jueves, 30 de septiembre de 2010

Políticos bajitos y pies planos


Vaya guateques se están montando los políticos incluídos sindicatos, claro, son los mismos.
Y el pueblo siempre inocente; en el mes de mayo empezábamos a revolucionarnos buscando ideas proponiendo paros y huelgas indefinidas, retirando el dinero de los Bancos, no pagando multas ni impuestos, se proponían ideas y buscábamos fórmulas intentando hacer reaccionar a los señores de la gran banca, porque los políticos ya sabemos, no son más que muñequitos de los grandes mandatarios, por eso los eligen así; sin son de derechas que sean bajitos, como fueron Hitler y Franco, así metieron a Aznar en el gobierno español representando a la derecha, nunca conocí a nadie que dijera que le había votado, bueno sí, mi suegra y un amigo que quería hacerse rico y sigue en el paro. Pero los políticos no los elegimos, los eligen, con una buena campaña de publicidad y marketing.

Y para representar a la falsa izquierda ponen políticos altos, como Felipe González y ahora el zapatitos, (que nadie conocía) Zapatero de pies planos, también Sarkozy tiene los pies planos, y además es bajito, vaya, lo tienen todo, hasta las armas para venderlas a Grecia. Calzan el mismo zapato.
Y mira que son patosos incluso caminando, no me los imagino bailando ni caminando descalzos por las rocas punzantes como erizos en Cap de Creus, ni siquiera los imagino calzados con unas botas militares corriendo tras un enemigo. Antiguamente no aceptaban para soldados a los chicos con pies planos. Así que es bueno que los políticos de pies planos representen a la izquierda, como si fueran la negación a la guerra.

Pero vaya guerra nos han montado los "izquierdistas". Una huelga que debía ser para el mes de mayo de parte de la sociedad, del llamado pueblo llano, de personas que sufren abusos de impuestos, paros, injusticias, falta de vivienda, jóvenes y menos jóvenes, mayores y menos mayores, se convirtió en una huelga politizada por los sindicatos que no han dado golpe durante años. Siguen las divisiones, los que decían que sí a la huelga politizada y los que decían que no, políticos y sindicatos cobrando extras por la huelga, piquetes cobrando, y el pueblo pagando.

¿Qué ha creado esta huelga? Más delincuencia, más irritación y enfrentamientos entre la misma sociedad. Sabían que un grupo extenso de jóvenes anti-sistema estaban okupando un edificio bancario, pero no los echaron, sabían que los necesitarían para el expectáculo televisivo de la huelga, los atacarían el mismo día de la huelga y así saldrían bien cargados encolerizados quemando contenedores, coches de "Mossos" o policia, escaparates... Y así ganarían protagonismo políticos y politiquillos culpabilizándose y pidiendo dimisiones, y el insulso alcalde Hereu de la Barcelona post olímpica, post Clos post Maragall diciendo que "pagarán con todo el peso de la ley". ¿Quién pagará? Los padres y madres de esos jóvenes rebeldes. Los dueños de los locales con los cristales rotos. Se critica a los jóvenes si no hacen nada, se les critica si muestran su indginación y rebeldía... El caso es buscar siempre culpables incapaces de reconocer lo mal que lo estamos haciendo los mayores. Los jóvenes son siempre una muestra del mundo que hemos hecho y han encontrado. Pero nos cuesta aceptar la verdad y realidad, para no descubrir nuestra parte de culpa.

Más paro, más subidas de impuestos... nada ha cambiado, al contrario. La gran rebeldía que empezaba a despertar en Mayo del 2010 la politizaron poniendo fecha para septiembre coincidiendo con las elecciones y así todos pendientes de los guateques de los políticos. Y la sociedad seguirá irritada y callada como siempre, irá a votar en blanco o en negro creyendo que hacen algo (voto de consolación) y continuarán pendientes de la visita del papa de Roma a Barcelona, nada más y nada menos que a la Sagrada Familia catalana, con obras por encima y por debajo. Seguirán metiendo el fútbol entre fiesta y fiesta, y aquí no pasa nada, al contrario.
Casi todos felices por una patada a un balón como metáfora de la bola del mundo. ¡Viva la democracia! Y la revista del corazón de los señores seguirá en alza; Política-economía-futbol. Si supieran de la vida tanto como de fútbol...
Dice Jordi Pujol que si hay alguien más poderoso que el Vaticano actualmente es la Fifa, o la Uefa.

