domingo, 15 de agosto de 2010

* Asunción Antiprotónica *



*Assumpta Corpuscularia Lapislazulina-Salvador Dalí*

Y por obra y gracia la Virgen ascendió al cielo convirtiéndose en Madre de Dios. Algo así me enseñaron en el colegio, Catecismo y Misal en mano, entre inciensos, cantos, velos blancos y largas túnicas azules, viendo como mi madre, representada por una escultura de buen arte español, subía al cielo acompañada de angelitos regordetes llamados querubines, palabra que en hebreo significa buey, según nos traduce Voltaire en su Diccionario filosófico. No imagino a mi madre ascendiendo a los cielos acompañada de dos bueyes, aunque sí la imaginaba etérea y azul como sus ojos ascendiendo mientras sus hijas niñas la contemplábamos tal como nos decían las monjas; la Virgen y Madre de Dios es nuestra Madre también, de todos.

Al pasar los años fuí leyendo y estudiando cuál sería aquel extraño significado de virgen madre de todas las madres, de Dios, de... Al fin encontré el significado cultural; el mes de Agosto madura la fruta hasta sangrarla, todo llega al extremo de su madurez, salen insectos por todas partes que devoran tomates, sandías, granadas... frutos rojos siempre, la madurez llega al estallido y a partir de entonces la naturaleza se regenera. Los cuerpos se regeneran, la sangre se regenera. La representante de la vida y de la sangre es la mujer. Eso no se puede negar.

Y cada 15 de Agosto me enamoro de mi Madre de Dios y de todos y especialmente mía, y la celebro con protones por partida doble, o triple protónica; por María y Asunción, por mujer y madre que soy. Y cada 15 de Agosto me enamoro de "La Asunción Antiprotónica" que creó Dalí devorando el mensaje de la fuerza de la sangre:
"La Asunción es el punto culminante de la voluntad nietzscheana de dominio femenino , ¡la supermujer que asciende al cielo por su fuerza viril de sus propios antiprotones." Según nos explica en su "Diario de un genio"
El 7
"Gala es aún más hermosa"

Y yo hago una reverencia a la Asunción de Dalí y de Gala y al cielo azul de Agosto y a la vida que aún me permite abrir y cerrar los ojos para contemplar sus maravillas y la Assumpta Corpuscularia Lapislazulina de Dalí*
Y doy las gracias*

No hay comentarios:

Publicar un comentario