo para que nada se te escape y el sueño siga siendo siempre tuyo.

Ayer volví a contemplar mi adorado cielo que tantos buenos sueños me dió durante años. Y ayer el cielo me habló, me sonrió de nuevo, y las pequeñas montañas que, igual que intenté yo, intentan acariciar el cielo jugando entre la Luna y el Sol, entre las nubes y los pájaros, entre todas las luces y todos colores del universo.


Ayer acudí a la cita del cambio de Luna en sus últimas horas menguantes, antes de mostrar su nuevo rostro iluminado como el perfil del anillo de una novia enamorada.
El sol se desvanecía sobre las montañas que lo esperaban dejándose ver entre una gran nube como un ángel volando. Era como un milagro. El cielo siempre habla. Era el recuerdo y el sueño. Recordé cientos de sueños en aquél lugar, recordé noches enteras leyendo las estrellas y contemplando sus fiestas. Recordé sueños de ayer que me hacían vivir soñando, pensando en los sueños de hoy que me hacen vivir sin soñar. ¿Cuál es la fina línea de separación entre sueño y realidad, entre sueño y recuerdo?


Ayer no quise saber más del mundo al que pertenezco y el tiempo que nos ha tocado, necesité esos minutos de aislamiento y silencio, caminar entre los árboles que parecen haber adoptado formas también humanas. Recordé cuántos árboles ausentes de ese antiguo bosque que los hombres y sus máquinas mataron hace años. Celebré a los vivos como viejos amigos, les hablé, abracé, sonreí, mientras todos saludábamos a ese sol como un ángel volando sobre las montañas, como un sueño lleno de esperanzas.

Ayer todos hablaban del mundo de locos que nos quieren volver locos; santifican a un viejo papa, matan a un hipotético terrorista, celebran el día del trabajo y el día de la madre, el muerto inexistente y el santo también inexistente, todo mentiras que enloquecen sin más finalidad que enloquecer y destruir, convencidos de que ellos se salvarán porque saben adónde van.


Recordé el libro "El mundo bajo los párpados" de Jacobo Siruela (Editorial Atalanta 2010), que estaba leyendo la noche del cambio de año, y supe que estaría todo este año hablando de sueños. Siempre tomo simbolismos los fines de año como continuidad para todo el año. Y ayer, al volver a casa, volví a abrir el libro al azar:

"Las viejas fórmulas ilustradas se han hecho rudimentarias y el universo se ha vuelto demasiado complejo. La visión materialista no tiene nada que ofrecer al respecto. Nada, salvo su creencia en la nada. Y ese frío concepto abstracto sólo sirve ya de escudo contra el miedo cerval que produce al materialista cualquier posibilidad, por remota que sea, de que todo su calculado programa sea falso, y que en lugar de desaparecer en la nada oscura, como había planeado, la conciencia se vaya a otra parte... como hacen las partículas elementales."

Hoy todos hablan de sueños, y celebro ver esta necesidad humana de soñar, y quiero seguir soñando y viviendo convencida de que, pase lo que pase, el sueño nunca nos lo tocarán. Venimos de un sueño y volvemos al sueño, por eso necesitamos soñar.

(Texto y fotos Eva Huarte. Se ruega respetar autoría)

domingo, 1 de mayo de 2011

País de las almas


Así nos despedimos anoche con mi amiga Laia, "Recuerda, país de las almas", me dijo casi ruborizada y tímidamente sonriente, mientras nos alejábamos en negra noche frente a un bar con iluminación de pequeñas luces, y de farolas en calles oscuras del Raval de Barcelona, entre mojitos y sonidos de almas que buscan y no encuentran, o almas que se encuentran sin buscar; unos gritan, otros callan. "Lo estoy viviendo todo como un sueño, acabo de aterrizar de Nuevo México", me decía Laia. "Bueno, yo vivo aquí y lo vivo también como un sueño". Le contesté sonriendo las dos.

Hacía muchos años que no nos encontrábamos, y anoche se produjo el encuentro, casi milagroso, entre miles de kilómetros de distancia y años de distancia, ella acababa de aterrizar de Nuevo México donde vive hace años huyendo de esta loca civilización, y salíamos las dos de disfrutar la misma mágica película de Jordi Esteva; "Retorno al país de las almas". Al terminar la proyección de la película quería ir hacia Jordi Esteva para hacerle una fotografía y agradecerle, pero de pronto ví salir entre el grupo de amigos que lo saludaban a una mujer alta, con media melena rubia corriendo hacia la salida; "¡Laia!", grité sorprendida mirándola mientras bajaba las amplias escaleras de piedra. Volvió a subir sonriente, nos abrazamos, sonreíamos y saludábamos a los creadores de la película; Jordi Esteva, Jordi Vendrell, Jordi Tresserras, Albert Serradó... almas, almas...