Y así podríamos seguir con esta fiesta artificial llamada democracia. Aquel estado "ideal" que los griegos no lograron salvar.
Eso sí, a Obama lo veo mal, cada día más blanco o amarillo y los labios morados... algo anda mal en el poder, me temo que intentan hacer ver su gran poder sabiendo que este sistema tiene los días contados.


Así que mientras, mi mejor sonrisa para esta fiesta con tanta estrella mediática y tanta comedia política y religiosa. Los políticos de negro como para un funeral, los religiosos con sus largas faldas de tafetán como reinas del baile, y ya tienen a más de media humanidad pendiente del televisor para ver quién baila mejor, qué sigue pasando; miles de personas que mueren día a día por hambre, bombas, crímenes... y los impresentables políticos hablando y hablando vestidos con sus uniformes negros como ejércitos de moscas y moscardones. Ya nos tienen bien distraídos hasta Navidad.

A no ser, como vengo diciendo y decimos muchas personas, que la naturaleza se manifieste de verdad y deje de funcionar ese gran medio que es el televisor, gran arma de manipulación psicológica de los grandes conspiradores de las últimas décadas, y dejará de funcionar internet, y los móviles, y no nos quedará más remedio que volver a tocar la realidad inmediata, entendernos con los vecinos de al lado sin mirar más allá.

Y esta civilización que tanto se ha robotizado dando prioridad a las máquinas, olvidando su origen y humildad ante la ley universal, se tendrá que humanizar con un baño natural de humildad.
El hombre ante la naturaleza no es nada, nada, tanto que lucha para olvidarlo la naturaleza se lo recordará.
La naturaleza tendrá la última palabra.
Seguiremos bailando a la "belleza que es bondad", como decía Gaudí, lo que sujeta y salvará al mundo, de lo contrario, ya habríamos desaparecido.
En este momento estamos.

Eva Huarte
(Fotos; E.H. se ruega respetar autoría)

sábado, 11 de septiembre de 2010

Día-da-dá


Al despertar temprano he sentido que tenía que seguir durmiendo, pero de pronto he recordado que a las 12 había quedado con una amiga en el Ateneu. La gata ya me avisaba para que me levantara, y haciendo un sobre esfuerzo casi como una grúa he ído directa a mirar el reloj y preparar el café. Aún me quedaba tiempo, que no sé porqué, por las mañanas pasa más rápido, o lo arrastro intentando alargarlo dándome tiempo a sentirme un poco más despejada.

Era la "Diada", es el 11 de Septiembre, "Onze de setembre" en catalán, aunque los políticos catalanes con sus ridículos y gastadísimos "mitines pre-electorales" hablen especialmente en castellano, para arrasar todas las psicologías culturas razas lenguas... intentando recuperar votos que perdieron hace tiempo. Confían en el "estoque" de haber prohibido las corridas de toros a finales de Julio, (época en la que nunca trabajaban en el Parlament), aunque la ley se aplique dentro de dos años, todo este tiempo que tienen para seguir "toreando" al pueblo siempre víctima inocente y esclavo, aunque el pueblo piense, uno por uno y masivamente, que saben más que los políticos impresentables que se han impuesto y más tarde han votado. Pero siguen, bien distraídos y crespados, ya es lo que quieren la política y sus muñecos...

Me he vestido como una muñeca casi catalana mezcla mediterránea, una blusita naranja rojiza fina con estampados de delfines. Una faldita naranja y roja de algodón con fondo blanco con dibujos geométricos casi como un friso griego. Y el pequeño gran detalle, "ses espardenyes", las alpargatas típicas payesas de color rojo compradas en Cadaqués, regalo de una buena amiga el pasado año.
Mi amiga como otra muñequita más a lo "Bibis", le digo yo, su corta melenita rubia casi blanca, su blusa canesú azul, sus perlitas collarcitos y pantaloncito blanco. Pero las dos divertidas. Después de hablar criticar la realidad y el artificio, las noticias del diario la "Diada", recordar el 11-S de N.Y. y criticar casi al mundo entero, hemos comido en un restaurante chino, pero con un Viña Sol de Torres, el toque catalán.


Nuestra intención era bailar sardanas, aunque sólo aguantáramos dos pasos, pero resulta que las sardanas serán mañana, hoy tocaba "puntaires", que me encantan; esa hilera de mujeres sentadas con sus ovillos sonando entre los dedos dibujando bonitas puntillas para adornar sábanas o para la virgen que más aman.
Así que hemos ído a la playa a bailar nuestra sardana individual mirando al Sol sobre el mar, a favor y en contra del viento, que arrastraba las olas con fuerza y un sonido parecido el rugido de una vieja orquesta de leonas en la selva... la risa nos quitaba fuerzas para mantener solas el equilibrio sardanístico que nos parecía más una sardana "tai-chi", quizá la inspiración de la comida china. Pero hemos reído, ese idioma tan universal.

Dicen, y decía Stefan Zweig, que las guerras son "Dadá", y realmente es así. La guerra quiere la desintegración de la realidad, lo mismo que intentaron los primeros dadaístas entre guerras. Y el día ha sido Dadá porque la realidad es Dadá. Quizá por este motivo no se huelen nuevos y distintos movimientos artísticos, seguimos en una estúpida situación de guerra fría como si la única guerra fuera aún las metralletas de "o tú o yo", como explicaba mi padre. Y no, hay muchas clases de guerras.


Mientras nosotras surrealistas bailábamos nuestra particular sardana en la playa, a pocos metros de la misma playa un niño encontraba en la orilla del mar, bajo el agua, una vieja bomba de guerra... esto es surrealismo o dadísmo? Realidad. el niño ha llevado la bomba a su abuela dejándola sobre su toalla, creándose la alarma. Los "Mossos" o policía municipal han ído para controlar la situación, han cogido con cuidado la bomba especialistas que analizarán esa bomba en su laboratorio, y si es necesario la desactivarán. No sabemos cómo ni dónde, pero ojalá fuera así de fácil desactivar la situación explosiva y real en el planeta. Y por fín hubiera realmente paz. No más esperanza, no, sólo paz, alegría, creatividad. Amistad.
Y esto sólo lo da la verdadera libertad.

(Fotos; E.H. y María Ribas Castany)

September a la inglesa


Me enamora Septiembre, algunos puntillistas prefieren setiembre, pero prefiero el "sep", le da un tono más elegante, también más inglés, indica el séptimo mes, lo que era antiguamente, antes de que los emperadores romanos se atribuyeran el poder del Sol, Julius César se atribuyó el mes cenital de Julio, y César Augustus el mes de la maduración de la granada y los frutos rojos, el mes de "las Asunción de la Madre de Dios", cuando la naturaleza sangra de tanta madurez, el mes de Agosto. Las estaciones nunca han sido iguales, los calendarios tampoco, pero creo que nos han vuelto un poco locos con tantos cambios a través de la historia, han metido un buen galimatías. ¿Cómo el mes de septiembre, que significa siete, es el noveno mes del año? ¿Por qué no le cambiaron el nombre al mes septiembre cuando los emperadores romanos nos hicieron el salto?
Pero resisitimos año tras año, intentando entender, y sobretodo, disfrutar y reír al final del verano.


Me gusta el mes de Septiembre, el noveno mes despues de los "césares", el Sol sigue su curso bajando del punto cenital, me gusta el brillo del Sol cayendo sobre el mar como una lluvia de diamantes sobre un espejo. Me gustan sus vientos y las mareas altas imitando al cielo con zafiros horizontales jades turquesas esmeraldas diamantes y la espuma de las olas como crines de caballos blancos, todos bailan... es mi cofre particular y natural. Son los últimos pasos del baile estival.


Voy a la playa y lo primero que veo desde las dunas es la punta de dos sombrillas, y me pregunto quién habrá debajo mientras voy caminando y disparando, casi siempre son un hombre y una mujer de "segunda juventud", como decía Dalí a su tercera edad...
Y niños en la playa, casi solitarios, con sus abuelos, que juegan a saber quién es más niño. Jóvenes casi desnudas como la arena brillante y mi sonrisa ante aquella playa casi desierta donde hace pocos días no podía ni caminar...
Recuerdo desde que era casi una niña cómo esperaba el mes de septiembre en la playa, cuando se vaciaba y llegaban los turistas ingleses, "los turistas de clase, elegantes", decían. Y soñaba ser inglesa algún día...