Nada en la película me había decepcionado; desde las primeras imágenes nítidas de colores sublimes africanos, el sonido profundo de tambores cantos y la voz en "off" limpia y profunda de Yeo, el alto y sereno protagonista que va narrando como retorna a su país para hacer una ceremonia ante la tumba de su padre, entre el ritmo, los rostros, las escenas africanas cotidianas, las voces que suenan lejanas entrando en las entrañas, nada faltaba, y rápidamente me atraparon disfrutando del viaje a las gigantes raíces africanas. La belleza de las mujeres, la profundidad de las palabras. Todo eran metáforas, mensajes, consejos sabios, comparación de ritos, cantos, religiones, la lucha entre el bien y el mal, la inevitable comparación del contraste con las apolilladas ceremonias cristianas...

Era el regreso de Yeo a sus tierras ancestrales, era el regreso de Jordi Esteva a la Costa de Marfil africana, era el regreso a las raíces de la humanidad con todas sus ceremonias ancestrales a ritmo de tambores y voces que salen van y vuelven de aquí y allá, como dice Yeo; "Los que en las sociedades modernas apartarían como locos, aquí los iniciamos para la magia y la curación", viene a decir. "Aquí respetamos la naturaleza escuchando su mensaje, tomando de ella justo lo necesario.... Es bueno evolucionar, pero es necesario no olvidar el pasado."

Sabias palabras, sabios mensajes para nuestras locas e incivilizadas civilizaciones actuales. Ahora que quieren prohibir también el uso de las hierbas como remedio a tantas enfermedades, ahora que discuten si son más baratas o prácticas las energías nucleares o alternativas más naturales... ahora que Occidente parece desvanecerse en una aparentemente imposible lucha contra el dominio del capitalismo y abuso de energías planetarias, mientras en Roma siguen santificándose y coronándose a sí mismos, ahora, por una película real de ceremonias chamánticas y rituales ancestrales que siguen practicando en otro punto del mismo planeta, ahora, podemos recuperar esperanzas sin miedo al retorno de nuestras raíces, nuestras almas. Sabemos lo que somos, de dónde venimos, y cómo la evolución acaba en decadencia.


Justo al terminar la película pregunté a una chica "¿Qué te ha parecido?" Ella comentaba maravillada que le recordaba a unas ceremonias típicas de Brasil, donde estuvo, y sonreímos, estábamos de acuerdo, le dije que asistí hace años a una ceremonia chamántica brasilera y había pensado lo mismo. "Y es que todos estamos en el mismo planeta, somos humanos", contesté.

Más tarde, junto a Jordi y Laia, comenté esta similitud del rito, "Es que estamos en el mismo planeta", comentó Jordi, la misma respuesta, coincidencias, metáforas, almas... Comentamos la maravillosa voz de Yeo y su mensaje, comenté las gallinas sacrificadas que me hicieron sufrir un rato... Pero son tres gallinas necesarias, importantes para un rito filmado por occidentales que dará la vuelta al planeta, espero y deseo... tiene una motivación, además de comerlas. Lo que no tiene motivación es la matanza de delfines y ballenas hasta su exterminio, acelerando su extinción y así la nuestra, con toda clase de contaminantes... Y no sigo...

Acaba de telefonearme mi hijo, riéndonos de la celebración de hoy, "Día del trabajo y Día de la Madre", otra coincidencia de esta primavera. Le recomiendo la película "Retorno al país de las almas", él que sigue siendo ecologista como aprendió en Formentera en los años 70, con novia ecologista también, ellos que son jóvenes llenos de amor y de alma viendo un gran futuro esperanzador, ellos van a ver "Retorno al país de las almas" esperanzados también. Y me decía ayer Laia; "En Nuevo México la gente tiene esperanza, tienen ilusión de futuro, aquí la gente está parada, no ven futuro ni tienen esperanza, por eso también huí. Allí, entre gente sencilla, se te abre el alma!"


Creo que mientras haya magia, y la bondad como el amor es magia, hay esperanza, y como decía Yeo, el protagonista, al final de la película; "Mientras quede el sonido de un tambor, vendrán los buenos espíritus."
Me hizo pensar en el poema de Bécquer que aprendí de niña; "Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía."

No sé si anoche viví en sueño o realidad, pero sigo creyendo que existe la magia.
Y así las ¡almas!

(Texto y fotos; Eva Huarte. Se ruega respetar autoría)