En Septiembre empieza también la "Fira del Llibre Vell" en Barcelona. Adoro los libros viejos, son mi otro cofre. Aunque ahora no lo tengo, como un viejo pirata tengo mis libros guardados en cajas en el garaje de casa de una amiga. Gracias a las leyes piratas... otro día lo explicaré. Pero estaba en la playa tras esta mujer intentando adivinar el libro que leía, sin querer molestarla, mientras su marido caminaba por la orilla.

(Abuelo y nieto jugando a ser niños, la paloma sigue paseando tranquila cómplice y testigo)

Al atardecer todo fue distinto, un viento huracanado, -dicen que fue un tornado-, jaleó el ambiente al punto de absorver objetos y dejarlos caer en otro extremo. Como en la magnífica película "El mago de Oz".
Subí corriendo a la terraza para recojer las sábanas tendidas en principio a pleno Sol, y al abrir la puerta el viento me empujó con violencia de nuevo hacia el interior, intentando superar su fuerza salí y las sábanas venían hacia mí al tiempo que saltaban solas con pinzas incluídas, luchando para que el viento huracanado no me lanzara a la terraza vecina, y mojada como una fregona dejando charcos de agua pude entrar en casa.

Fotografías y sonrisas... no pude fotografiar el pequeño tornado, pero septiembre sigue siendo, simplemente, romántico*

(Fotos: E.H. se ruega respetar autoría)

miércoles, 8 de septiembre de 2010

"La visión del mundo a través de los ojos de Dios"


Hoy he vuelto a la playa casi desierta, rugía el mismo fuerte viento de ayer y las olas se alzaban encrespadas como crines blancas intentando llegar aún más cerca de la tierra, el cielo era un cristal azul transparente tras las lluvias nocturnas, y el Sol caía sobre el mar como una lluvia de diamantes sobre un espejo.
He vuellto a sonreír como una niña enamorada caminando por la orilla, jugando con las olas, contemplando esa lluvia de diamantes sobre el mar, y sin poder evitarlo, he vuelto a recordar las palabras de Isak Dinesen;
"la visión del mundo a través de los ojos de Dios".


(Isak Dinesen)

Ayer, 7 de Septiembre, fue el aniversario de la muerte de una de las mujeres y escritoras que más amo y admiro; Isak Dinesen, su nombre completo de nacimiento era el de Karen Christence Dinesen, hija del militar Whilhelm Dinesen, quien se dirigía a su hija preferida con nombres y diminutivos como Isak, Karen, Tane...
Algunos dicen que Isak Dinesen es pseudónimo de Karen Blixen, otros que Karen Blixen es pseudónimo de Isak Dinesen. Ninguno de los dos nombres es pseudónimo (aunque utilizó otros).
En los países escandinavos la mujer pierde el apellido paterno al contraer matrimonio, así, al casarse con su primo segundo Bror von Blixen, pasó a llamarse oficialmente Karen von Blixen, y así firmó algunas de sus obras. Pero es especialmente conocida literalmente con el nombre de Isak Dinesen, como firmó sus primeros relatos y la mayoría de sus obras literarias.

Así la conocí, como Isak Dinesen, a través de la biógrafa Judith Thurman (The life of storyteller) traducida al castellano y editada por Planeta en 1986; "Isak Dinesen, Vida de una escritora", antes de que nos llegara la película "Memorias de África", basada en sus obras "Out of África", Lejos de África, y Cartas desde África, así como en la biografía de Thurman, quien asistió al rodaje la película para que la historia fuese fidedigna, pero hay que decir que la película, aparte de su belleza y el buen trabajo de sus protagonistas (Meryl Streep y Robert Redford) tiene graves errores tanto literarios y biográficos como de puesta en escena, una de ellas en que Bror entra en casa de Karen para decirle que su amado Denys ha muerto, cuando en su libro indica que fue la esposa del embajador quien le dió la triste noticia cuando estaba en el pueblo. A Karen, esa alteración de la realidad no le habría gustado.

Pero no quiero señalar los errores de la película, hoy quiero recordar a Isak Dinesen como la mujer especialmente sensible y libre, independiente, culta, inteligente, irónica y divertida, con una gran fuerza de carácter y voluntad para sortear todos los obstáculos que le mostró la vida; desde la muerte de su padre por suicidio, siendo ella una niña, hasta "el fiera" de su marido o las fieras de África, luchando también casi toda su vida contra varias dolencias físicas abdominales, que atribuían a la sífilis que le contagió su marido mujeriego y vividor. Aunque mi teoría (y últimamente empieza a barajarse) es que Isak Dinesen debió heredar la enfermedad de su padre, quien se suicidió por no soportar las consecuencias de la sífilis que padeció durante muchos años. Quizá todo contribuyó a que Isak Dinesen sufriera la enfermedad, y aunque la superó, no pudo tener hijos, lo que contribuyó a fuertes depresiones y esos dolores físicos. De ahí su extrema delgadez y carácter cambiante, pero siempre creativa y fiel a sí misma: "Todo se cura con sal, con sudor, con lágrimas o con el mar".

(Hoy a mediodía)

Igual que hacía Isak Dinesen, he querido reservar para el final lo más importante en su vida junto con la literatura; su gran amor con Denys Finch-Hatton, sus días y noches en África que tan bellamente nos relató, sus conversaciones, complicidades, sensibilidades, intuiciones, aventuras, su cultura y refinamiento espiritual y de costumbres, y aquél primer vuelo en su avioneta sobre el paisaje de África.

Antes, cada vez que contemplaba una puesta de Sol o un paisaje de mar al amanecer pensaba; "Es como un milagro, eso es dios". Desde que conocí a Isak Dinesen y sus más bellas descripciones de la belleza de África, cada vez que miro una puesta de Sol, una avioneta volando sobre el mar, o un paisaje desierto con todos los colores del Universo pienso en ella, sonrío y repito sus palabras; "La visión del mundo a través de los ojos de Dios".

Hoy he vuelto a recordarla.

(Fotos color y texto: Eva Huarte)

jueves, 2 de septiembre de 2010

Siguiendo mis huellas


Ahora me río pensando la comedia que hago conmigo misma, escribiendo y pensando si me escribo a mí misma como única seguidora de este blog o alguna cabecita más se asomará por aquí y reirá como yo. No entiendo todavía el sistema interno de estos aparatos de alta media o baja tecnología, como no entiendo el mundo o la sociedad con sus clases altas medias o bajas, ni políticas ni máscaras...

Y hay que reír, porque es lo más sano que la naturaleza nos ha dado. Y porque como escribe Enrique Vila-Matas; "la esperanza no es lo último que se pierde, es el humor"!

Hace unos días una amiga me decía que intentaba apuntarse como seguidora de este blog pero le salía un letrero diciendo que "la página no existe". Enseguida, asustada y casi ofendida porque creo que existe y existo, fuí a comprobarlo, y apuntada quedé como única seguidora de este blog, sintiendo un pequeño ridículo de mí misma y ante mí misma, ya que no hay más seguidoras/es. Pero de repente me doy cuenta de que puede ser incluso una cortesía para facilitar el ánimo a personas tímidas que tengan dudas en apuntarse. Y, al fin y al cabo, ¿quién mejor que yo sigue este blog?

Es graciosa la metáfora y coincidencia; esta mañana paseaba, ¡por fin! por la playa casi desierta, el día era nublado, gris plateado, contemplaba maravillada esas enormes nubes blancas de algodón sentadas en el horizonte y una avioneta cruzaba el cielo de finas nubes grises por donde el Sol se filtraba como un milagro, iluminando el mar como rayos plateados. Dos chicas casi desnudas entraban en el agua un poco más allá, casi al tiempo que lo hacía yo. Por un momento he visto la imagen de Karen Isak Dinesen y su amado Denis bañándose en las aguas de su adorada África. Me he sumergido girando el cuerpo con la mirada en el cielo y aquellos rayos que se filtraban, dando las gracias por el placer del momento. Y al salir, las olas se acercaban a las huellas que había dejado como si intentara borrarlas sin conseguirlo, como he intentado borrarme como seguidora de mi propio blog, no hace falta decir el resultado. No puedo evitarme a mí misma. He empezado a caminar queriendo seguir mis propias huellas pensando que aún existía, que aún existo. Me lo han dicho la Tierra y el Mar, y eso me ha hecho sentir feliz y sonreír. Sí, existo! Si consigo quitarle la "s" y acentuar la "é", será un éxito!

Si seguimos nuestras huellas, que sea riendo, o al menos sonriendo.

(Foto: Eva Huarte)